Enfermedades

¿Qué es el síndrome de Tourette?

El síndrome Tourette es un trastorno neurológico que se manifiesta primero en la infancia o en la adolescencia. ¿En qué consiste?

Quien lo sufre suele experimentar tics motores y fónicos.
¿Qué es el síndrome de Tourette?

El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico que se manifiesta primero en la infancia o en la adolescencia. Según la Asociación de este síndrome en América, entre sus características, destaca que quien lo sufre suele experimentar tics motores y fónicos que perduran durante más de un año.

Lo más importante de este síndrome que no hay barreras para que los afectados puedan conseguir lo que se propongan de su vida personal y profesional.

Qué síntomas aparecen

Según Tourette Association, los primeros síntomas son movimientos involuntarios (tics) de la cara, de los brazos, de los miembros o del tronco. Suelen ser frecuentes, repetitivos y rápidos.

También pueden producirse otros síntomas como el toqueteo, los pensamientos y los movimientos reiterados y los trastornos obsesivos.

A su vez, describen tics vocales que se producen junto con los movimientos. Las vocalizaciones pueden incluir gruñidos, carraspeos, gritos y ladridos. Desde esta asociación explican que tales síntomas suelen ser distintos de una persona a la otra y varían de muy leves a graves, la mayoría de los casos corresponden a la categoría leve.

Consecuencias de este síndrome

Todo ello puede dar lugar a algunas consecuencias tales como déficit de atención (TDAH/TDA), impulsividad, conducta obsesiva compulsiva y trastornos de desarrollo del aprendizaje.

A quiénes afecta más

El síndrome de Tourette suelen darse en todas las personas por igual, y es de resaltar que afecta entre 3 y 4 veces más a los hombres que a las mujeres.

En la mayoría de los pacientes se observa una mejoría al final de la adolescencia, pero los síntomas pueden persistir hasta la edad adulta en aproximadamente un tercio de los pacientes.

Qué causa este síndrome

Según esta asociación, el trastorno es el resultado de la actividad anormal de al menos una sustancia química (neurotransmisora) del cerebro llamada dopamina. No se descarta que otros neurotransmisores, como la serotonina, también puedan estar implicados.

La herencia es otra causa, pues una persona que sufre este síndrome tiene aproximadamente un 50% de probabilidades de transmitir el gen a uno de sus hijos en cada embarazo por separado.

¿Cuál es su tratamiento?

El síndrome de Tourette no tiene cura, ahora bien, según la Federación de Enfermedades Raras de España, se puede tratar según un enfoque multidisciplinar (neurólogos, psiquiatras, psicólogos y trabajadores sociales) en sus formas más graves. En las formas leves, se recomienda frecuentemente la información y el manejo psicológico.

Lo último en Salud

Últimas noticias