Bebidas

¿Por qué es peligroso beber té de la infusión de ayer?

¿Sueles preparar el té con las hojas de ayer? Aquí te damos algunos consejos prácticos que debes tener en cuenta. Mejor el té reciente cada día.

Infusión del día antes
No bebas té de ayer

Un estudio realizado en China muestra que el té negro puede volverse tóxico con el paso del tiempo. Este proceso comenzaría solamente 15 minutos después de que la infusión es preparada y, si se consume al día siguiente, podría causar diversos síntomas de intoxicación. Una experta nutricionista explica este proceso y ofrece algunas recomendaciones para evitar los peligros de una bebida que, si se bebe de la forma adecuada, es muy saludable.

¿Por qué no es conveniente beber el té de ayer?

La nutricionista Elena Solomatina explica que el té contiene aceites esenciales que se esparcen sobre la superficie de la taza cuando se infunden las hojas en agua hirviendo.

Esto no lo notamos cuando bebemos el té, pero si no terminamos de beberlo, podemos observar en los bordes de la taza una película muy fina. Esta contiene varios compuestos orgánicos saludables como taninos, los que se oxidan al contacto con el aire.

Cuando esto ocurre, microflora patógena aparece en la taza, en especial si el té contiene azúcar. Las hojas del té húmedas comienzan a desarrollar hongos durante la noche, por eso es necesario filtrar el té. Pero estos patógenos crecen en las micropartículas de la taza, aunque estas no puedan verse a simple vista.

Si el té se bebe por la mañana, se ingieren estas microtoxinas, incluso si el té vuelve a hervirse o se prepara una nueva infusión con agua hirviendo, utilizando las hojas de té del día anterior.Infusión de ayer

Con las bolsitas de té ocurre lo mismo. No es conveniente volver a verter agua hirviendo en las bolsitas de té usadas, pues con el té beberemos estas sustancias tóxicas.

¿Cuál es el riesgo de beber el té de ayer?

La nutricionista dice que este no es un gran peligro, pues no nos envenenaremos bebiendo un té del día anterior, pero el cuerpo debe combatir a estos patógenos y desperdiciará sus recursos y energía. Como resultado, el sistema inmune se debilita.

Los síntomas de beber el té del día anterior pueden ser problemas intestinales o alergias. Dado que la sangre transporta estas toxinas para ser eliminadas, también se ve afectado el hígado, el responsable de limpiar la sangre de las sustancias que son tóxicas.

Sin embargo, el daño mayor, explica Solomatina, es el que puede ocurrir a largo plazo. No solo el hígado puede dañarse, sino que también existen riesgos cardiovasculares.

Por estos motivos, es importante hacer nuevo té a la mañana, con hojas frescas y secas, o con una nueva bolista de té. Es una solución simple para no correr riesgos y obtener los beneficios de esta bebida tan saludable.

Comparte esta información en tus redes y recomienda a tus amigos no beber el té del día anterior, ni tampoco preparar nuevo té con las hojas que ya se han infusionado.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias