Mejorar la calidad de vida

Incorporar una rutina de ejercicio en personas con hemofilia mejora su estado físico y psicológico

El programa Hemovimiento consiste en diversas sesiones grupales de ejercicio físico, de una hora de duración, en las cuales se combina el trabajo de movilidad, fuerza, flexibilidad y relajación

personas con hemofilia
El programa consiste en diversas sesiones grupales de una hora de duración.

Con el objetivo de que las personas con hemofilia adquieran estilos de vida saludables e incorporen el ejercicio físico a su vida diaria, la Asociación de Hemofilia Aragón y La Rioja (HemoARALAR), la Sección de Hemostasia y Trombosis del servicio de Hematología del Hospital Miguel Servet, junto con el Espacio CUMEA, y con el apoyo de Roche Farma, ponen en marcha el Programa Hemovimiento. El proyecto, que se inicia en Zaragoza, proporcionará todas las herramientas necesarias para establecer estilos de vida saludables, con el fin de que estas personas mejoren su estado de fuerza para conseguir una mayor estabilidad ósea y movilidad articular.

«Proyectos como Hemovimiento nos inspiran para trabajar día a día por y para los pacientes, ya que son nuestra prioridad. Gracias a este tipo de iniciativas tenemos una relación más directa que nos ayuda a conocer de primera mano cuáles son sus necesidades. Nuestro objetivo es seguir invirtiendo en el desarrollo de diferentes recursos que contribuyan a mejorar su calidad de vida», asegura la doctora Beatriz Pérez Sanz, directora médico de Roche Farma España.

Por su parte, José Mª. Ruiz Bueno, presidente de HEMOARALAR, destaca que los pacientes siempre tratamos de obtener los mejores tratamientos y la mejor atención médica para nuestra enfermedad. A medida que vamos teniendo acceso a los productos farmacéuticos más avanzados y que nos proporcionan una mejoría en el estado de nuestra patología, podemos abordar otros aspectos de la salud que son una asignatura pendiente, condicionada precisamente por nuestra enfermedad de base. Programas como Hemovimiento vienen a dar respuesta a esas carencias, debidas precisamente a la recomendación de evitar el ejercicio físico para evitar procesos hemorrágicos, y que son igualmente importantes para disfrutar de una buena salud general.

Los beneficios del ejercicio físico en la hemofilia

Existen estudios que muestran que la práctica de actividad física mejora la eficacia de los tratamientos frente a la hemofilia, y que es clave en edades tempranas para favorecer el desarrollo óptimo del organismo, ya que entre sus beneficios está la estabilización articular, la mejora en el sistema musculoesquelético, además de proporcionar también mejoras psicológicas y sociales.

El ejercicio físico mejora también la función cardiovascular, la fuerza y la composición corporal como elementos esenciales para gozar de un buen estado de salud. Teniendo en cuenta todas estas ventajas, los expertos creen que los programas de ejercicio físico deberían ser facilitados y promovidos como parte del tratamiento de la enfermedad a lo largo de la vida de las personas con hemofilia.

Tal y como explica la Dra. Nuria Fernáncez Mosteirín, Médico hematólogo de la Sección de Hemostasia del Hospital Miguel Servet, la importancia del ejercicio físico en las personas con hemofilia y el abordaje multidisciplinar,…. radica en que el tratamiento hemostático por sí solo no es suficiente para la prevención y el tratamiento de los sangrados musculoesqueléticos. Es más, un hábito de vida sedentario favorece el riesgo de sobrepeso, así como una reducción de la fuerza, el equilibrio y la coordinación derivados de la inactividad, lo que favorece la aparición de nuevos sangrados y un incremento del daño articular. De ahí la necesidad de incluir programas adaptados de fisioterapia, ejercicio y deporte en el manejo integral de las personas con hemofilia, con el objetivo de mejorar no solo su salud articular, sino también por los efectos que sobre la esfera emocional y social de estos pacientes tiene la actividad física. Por tanto, es crucial estimular la práctica del ejercicio físico adaptado a las condiciones físicas y al perfil hemorrágico individual.

¿Cómo funciona el Programa Hemovimiento?

El Programa Hemovimiento, comienza el mes de abril y funcionará a lo largo de un año. Consiste en diversas sesiones en grupo de ejercicio físico (máximo siete u ocho personas), de una hora de duración, en las cuales se combina el trabajo de movilidad, fuerza, flexibilidad y relajación. Las sesiones están guiadas por un equipo de profesionales de los ámbitos sanitario, ciencias de la actividad física y el deporte y nutrición. Se realizarán en el Espacio Cumea, que es un centro sanitario de carácter multidisciplinar destinado a ayudar, obtener, mantener y recuperar el equilibrio del organismo. Para evaluar los objetivos se realizará a los participantes un test de condición física y de calidad de vida al inicio y al final de programa.

De acuerdo con José Mª. Ruiz Bueno, «estamos muy ilusionados con esta iniciativa, probablemente pionera en el país. Especialmente para los pacientes que no tuvimos tratamientos o que fueron muy precarios en nuestra juventud, y que por ese motivo arrastramos mayores secuelas. Acercarnos de una manera progresiva y monitorizada a la práctica del ejercicio físico esperamos que nos aporte nuevos y saludables hábitos que redunden en una recuperación de nuestros problemas articulares y de un mejor estado de salud general»

Lo último en OkSalud

Últimas noticias