Adelgazar

6 mitos falsos y bulos sobre la forma de adelgazar

A lo largo de nuestras vidas, hemos ido escuchando diferentes mitos falsos y bulos sobre la forma de adelgazar. Aquí analizamos algunos de ellos.

Mitos sobre perder peso
Perder peso, mitos y bulos

Según la OMS, a cada año se producen más de 2.5 millones de muertes asociadas a la obesidad y al sobrepeso. No obstante, el deseo de adelgazar no siempre se debe a cuestiones de salud, sino a patrones estéticos impuestos por la sociedad. La necesidad de lucir un cuerpo delgado, como sinónimo de salud y belleza, ha alimentado numerosas falsas creencias y prácticas peligrosas. A continuación, te invitamos a derrumbar falsos mitos sobre adelgazar y mantener un peso saludable.

6 mitos sobre adelgazar que debes dejar de creer

Se necesita comer muy poco para adelgazar

Muchas personas aún creen que necesitan sentirse hambrientas para adelgazar. Pero ello no pasa de un mito falso y peligroso. Cuando comemos muy poco, nuestro organismo tiende a entrar en un “modo reserva”, donde ralentiza el metabolismo para conservar nutrientes y reservas energéticas (grasas, fundamentalmente).

Por ello, comer demasiado poco es una de las peores estrategias para quienes desean “liberarse” de la grasa acumulada. Además, si reduces bruscamente tu ingesta de calorías y nutrientes, puedes debilitar tu sistema inmunológico y desarrollar síntomas como dolor de cabeza, cansancio y debilidad.

Comer varias veces al día ayuda a perder peso

La idea de que realizar pequeñas comidas varias veces al día favorece la pérdida de peso también viene siendo cuestionada. Cada vez más estudios apuntan a los beneficios de la práctica del ayuno intermitente en el tratamiento de la obesidad y enfermedades como la diabetes.

Pero, cuidado, el ayuno intermitente no tiene nada que ver con reducir drásticamente la ingesta de calorías y nutrientes. Se trata de redistribuir el aporte calórico y nutricional ideal para cada persona, de forma a intercalar periodos de ayuno y de alimentación. Con el objetivo de favorecer la utilización de las reservas de grasa como fuentes energéticas y favorecer los procesos metabólicos llevados a cabo por el organismo.

Solo se necesita comer saludable para adelgazar

Lamentablemente, este también es un mito sobre adelgazar. Una nutrición completa y equilibrada resulta fundamental para fortalecer el sistema inmunológico y mejorar el estado general de salud. No obstante, solo comer alimentos saludables no te asegurará perder peso.

Aunque en la práctica pueda resultar complejo, el adelgazamiento tiene un pilar muy sencillo: el déficit calórico. En pocas palabras, ello significa que, para adelgazar, necesitas ingerir menos calorías que las que tu cuerpo necesita diariamente.

Cuando comes de forma saludable, garantizas un aporte de nutrientes de buena calidad para tu organismo. Pero si no logras generar un déficit calórico consumiendo estos alimentos, no verás resultados en términos de pérdida de peso.

El ejercicio físico es indispensable para perder pesoEjercicio físico, adelgazar

Pues, no. La práctica regular de ejercicios físicos trae una infinidad de beneficios para la salud, y es eficaz para prevenir el sobrepeso. Sin embargo, por sí sola, no garantiza ni resulta indispensable para adelgazar. Los ejercicios físicos, lógicamente, implican en un gasto calórico (energético), que puede ser mayor o menor según su intensidad. No obstante, la forma más eficaz de realizar una restricción calórica para perder peso es mediante la alimentación.

En términos prácticos, ello significa que es posible adelgazar sin realizar ejercicios físicos. Siempre y cuando se adapte la dieta al objetivo de adelgazar, garantizando el déficit calórico.

Los carbohidratos engordan

Ningún alimento, por sí solo, nos hace engordar o adelgazar. La clave está en la combinación de los alimentos en nuestra dieta, y el aporte calórico total que esto supone para nuestro organismo. Los carbohidratos son la fuente primaria de energía para nuestro cuerpo. La reducción controlada de su ingesta puede favorecer la metabolización de las reservas de grasas (la segunda fuente energética para nuestro cuerpo). Pero ello no significa que sea necesario dejar de comer hidratos de carbono para perder peso.

Comer después de cierta hora de la noche engorda

Aquí nuevamente entra en juego nuestra capacidad de entender el adelgazamiento como un proceso. Si mantienes una dieta equilibrada y produces un déficit calórico, comer tarde no te hará engordar. Como tampoco dejarás de adelgazar por consumir ciertos alimentos después de X o Y hora de la noche.

Lo que sí puedes sentir es una sensación de pesadez o hinchazón si te vas a dormir algunas horas después de haber comido mucho. Entonces, conviene adaptar tus comidas y horarios de alimentación a tu rutina para evitar cualquier malestar o trastorno digestivo.

Lo último en Salud

Últimas noticias