Petit suisse casero

petit suisse casero
Receta de petit suisse casero, un postre divertido y saludable
Comentar

El petit suisse casero es uno de esos postres ideales para pequeños y mayores. Prepararlo es muy sencillo, nos permitirá controlar la cantidad de azúcar que contiene y será una experiencia de lo más enriquecedora. Esta iniciación al mundo de los lácteos y de los sabores dulces que hacen los más pequeños puede ser mucho más sana y divertida con esta receta. Con un poco de imaginación y una decoración de excepción, los mayores recordarán esos sabores tradicionales tan especiales. Este petit suisse casero es una bomba de sensaciones que tiene una base cremosa y deliciosa. Si te atreves con todo tipo de lácteos, toma nota de este petit suisse, quedará siempre de cine.

Receta de petit suisse casero

Ingredientes:

  • ½ litro de leche
  • 1 sobre de gelatina de fresa
  • 200 gr de queso crema
  • 200 ml de nata para montar
  • 60 gr de azúcar

Cómo preparar petit suisse casero

  1. Con las cantidades anteriores podremos crear 8 vasitos de petit suisse, pequeños o 4 raciones de postre para mayores. Sus ingredientes son muy sencillos y además de ahorrar en la elaboración, podremos evitar consumir el plástico de sus envases. Rellenamos directamente los vasitos o vasos en donde vamos a comerlo, mucho más cómodo y natural.Petit suisse casero
  2. En un cazo calentaremos la leche, cuando empiece a hervir la retiraremos del fuego. Añadiremos directamente el sobre de gelatina de fresa. Removeremos enérgicamente con las varillas para evitar que se formen grumos y quede lo más fina posible.
  3. Una vez tenemos esta base lista, llegará el turno de los otros ingredientes. Lo bueno de los petit suisse es la cantidad de calcio que deben proporcionar. El sistema que utilizaremos para lograrlo es incorporando el queso crema y la nata.
  4. Empezamos con el queso crema, para que quede mejor utilizamos la batidora. Lo importante es lograr esa textura cremosa tan necesaria. Una vez esté bien integrado pondremos la nata para montar. Le daremos acción la batidora hasta que quede perfecto.
  5. Por último, añadimos el azúcar, podemos hacerlos más sanos si lo sustituimos por azúcar moreno o stevia, edulcorantes más naturales y con el mismo sabor. Tendremos de esta manera tan sencilla lista la base de los petit suisse caseros.Petit suisse casero
  6. Los iremos poniendo en el vasito o vaso donde los serviremos e irán directamente a la nevera. Para que estén perfectos deberán estar unas dos horas antes de consumirse, ya habrá cuajado y estarán fresquitos. Podemos servir con un poco de nata montada y unos trozos de fresa, están increíbles.

Últimas noticias