Merluza Rebozada

merluza rebozada
Receta de Merluza rebozada: Cocina merluza a la romana paso a paso
Comentar

La merluza rebozada, mejor conocida en América y Europa, como merluza a la romana, es un plato muy apreciado en territorio español. Además de su exquisito sabor, tiene muchas proteínas y nutrientes.

Este plato, bajo en calorías, es una elaboración deliciosa y ligera. Sin embargo, es importante que esté acompañado por verduras vaporizadas, o cualquier otra guarnición idónea para pescado. También suele ser usado como aperitivo, sirviéndolo con alguna salsa para remojar. Esta puede ser de ajo, salsa cocktail, u otras opciones.

Propiedades de la merluza rebozada

La merluza es el alimento protagonista de este plato, con grandes valores nutricionales. Debido a que posee un bajo contenido calórico y graso, siendo su porcentaje en grasas de aproximadamente 12 gr por cada 100 gr de merluza.

Además, la merluza posee diferentes vitaminas y proteínas, que hacen que sea uno de los mejores alimentos para consumir. Especialmente, si se quiere disminuir la cantidad de comida chatarra que se consume. Algunas vitaminas de la merluza son: Complejo B (B1, B2, B3, B9, B12), aminoácidos esenciales, potasio, fosforo, hierro, yodo, zinc, magnesio.

Estas vitaminas, ayudan a fortalecer el sistema inmune y nervioso. La merluza rebozada es un plato ideal para niños. Gracias a que sus propiedades, las del pescado, contienen los nutrientes necesarios para balancear una dieta equilibrada y saludable.

Receta de la merluza rebozada

Ingredientes:

  • 4 filetes de merluza
  • Harina
  • Huevo
  • Aceite de oliva extra virgen
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta

Cómo preparar la merluza rebozada:

merluza rebozada

  1. Limpiar bien la merluza, extraer las espinas del filete. Este paso puede evitarse, si se pide en la pescadería que limpien los filetes de merluza. Es importante que el pescado sea fresco.
  2. Troceamos los filetes, en pequeños cubos. Sazonar con sal y pimienta al gusto.
  3. Picar en finos trozos el diente de ajo. Si se desea se puede triturar el ajo.
  4. Agregar el ajo al pescado, sin excederse, para no cambiar su sabor.
  5. Colocar el huevo en un recipiente, agregar la harina, y mezclar hasta tener una más homogénea.
  6. Introducir los trozos de merluza en la mezcla. Asegurarse de que los trozos queden bien empapados de la mezcla.
  7. Calentar una sartén con aceite suficiente.
  8. Colocar los trozos de pescado en la sartén, y freír a fuego medio.
  9. Una vez que estén dorados los trozos, reservar. Para evitar un exceso de grasa, puede colocarse un momento el pescado frito en papel secante de cocina.
  10. Servir caliente, y con alguna salsa acompañante.

Últimas noticias