Trucos de Cocina

Cómo hacer yogur con Thermomix

Cómo hacer yogur con Thermomix
0 Comentar

No hay duda que la Thermomix es un electrodoméstico de lo más cómodo para cocinar. Sobre todo para aquellas personas que carecen de mucho tiempo, y para que las que no nos movemos tan bien como nuestras madres en la cocina. Se pueden hacer todo tipo de platos, y uno de los lujos que nos permite, son los postres. Hoy hacemos yogur con Thermomix, casero, rápido y económico.

Elaborar yogures naturales nos garantiza que no tengan ni conservantes ni colorantes. Su composición tendrá tanta calidad como la de los ingredientes que hayamos comprado. Es decir, si lo hacemos blanco dependerá mucho de la leche que hayamos adquirido, y si le ponemos frutas, buscaremos las más frescas de la huerta.

Para preparar yogur con Thermomix para ocho personas no nos hace falta más de cinco minutos. Como cuando lo hacemos de forma manual, el proceso consiste en mezclar un litro de leche – mejor fresca que pasteurizada – un yogurt natural, dos cucharadas de leche en polvo o nata para dar cremosidad, y dejar fermentar. El azúcar lo dejamos a tu elección.

Esta es la receta de nuestro yogur natural pero si queremos que tenga algún sabor a fruta podemos añadir también mermelada o directamente frutas troceadas.

La idea es poner los tres productos básicos en el vaso de la Thermomix y ponerlos a mezclar durante 10 segundos en velocidad 3. Luego subimos a velocidad 1, durante cinco minutos y a 50 grados de temperatura.

Cuando lo saquemos, lo metemos en tarros que aguante bien el calor, para llevar al horno precalentado a 50 grados donde mantenemos la temperatura y apagamos. Esta última fase también podemos hacerla con la yogurtera o incluso tapándolos con un trapo – asegurándonos de que están sometidos al calor recomendado – para que fermenten. Debe estará alrededor de doce horas. Los grados son muy importantes porque si lo ponemos a menos, lo que conseguiremos es que se cuaje, y si lo ponemos a más se nos quedará líquido.

El yogur con Thermomix que hemos elaborado debe quedar muy cremoso. Es fundamental que nos quede la textura deseada. Lo servimos, una vez que lo hemos metido en la nevera para que esté bien fresco, acompañados de fruta para darle más sabor y que se convierta en un postre delicioso. Se me ocurre una buena combinación de moras, fresas, frambuesas o mango.

La parte positiva de que no lleven conservantes es que es mucho más sano y natural, la negativa es que debemos consumirlo antes de una semana.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas