Gatos

La lengua del gato: una herramienta para el aseo

lengua del gato
El gato se asea

Todos hemos visto al gato lamerse y frotarse la cara con sus garras. ¿Cuáles son las funciones de la lengua del gato? Aquí te contamos sus principales características.

La lengua del gato es un órgano que se constituye en una herramienta vital para este animal. Una de sus características más notorias es que es áspera como una pequeña lija, compleja en su composición y muy diferente a la humana y la de otras especies de animales. ¿Qué funciones, además de la gustativa, tiene la lengua del gato? A continuación, analizamos estas cuestiones.

Peculiaridades lengua del gato

Su textura particular es producto de la queratina de sus papilas gustativas. Estas papilas, con el resto de la estructura, cumplen con una serie de funciones esenciales para estos felinos. La mayoría de las personas piensan que el objetivo primordial es el aseo del pelaje. Y aunque sí es importante, no es las única de las tareas que tiene.

Estos filamentos o papilas cónicas con forma de ganchos, le dan al gato la habilidad de comer y beber silenciosamente. Además, les permite ingerir la mayor cantidad de agua u otro líquido en el menor tiempo posible. Es un arma de supervivencia y, aunque parece simple, es todo un proceso físico de la dinámica de fluidos.

El gato no cierra la boca al consumir bebidas como lo hacen los humanos. Su lengua permite la adhesión de las mismas, manteniendo el equilibrio entre la gravedad y la inercia del líquido. Doblan la lengua hacia abajo y en un fuerte impulso disparan todo al interior de su boca. Y lo hace a la velocidad de cuatro veces por segundo.lengua del gato

Otras funciones significativas de la lengua del gato

La principal está relacionada con las labores de aseo. Y es que para nadie es un secreto que estas mascotas de verdad se esmeran por estar siempre limpias. La lengua del gato es la herramienta perfecta para su acicalamiento diario. Estos mininos son muy flexibles y sus lamidas cubren todo su cuerpo; los filamentos de este órgano cumplen una función de peine, arrastrando la suciedad de su pelaje y manteniéndolo cepillado.

Al lamer sus pelos esparcen su saliva, que contiene germicidas y la capacidad de asimilar la vitamina D del sol. Por otra parte, las lamidas, junto con el ronroneo, ayudan a esta mascota a calmarse y relajarse. De esa forma es posible saber si está bajo estrés de acuerdo a la frecuencia del acicalamiento.

Finalmente, como depredador exclusivamente carnívoro, el gato cuenta con otra gran ventaja dentro de este hidrostato muscular. Los filamentos de queratina son ideales para que la presa quede aprisionada. Es otra función que favorece la supervivencia de este encantador y misterioso felino de vida doméstica.

Temas

Lo último en Mascotas