LA 2ª GRABACIÓN DE VILLAREJO A CORINNA

Corinna: “El Rey me dijo que quería quitar a Rajoy y que necesitaba a Rubalcaba para salir aforado”

Durante la conversación que Corinna Sayn Wittgenstein mantiene con el comisario José Villarejo en su domicilio londinense, el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy se convierte en uno de los protagonistas del diálogo. La ex de Juan Carlos I continúa con sus confesiones, mientras el policía la graba sin que ella lo sepa.

La ex compañera del Rey Emérito, con quien mantuvo una relación sentimental de cinco años, habla del ex secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de quien afirma: “Juan Carlos necesitaba a Rubalcaba para salir aforado y por eso se hizo todo tan rápido”.   

Villarejo le comenta a Corinna que Rajoy había detectado una conspiración política para quitarlo de en medio y sustituirlo por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría: “El presidente del Gobierno, Rajoy, ya los ha detectado. Estaban conspirando para quitarlo a él y poner a la vicepresidenta. Los ha pillado”.

Corinna le da la razón. Da a entender que sabe algo: “Exacto”.

El comisario se esfuerza por saber lo que sabe la princesa alemana. Insiste en que Rajoy los ha detectado: “Han pillado al Troll y a otros. Y han pillado al Emérito. A todos reunidos”.

Una vez más aparece durante la charla el nombre del Troll, que es como ambos se refieren al general y ex director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán. Así lo bautizó la ex del Rey Emérito tras amenazarla en su visita a Londres, en junio de 2012. Troll como sinónimos de Ogro.

Corinna se sincera con el comisario: “Eso lo sabía desde hace tiempo. El Emérito me dijo que quería quitar a Rajoy. Que no le gustaba”.

Y Villarejo sigue con su interrogatorio: “Juan Carlos culpa al presidente actual -a Rajoy- de su abdicación. Dice que le forzó a ello. Pero tomó esa decisión porque era la única que tenía”.

El aforamiento del Rey Emérito

La princesa alemana lo secunda: “La única solución porque a mi me había mentido también. No me lo había dicho. ¿Por qué lo había hecho así? Porque necesitaba la mayoría en el Congreso. ¿Cómo se llama este hombre del PSOE?».

Villarejo: “Rubalcaba”.

Refiriéndose al dirigente ya fallecido del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que en el momento de la abdicación de Juan Carlos, en junio de 2014, ocupaba el cargo de secretario general de los socialistas en Ferraz. Casualmente, Rubalcaba abandonó la Secretaría General, tras el traspiés electoral del PSOE en las Elecciones Europeas en mayo de aquel año. No obstante, desde su entorno se comentó que decidió unir su dimisión a la abdicación de Juan Carlos I.

El Rey Juan Carlos I firmando su abdicación en 2014.
El Rey Juan Carlos I durante la firma de su abdicación en 2014.

Corinna comparte esa lectura política: “Exacto. Juan Carlos necesitaba a Rubalcaba para salir aforado y por eso se ha hecho todo tan rápido. Sabía lo de Urdangarin y todo y ha decidido salir”.

La ex compañera del Rey Emérito demuestra con sus palabras que está muy bien informada. El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó el aforamiento de Juan Carlos I el 26 de junio de 2014 y ese mismo día tras las sesiones parlamentarias Rubalcaba anunciaba que abandonaba su escaño para reintegrarse en la Universidad.

La reforma legal, que incluía el aforamiento del monarca, salió adelante gracias a los 186 escaños del PP, que le confería una mayoría absoluta. Pero Rubalcaba logró que su grupo parlamentario de 110 diputados se abstuviera, en medio de un ardiente debate interno en el PSOE. En aquellos días ya quemaba el aliento de Pedro Sánchez y de otros jóvenes radicales socialistas, que se oponían a los privilegios reales.

La reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial recogía que cualquier causa civil o penal contra Juan Carlos I debería ser tramitada por el Tribunal Supremo, como está sucediendo ahora con la investigación sobre las comisiones del AVE Medina-La Meca.

Resulta curioso que, durante el encuentro en casa de Corinna, el 7 de octubre de 2016, se dedicaran a hablar de Rubalcaba, que ya había abandonado la Política, y no le dedicaran ni un minuto a Pedro Sánchez, que una semana antes había sido obligado a dimitir por el Comité Federal del PSOE como secretario general.

Lo último en Investigación

Últimas noticias