Caso Juan Carlos I

Comisiones del AVE a La Meca: Corinna declaró a Anticorrupción que Juan Carlos le dijo que «50 millones eran para él»

Pedro Sánchez
Juan Carlos I y Corinna Sayn-Wittgenstein

Corinna, en la declaración que prestó en Londres ante el fiscal anticorrupción español, Luis Pastor, manifestó que “el anterior Rey de España dijo que 50 millones de euros de las comisiones pagadas por la adjudicación del AVE Medina-La Meca eran para él”. Su Majestad hacía tal confesión delante de la princesa alemana, según se recoge, literalmente, en la comisión rogatoria remitida por la Fiscalía Anticorrupción al fiscal de Ginebra, Yves Bertossa.

La solicitud de ayuda judicial fue enviada a las autoridades suizas por el Ministerio Público español en febrero pasado a fin de obtener los documentos de las investigaciones que se siguen en Ginebra sobre los testaferros de Juan Carlos I. Parte de las diligencias helvéticas están dedicadas a las mordidas que se pagaron para conseguir el macro proyecto ferroviario en Arabia Saudí.

Corinna

No obstante, según se recoge en el escrito de asistencia internacional, la princesa alemana aclaró al fiscal que ella no podía asegurar al cien por cien “que realmente -el Rey Emérito- hubiera llegado a cobrar tal cantidad”.

La suma de todas las comisiones pagadas por el consorcio de empresas españolas para hacerse con el conocido como “contrato del siglo” asciende a 284,8 millones de euros. Una parte de todo ese dinero aún no ha sido abonada a la intermediaria Shahpari Azzamy Zanganeh, según la Fiscalía. Tras estallar el escándalo de las cintas de Villarejo, los empresarios españoles congelaron la deuda que tenían con Zanganeh.

La cifra final de las comisiones del proyecto ferroviario se obtiene de los 120 millones pagados al príncipe saudí Abdulaziz Bin Mishal, los 64,8 millones que el anterior Rey de Arabia Saudí ingresó a Juan Carlos I en una cuenta de la Fundación Lucum y los 100 millones percibidos por la iraní Zanganeh. La Fiscalía española mantiene en su escrito que fueron los empresarios españoles quienes finalmente desembolsaron, entre comisiones y mordidas, unos 220 millones para poder conseguir el contrato de la línea férrea de la alta velocidad.

Anticorrupción investiga las comisiones

El consorcio del AVE Medina-La Meca estaba integrado por la empresa saudí del príncipe Abdulaziz Bin Mishal y un grupo de sociedades españolas, que fue quien pagó finalmente las comisiones. Según las exigencias del pliego de condiciones de Arabia Saudí, una de sus empresas constructoras de ese país debía de participar en la gestión del macro proyecto.

Tren AVE entre el trayecto de las ciudades de Medina y La Meca.
Tren AVE entre el trayecto de las ciudades de Medina y La Meca.

La Fiscalía Anticorrupción investiga, así mismo, si parte de las comisiones recibidas por Bin Mishal y Zanganeh fueron después desviadas a cuentas opacas del Rey Emérito.

OKDIARIO ha tenido acceso, en exclusiva, al documento de colaboración judicial en el que figura la información que ha llevado a la Fiscalía General a abrir una investigación en el Tribunal Supremo sobre las mordidas pagadas por las empresas españolas para lograr la obra faraónica en el desierto árabe.

Corinna

La declaración de la ex compañera sentimental de Juan Carlos I ante la Fiscalía coincide con lo que ya manifestó en la conversación que le grabó Villarejo en su domicilio de Londres. En aquel encuentro, celebrado en junio de 2015 -no en abril como señala Anticorrupción- Corinna señalaba que tenía copia del contrato firmado entre Shahpari Azzamy Zanganeh y una de las empresas del consorcio español. Para la Fiscalía, según se desprendía de aquella conversación, la comisión de la intermediaria iraní “ascendía a 100 millones de euros, un 1,5% del total del proyecto, pero de los que sólo se pagaron 80 millones de euros”.

La grabación de Villarejo a Corinna, desvelada en julio de 2018 por OKDIARIO, propició la apertura de las diligencias de la investigación 38/ 2018 de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada. La causa fue incoada “para investigar un posible delito de corrupción en las transacciones económicas internacionales”. Las cintas de Villarejo pasaron a formar parte de la pieza 6 -“Carol”- del sumario 96/ 2017 del Juzgado Central de Instrucción n° 6 de la Audiencia Nacional, conocida como ‘operación Tándem’, que fue archivada.

Corinna niega su participación

Corinna Sayn Wittgenstein, que no participó ni en el proyecto ni en la intermediación para la adjudicación de la obra ferroviaria, manifestó en aquella cinta que las empresas españolas habrían pagado comisiones para conseguir de las autoridades saudíes la adjudicación del tren de alta velocidad. Según el escrito de la Fiscalía, Zanganeh –la viuda del traficante de armas Adnam Khasougi– que disfruta también de la nacionalidad saudí-, era la que “debía conseguir de las autoridades saudíes la adjudicación del contrato”.

La sede de la Fiscalía suiza, donde se desarrollan las investigaciones del Rey Juan Carlos.
La sede de la Fiscalía suiza, donde se desarrollan las investigaciones del Rey Emérito.

La adjudicación del concurso al consorcio hispano-saudí Al-Shoula fue aprobada el 26 de octubre de 2011 por el Ministerio de Transportes de Arabia Saudí y el organismo gestor de los ferrocarriles. La firma del contrato con el conglomerado de empresas, en un 80% españolas, se materializó el 14 de enero de 2012. El consorcio hispano- árabe se denominaba Al-Shoula.

La defensa de Corinna sostiene que las fechas que baraja la Fiscalía española sobre el pago de comisiones, para relacionarla con el flujo de dinero a la cuenta de Lucum, no guardan ninguna relación con el proceso de adjudicación y firma del contrato de la obra. La princesa alemana, desde el primer momento, ha negado cualquier implicación en el proyecto ferroviario. Incluso, cuando fue grabada por Villarejo, sin que ella lo supiera, se desentendió de cualquier intermediación y del cobro de comisiones.

Lo último en Investigación

Últimas noticias