Erdogan habla con la primera ministra de Suecia y le exige actuar contra las organizaciones terroristas

Erdogan
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha pedido a la primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, que debe actuar de manera contundente contra las organizaciones terroristas situadas en su país y que debe levantar el embargo de exportación de armas si quiere que le apoye en su entrada en la OTAN

No es la primera vez que Erdogan ha hecho públicas sus reticencias a la hora de que Suecia entre en la Alianza, aunque sí es la primera vez que conversa directamente con su presienta, como han informado varias agencias turcas.

Turquía sorprendió a los aliados de la OTAN hace varios días, al oponerse a la entrada de Suecia y Finlandia en la Alianza Atlántica. Sin embargo, los líderes occidentales han expresado su confianza en que Turquía no impida esta adhesión a pesar de sus reticencias iniciales.

Ankara afirma que ambos países albergan a personas vinculadas al grupo militante del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y seguidores de Fethullah Gülen, quien, habría orquestado un intento de golpe de estado en 2016.

Erdogan considera asimismo que «la solidaridad dentro de la Alianza, tanto en términos de seguridad de los países miembros de la organización como de seguridad colectiva, es su principal valor»

Los máximos dirigentes de Suecia, Finlandia y la propia OTAN han prometido al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que Ankara recibirá «garantías de seguridad» si levanta el veto que declaró contra la adhesión de los dos países nórdicos por entender que mantienen vínculos con grupos considerados por Turquía como organizaciones terroristas.

Tanto el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto como la primera ministra de Suecia, Magdalena Anderson y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha coincidido en que todos tienen en cuenta las «preocupaciones de seguridad» de Turquía a este respecto tras la ronda de conversaciones telefónicas mantenida este sábado y que no han arrojado resultados concretos más allá de la constatación de que proseguirán en un futuro.

«Todos estamos de acuerdo en que hay que tener en cuenta las preocupaciones de seguridad de todos los aliados», ha hecho saber Stoltenberg, donde describió a Turquía como «un valioso aliado» al que trasladó la «importancia de la política de ‘puertas abiertas’ de la OTAN y las solicitudes de adhesión de Suecia y Finlandia ante la invasión rusa de Ucrania».

Por su parte, el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, ha asegurado este sábado a su homólogo turco que la posible incorporación de su país a la OTAN comportaría beneficios de seguridad a ambos países con el consabido fortalecimiento de las relaciones.

El presidente de Finlandia ha asegurado además que su país «condena el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones» y no ha ofrecido más detalles sobre la conversación, más allá de que «el diálogo cercano continúa» entre ambos países.

Lo último en Internacional

Últimas noticias