Todas las mentiras de Sánchez: del plagio de la tesis doctoral al «yo traeré a Puigdemont a España»

Viajando en autobús con Susana Griso, al volante de su coche con Pepa Bueno, bromeando en El Hormiguero o sincerándose (es un decir) con Antonio García Ferreras en el Palacio de La Moncloa. Pedro Sánchez ha engañado a todos, y lo ha hecho en todas las franjas horarias. No hay promesa que no haya incumplido. El presidente en funciones ha construido su carrera política sobre un muro de mentiras. Este es el retrato de un hombre peleado con la realidad, a través de sus 15 mentiras más espectaculares:

1. «Ni antes ni después pactaré con el populismo»

Pedro Sánchez se mostró así de rotundo en una entrevista ofrecida a Antena 3 el 10 de septiembre de 2014: «Ni antes, ni después el PSOE va a pactar con el populismo. El final del populismo es la Venezuela de Chávez, la pobreza, las cartillas de racionamiento, la falta de democracia y, sobre todo, la desigualdad”. Tan sólo 48 horas después de las Elecciones Generales del 10-N, Sánchez firmó ante las cámaras su pacto para nombrar a Pablo Iglesias vicepresidente de un Gobierno de coalición en el que Podemos tendrá al menos tres ministerios.

2. Que dimita Màxim Huerta, pero ni uno más

“Si yo tengo en la Ejecutiva Federal de mi partido a un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva. Ese es el compromiso que yo asumo con mis votantes y también con los españoles”, declaró Pedro Sánchez en febrero de 2015, después de que Juan Carlos Monedero cobrara 425.000 euros del Gobierno de Venezuela a través de una sociedad interpuesta. Cazado por la hemeroteca, Sánchez obligó a Màxim Huerta a dimitir como ministro de Cultura pocas horas después de haberle nombrado. En cambio, no ha actuado con los ministros Pedro Duque, Nadia Calviño e Isabel Celaá, que ocultan su patrimonio a través de sociedades para pagar menos impuestos.

3. «Publicaré la lista de la amnistía fiscal»

A preguntas del público de La Sexta Noche, Pedro Sánchez aseguró en mayo de 2015 que sus tres primeras medidas como presidente del Gobierno serían derogar la reforma laboral del PP, aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores y publicar la lista de beneficiados por la amnistía fiscal. Hasta en diez ocasiones realizó esta última promesa, que ha incumplido como las dos anteriores.

4. «En España hay divorcio gracias al PSOE»

Puestos a colgarse medallas, Pedro Sánchez aseguró el 2 de noviembre de 2015 en TVE que «hace muy poco tiempo, antes de ayer podríamos decir, en España no había divorcio. Y fue un Partido Socialista, en un Gobierno socialista de Felipe González, quien lo aprobó”. Por supuesto, no fue el PSOE sino el Gobierno de Leopoldo Calvo Sotelo (UCD) el que aprobó en junio de 1981 la Ley del Divorcio.

5. «Un socialista no puede tener una offshore»

“Un socialista no puede tener una offshore, y por tanto sería expulsado. Otros tienen empresas en Bahamas y en Panamá, y por cierto no rinden cuentas”, afirmó Sánchez en abril de 2016. José Manuel Soria, ministro de Industria en el Gobierno de Rajoy, dimitió porque su nombre apareció en una empresa exportadora de su padre en Panamá. En cambio, el líder del PSOE no ha actuado contra la ex ministra de Zapatero y actual teniente de alcalde de Vigo Elena Espinosa, que es tesorera de una sociedad offshore en Panamá, tal como desveló OKDIARIO.

6. La memoria humillada de Ernest Lluch

Durante un acto del PSOE celebrado en Málaga, Pedro Sánchez afirmó el 27 de abril de 2016: “Ernest Lluch fue asesinado por aquellos que no pudieron soportar ese grito de libertad y de concordia. Nosotros, compañeros y compañeras del Partido Socialista Obrero Español, es el partido de la libertad. Y aquellos que hoy ensalzan a Arnaldo Otegi y le llaman hombre de paz convendría que recordaran las palabras y la memoria de Ernest Lluch”. El actual líder del PSOE humilla ahora la memoria de Lluch y de cientos de víctimas de ETA: su partido ya negocia los presupuestos del Gobierno foral de Navarra con los proetarras de Bildu, el partido de Arnaldo Otegi.

7. «Confío en la inocencia de Chaves y Griñán»

Pedro Sánchez lo dijo en una entrevista en Antena 3 y lo rubricó en su cuenta de Twitter: «Chaves y Griñán son personas honestas. Yo confío en su inocencia». No tan honrados. Chaves ha sido condenado a nueve años de inhabilitación y Griñán a seis años de cárcel por el robo de 680 millones de euros públicos con los ERE de la Junta de Andalucía. Aunque se trata del mayor caso de corrupción de la democracia (por cuantía económica, número de implicados y duración en el tiempo), ahora el PSOE dice que «no es lo mismo, no es lo mismo que la Gürtel». Es infinitamente más grave.

8. «España no merece un Gobierno con Iglesias»

“España no se merece el cambio que me está proponiendo Podemos, con Iglesias como vicepresidente del Gobierno controlando el CNI y el apoyo de los independentistas. ¿Sabes lo que me dicen ahora? Con Iglesias a ningún lado. Mis votantes tienen un cabreo con Iglesias que no te puedes imaginar». Se lo contaba Pedro Sánchez a Susana Griso mientras ambos viajaban en autocar, en el programa Dos días y una noche emitido el 14 de junio de 2016. Algo habrán hecho los españoles para merecer, ahora sí, a Pablo Iglesias como vicepresidente de un Gobierno «con el apoyo de los independentistas».

9. «Decían que iba a vender mi alma»

En conversación con la periodista de la Cadena Ser Pepa Bueno, Sánchez presumió de su integridad el 16 de junio de 2016, por haber rechazado la tentación de pactar con Podemos. Lo dijo así: “Se han escrito tantas cosas, se decía a principios de año que yo iba a vender mi alma para ser presidente del Gobierno e iba a aceptar el chantaje de Iglesias cargándonos la independencia de los jueces y fiscales, que íbamos a hacer descansar la gobernabilidad de España en fuerzas independentistas… Bueno, podría haber sido hoy presidente del Gobierno a un precio que ni yo creía en él ni tampoco creo que merecieran los españoles”. Tras las Elecciones del 10-N, Sánchez sólo tardó 48 horas en vender su alma por un precio que «no merecen los españoles«.

10. «En Cataluña hubo claramente rebelión»

Sánchez se mostró convencido, el 17 de mayo de 2018 ante Susana Griso, de que los golpistas de la Generalitat habían cometido un delito de rebelión: «Clarísimamente ha habido un delito de rebelión en España. En consecuencia, deberían ser extraditados esos responsables políticos». Pero tras llegar a La Moncloa, la ministra Lola Delgado destituyó a Edmundo Bal (hoy diputado de Cs) como responsable de la Abogacía del Estado en la causa del 1-O, por negarse a rebajar de rebelión a sedición los delitos imputados a los golpistas. Ahora, Pedro Sánchez negocia su investidura con Junts per Catalunya, el partido que lidera desde Waterloo el prófugo de la Justicia Carles Puigdemont.

11. «Convocaré elecciones cuanto antes»

El mismo día que registró en las Cortes la moción de censura contra Rajoy, el 25 de mayo de 2018, Sánchez aseguró que su objetivo era convocar elecciones «cuanto antes». Pero tras llegar a La Moncloa, intentó atornillarse al cargo y el 19 de junio anunció: «Mi objetivo es agotar la legislatura«. Finalmente, tuvo que rectificar de nuevo y convocar elecciones, al comprobar que no tenía mayoría suficiente para aprobar los Presupuestos del Estado.

12. «En Alemania dimiten por plagiar una tesis»

Sánchez lo dijo desde la tribuna del Congreso de los Diputados el 1 de junio de 2018: «Lo que hay en Europa son Gobiernos donde, por ejemplo, personas como en Alemania que han desempeñado responsabilidades ministeriales y se les ha descubierto que han plagiado una tesis. Lo que han hecho ha sido dimitir”. Pero Pedro Sánchez se ha negado a dimitir, después de que OKDIARIO acreditara que su tesis doctoral –que en realidad redactó un asesor del Ministerio de Industria, durante la etapa de Miguel Sebastián– es un interminable corta y pega con un valor académico nulo. A raíz de estas informaciones, Pedro Sánchez anunció una demanda contra OKDIARIO que sigue sin llegar.

13. «Los españoles no podrían dormir»

Pedro Sánchez volvió a renegar de Pablo Iglesias en una entrevista concedida a Antonio García Ferreras el 26 de septiembre de 2019 en el Palacio de La Moncloa: “Yo hoy podría ser presidente del Gobierno. Pero ese Gobierno sería un Gobierno de coalición donde el problema sería que habría tenido que aceptar que la Hacienda pública, la política energética o las de Trabajo estuvieran en manos de una persona del círculo cercano de Iglesias sin experiencia política o de gestión pública. Yo sería presidente del Gobierno y tengo que reconocerle que sería un presidente del Gobierno que no dormiría por la noche, junto con el 95% de ciudadanos de este país que tampoco dormirían tranquilos”. Pedro Sánchez ganó las Elecciones del 10-N prometiendo que no pactaría con Pablo Iglesias y sólo tardó 48 horas en incumplir su promesa.

14. «Será delito convocar un referéndum»

Fue uno de los compromisos de Sánchez en el debate electoral retransmitido por todas las televisiones el 4 de noviembre de 2019: “Vamos a incorporar en el Código Penal un nuevo delito para prohibir de una vez por todas la celebración de referéndum ilegales en Catalunya, como ha ocurrido cuando gobernaba el PP”. Olvidó recordar que fue el PSOE de Zapatero el que eliminó este delito del Código Penal, lo que dio alas para que primero Artur Mas y luego Carles Puigdemont convocaran sendos referémdum de independencia (el 9-N y el 1-O) que han puesto en jaque la democracia.

15. «Traeré a Puigdemont a España»

Es probablemente la promesa electoral más desvergonzada que se ha producido en democracia, porque no está en su mano cumplirla: «A ustedes, señor Casado, se les fugó Puigdemont, y yo me comprometo hoy y aquí a traerle de vuelta a España y que rinda cuentas ante la Justicia”, dijo Sánchez en el mismo debate electoral, dirigiéndose al líder del PP. Ahora Pedro Sánchez también reniega de esta promesa y negocia su investidura con los gopistas de ERC y Junts per Cataluña, los dos partidos que tienen a sus líderes en prisión o huidos de la Justicia. Si finalmente Sánchez cumple su promesa de traer a Puigdemont a España, será para nombrarle presidente del Tribunal Constitucional.

Lo último en España

Últimas noticias