Investidura Pedro Sánchez

Sánchez a los colectivos sociales: «Algunos no se quieren reunir conmigo»

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, cerró este viernes la primera fase de su ronda de contactos con organizaciones sociales, antes de irse unos días de descanso.

Sánchez a los colectivos sociales: «Algunos no se quieren reunir conmigo»
sanchezzzzz-655x368

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, cerró este viernes la primera fase de su ronda de contactos con organizaciones sociales, antes de irse unos días de descanso. Desde la pasada semana se ha reunido con representantes del ámbito de la igualdad de género, ciencia, sector sanitario y educativo, desigualdad social, España vaciada y ONGs, así como con representantes de la industria, turismo y comercio y, este mismo viernes, del mundo de la cultura.

En algunas de esas reuniones, según los asistentes, el socialista se expresó sin tapujos y reconoció, además de las dificultades para formar Gobierno:   «Algunos no quieren reunirse conmigo». En este punto, agradeció a los presentes por acudir al encuentro. Las citas, según explicaron, son convocadas con poca antelación y, en ellas, el líder del PSOE se dedica a apuntar las propuestas que luego, según aseguró, servirán para componer una base de programa «progresista» que ofrecerá a Podemos y otras formaciones afines a su investidura.

La alusión, y así lo entendieron los asistentes, iba dirigida tanto a colectivos sociales como a los propios partidos, en alusión a Albert Rivera. El líder de Ciudadanos declinó en varias ocasiones acudir a La Moncloa para entrevistarse con el socialista, quien le reclama la abstención.

Pero en el capítulo social, Sánchez también se ha llevado ‘plantones’ públicos. Una asociación representativa del Cambio Climático -el movimiento ‘Juventud por el Clima’– rechazó participar en la reunión de Sánchez con organizaciones ecologistas, alegando que no querían ser moneda de cambio en asuntos políticos.

«Somos un movimiento apartidista y por esta razón, hemos rechazado la reunión. No queremos convertirnos en un movimiento mediático en la formación de un Gobierno», justificaron.

Sánchez ha reprochado estos ‘plantones’ en algunas reuniones. Aunque el presidente en funciones ha evitado pronunciase sobre la investidura, en una de esas citas, sí se mostró pesimista por la formación de Gobierno, asumiendo «las altas dificultades para el diálogo». «Sánchez defendió la necesidad de tener un Gobierno homogéneo y coordinado, y no dos en uno», dijeron fuentes presentes. Algo «muy complicado», según el socialista. «Nos dijo que lo estaba intentando y que lo seguirá intentando», explicaron esas mismas fuentes.

Reuniones con independentistas

Este viernes, el líder del PSOE avanzó que dedicará estos días a preparar un «programa social progresista» que tendrá listo a finales de agosto o primeros de septiembre. Será entonces cuando se reunirá con el partido de Miguel Ángel Revilla (PRC), además de con el PNV y los partidos independentistas. También con Podemos. En definitiva, el objetivo inmediato es elaborar «una propuesta abierta de un programa común progresista». Y luego ya vendrán las siguientes reuniones.

En un principio, Sánchez no mencionó a PP ni Ciudadanos, aunque luego mostró su intención de reunirse con los ‘populares’, a quienes reclamó «responsabilidad» para «facilitar la formación de Gobierno». A Rivera sí lo dio por descartado. La dirección naranja ha declinado reunirse con el socialista.

«Ya han dicho que no quieren reunirse, así pues ‘oído cocina’; no hace falta que Rivera diga nada más. Ésa es la forma en la que él entiende la democracia», abroncó Sánchez.

Sí lo hará con los partidos independentistas catalanes, a los que evita referirse por su nombre y diluye en «fuerzas nacionalistas». 

Lo último en España

Últimas noticias