El machismo de Sánchez con Ayuso: da la espalda a la presidenta regional en la Puerta del Sol

El jefe del Gobierno ha ido avanzando por los pasillos sin esperar a la presidenta de la Comunidad de Madrid

Abucheos contra Sánchez en la Puerta del Sol a su llegada para la reunión con Ayuso

Pedro Sánchez dando la espalda a Isabel Díaz Ayuso en su visita a la Puerta del Sol.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tenido una actitud de corte machista este lunes en su reunión con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la Puerta del Sol para cooperar en la lucha contra el coronavirus. El jefe del Ejecutivo no ha tenido reparo en dar la espalda a la dirigente popular durante esta recepción.

Ya desde la llegada a la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, donde Sánchez se ha bajado de su coche oficial entre abucheos y gritos de «dimisión», no ha mostrado especial empatía con la anfitriona. Tanto es así que no ha hecho lo más mínimo por dejar paso a Díaz Ayuso y cruzar juntos la puerta de acceso al inmueble. Así, el líder socialista se ha limitado a llevarse la mano al pecho y tras un breve saludo, ha pasado delante de la presidenta regional, dejándola atrás en el acceso al edifico.

Dentro de la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Sánchez ha proseguido en todo momento por delante de Díaz Ayuso hasta llegar a la sala de la reunión, en la que han acordado la creación de un «Espacio de Cooperación» de carácter técnico entre ambas administraciones. En los pasillos de la Real Casa de Correos, el presidente socialista ha ido avanzando sin esperar a Díaz Ayuso, que le iba haciendo comentarios sobre las instalaciones. En algunos momentos, Sánchez se ha adelantado sobremanera, dándole la espalda a la jefa del Ejecutivo regional.

Con su mujer en 2008

No es la primera vez que Sánchez se comporta de este modo machista en un acto protocolario de su agenda oficial. Ya en agosto de 2018 le hizo un sonado feo a su propia mujer, Begoña Gómez, durante la recepción de la canciller alemana, Angela Merkel, en Doñana.

Las redes sociales no pasaron por alto cómo Sánchez dio la espalda a su mujer, un hecho que ha repetido este lunes con la presidenta de la Comunidad de Madrid. En aquella ocasión, Sánchez se adelantó al grupo para abrir la puerta del Palacio de los Guzmanes en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a fin de que pasaran los visitantes: primero la canciller alemana y a continuación, su marido, Joachim Sauer. Tras entrar ambos, se produjo el polémico gesto.

La caballerosidad de Sánchez desapareció de repente cuando su mujer, Begoña Gómez, retomó el paso haciendo ademán de entrar por la puerta. El jefe del Ejecutivo ya no siguió mirando hacia atrás y en lugar de dejar entrar antes a su pareja, aceleró el paso y accedió al inmueble por delante de ella y justo después de los germanos.

Lo último en España

Últimas noticias