Menstruación

Las Juventudes del PSOE organizan un acto para proclamar que «la menstruación es política»

Juventudes Socialistas ha organizado un acto para "acabar con los estigmas de la tradición patriarcal"

Las Juventudes Socialistas de Madrid han organizado este miércoles una charla bajo el título «La menstruación es política». En colaboración con la Asociación Amba Menstruación Digna, este colectivo vinculado al PSOE madrileño ha reivindicado que debe ser normal que alguien diga con naturalidad «que tiene la regla».

Las diferentes ponentes de la conversación, celebrada de forma telemática, han comentado que hay que romper con «los estigmas de toda la tradición patriarcal». Abogan por que el acto sirva como «una reivindicación de decir ‘tengo la menstruación, ¿qué pasa?’». Reconocen que esto no puede pasar «de la noche a la mañana». «No es que ahora todas salgamos a la calle y lo gritemos a los cuatro vientos. Cada una tiene que hacerlo según se encuentre a gusto. Los procesos de deconstrucción son así, no de la noche a la mañana», expone, entre otras, Cristina Rubio, presidenta de la asociación sin ánimo de lucro en Amba por una Menstruación Digna.

«Menstruar dignamente no está al alcance de todas las mujeres. No es un lujo, es un derecho. Es inherente a nosotras, no es una opción. Se vulneran muchos derechos, el derecho a la salud física y mental, cuando no hay dignidad. Queremos ponerlo en la agenda política. Se tiene que reconocer que no se ha bajado el IVA de tampones y compresas a superreducido como se habían comprometido. Y no sólo eso, pedimos el acceso gratuito a todas las estudiantes para que no dejaran de acudir al colegio en las familias que tienen problemas económicos», ha indicado esta graduada en Psicología por la Universidad de Autónoma de Madrid.

Recuerda que su asociación elaboró un manifiesto que «firmaron un montón de colectivos pero se quedó en el olvido». «En los Presupuestos Generales del Estado seguimos con el IVA del 10% en estos productos. Es una reivindicación más de las asociaciones feministas y esperemos que en los próximos presupuestos sí esté la bajada. Es un tema que no está en la agenda política ni mediática, no hay ningún estudio sobre la pobreza menstrual en nuestro país. No hay nada. De lo que no se habla no existe», lamentan.

«Pobreza menstrual»

En este sentido, cargan contra «la pobreza menstrual». Un concepto que definen como «la falta de acceso a los productos, la creencia en falsos mitos y creencias absurdas». Así, han puesto de ejemplo un documental sobre mujeres de la India que empezaron a usar en su aldea una fábrica de compresas (Una revolución en toda regla). «La vergüenza que sienten esas mujeres nos puede parecer muy lejana, para también ocurre en España», indica la experta.

«Tampoco estamos muy alejados de lo que ocurre en la India. Dejar de hacer actividades como ir a la escuela, a clases de deporte o a la playa… es habitual», han valorado las ponentes. En India las mujeres y los hombres consideran que la menstruación «es un tema del que no se habla, creen que es una enfermedad o que ni siquiera se sabe qué es. Esto también ocurre aquí», consideran.

«En India las compresas y los tampones son un producto de lujo, usan trapos que no lavan porque no tienen educación. Aquí para algunas también es de lujo comprar estos productos», agrega la psicóloga invitada por los jóvenes del PSOE madrileño a esta charla sobre la menstruación.

«Menstruar dignamente»

«Poco a poco se empieza a hablar de la menstruación como algo natural, que nos pasa a la mayoría de las niñas, que es un signo de salud. Pero lo habitual es no hablar con los chicos sobre qué es la menstruación. En algunos ambientes cuando pides una compresa parece que estás traficando con drogas», critican.

Copa menstrual
Un tampón y una copa menstrual.

A continuación, la charla sobre la menstruación de los jóvenes del PSOE de Madrid han cargado contra «tabúes» ligados a este tema. «Son falsas creencias que hacen de la menstruación una condena y que no nos permiten vivir nuestros cuerpos», ha valorado la psicóloga. «No es normal que la regla duela, es falso que durante la regla no se puedan mantener relaciones sexuales o que la sangre menstrual dé asco», enumera. «Tanto que nos gusta ver sangre en las películas más taquilleras, es un tema muy curioso que la sangre de la regla tiene otra consideración». «La regla no huele ni mal ni bien, el olor es por la interacción por los productos químicos que tienen las compresas y los tampones, está preparado para que compremos más», agrega.

Además, han cargado contra los «eufemismos» que «invisibilizan» la menstruación. «Se suele decir que alguien está indispuesta, que le ha visitado la prima roja, que se ha tomado el Blody Mery, que ha llegado mi primo Andrés que me visita una vez al mes, la monstruacción (sic.), que se ha descongelado el bistec, que ha llegado la colorada, el semáforo rojo, Juana la colorada, la sopa de tomate, Caperucita roja, los ingleses o que huele a pescado».

1.600 euros por mujer

Por último, han comentado datos como que «una mujer a lo largo de su vida se gastará 1.673 euros en compresas o en 2.389 en tampones». Así mismo, han asegurado que «a nivel mundial 2,3 millones de personas viven sin servicios básicos de saneamiento y por tanto millones de mujeres y niñas en todo el mundo no tienen acceso a productos de gestión de menstruación. En Reino Unido 1 de cada 10 jóvenes de entre 14 y 20 años no pueden comprar tampones y compresas, y la mitad ha perdido un día de escuela por no poder pagar los productos. En Europa, 1 de cada 4 mujeres tiene que decidir entre comprar productos de higiene íntima y alimentos».

Lo último en España

Últimas noticias