Ventajas e inconvenientes de la copa menstrual

Este curioso recipiente se inserta en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo menstrual

Copa menstrual
Hay copas menstruales transparentes y de colores.

Acostumbradas a los tampones, las compresas o los salvaslips, la aparición de un nuevo artilugio que controla el flujo de la menstruación ha pillado por sorpresa a las mujeres de medio mundo. Sobre todo por su apariencia y modo de empleo. La copa menstrual es un tipo de barrera que se coloca en el interior de la vagina y retiene el líquido correspondiente, que después es desechado por el WC. A diferencia de otros métodos, la copa menstrual es reutilizable. Solo hay que vaciarla, limpiarla con agua y volver a introducirla. Manteniéndose en perfecto estado hasta una década.

Este innovador producto suele estar hecho de látex, silicona médica o TPE; no contiene ningún tipo de producto químico que cause irritaciones en la vagina y, además, no genera residuos perjudiciales para el medio ambiente. Con estas características parece que todo son ventajas. Sin embargo, las contraindicaciones tampoco se han hecho esperar.

Razones para utilizar la copa menstrual

Ventajas e inconvenientes de la copa menstrual
La copa menstrual es fácilmente manejable, pudiendo modificar su forma.

Además de las virtudes expuestas anteriormente, la copa menstrual es también mucho más barata que los tampones o las compresas. Al menos a largo plazo. Su precio inicial ronda los 30 dólares, que amortizarás durante varios años. En cambio, el resto cuestan una cuarta parte y solo duran un par de períodos.

Por otro lado, proporciona una autonomía de 12 horas, mucho mayor que las otras opciones. Además, absorbe la humedad vaginal, no reseca la zona íntima y reduce el riesgo de padecer un choque tóxico.

Principales desventajas de la copa menstrual

Copa menstrual
Los expertos recomiendan combinar todos los métodos existentes.

A pesar de todos estos beneficios, la copa vaginal causa cierto temor a muchas mujeres. Esto provoca que, durante las primeras semanas, su manipulación resulte de lo más complicada. Entrando en contacto con la sangre. Una situación nada agradable si el cambio y la limpieza de la copa tienen lugar en un lugar público.

Al acabar el ciclo menstrual, debe someterse a un proceso de esterilización exhaustivo a base de agua hirviendo. En algunos casos, cuando la talla de la copa es inadecuada, puede causar daños, molestias e, incluso, fugas inesperadas.

Lo último en Salud

Últimas noticias