Irán exigió "confidencialidad absoluta" para financiar la televisión en la que emitía Pablo Iglesias

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias en HispanTV (Foto: Fort Apache).

Pablo Iglesias quería garantizarse la continuidad de la emisión de su programa La Tuerka para impulsar su perfil político. Enrique Riobóo tenía un conjunto de canales locales -lo que se conoce y denomina en el contrato como un "mux"-. Pero el empresario no podía albergar más contenido sin tener garantizada financiación, porque, como le expuso Riobóo a Pablo Iglesias, "yo tengo que pagar las nóminas de mi equipo".

Y la solución a esos problemas económicos llegó el 30 de octubre de 2012 con la firma de un contrato con la "Sra. Narges Mohammadi, con DNI 007-694498-0, en nombre y representación de la sociedad, Hispan TV, con domicilio a estos efectos en Avenida Farhang, Saadar Abada, calle 2, este, n° 4, provincia de Teherán, codigo postal 19977-66411 IRAN", tal y como figura en el contrato al que ha accedido OKDIARIO.

Irán exigió

Irán exigió

Pablo Iglesias, por su parte, podía seguir emitiendo su programa La Tuerka y, además, pasaba a preparar otro de sus programas estrella que, de hecho, se emitió en Hispan TV: Fort Apache, tal como destaca Enrique Riobóo.

El acuerdo -plasmado, por cierto, en un contrato plagado de erratas- suponía la ocupación y financiación plena de uno de los canales que se podían emitir a través de las señales de la empresa empresa "PLATO 2000, S.L. (CIF.- B 82788639) con domicilio en la calle Los Yebenes, 96, bajo de Madrid (28.047), entidad responsable y administradora del MUX de televisión en Madrid de Canal 33". Porque "Hispan TV está interesada en emitir sus programas 23 horas y 55 minutos al día, 7 días a la semana".

El control de ese canal por la República Islámica de Irán era tan absoluto que se especificaba en el contrato que "Hispan TV entregará al MEDIO (el MUX de Canal 33) la señal para que este a su vez la pueda difundir por su red de TDT en el estado Español. A este respecto la señal será entregada con las condiciones, especificaciones y formato técnico determinado por Hispan TV, siendo el MEDIO informado con anterioridad de tales características".

Es más, la cláusula 5 del contrato destaca que "el MEDIO se obliga a emitir el Hispan TV de forma íntegra, esto es sin realizar cortes e interferencias de la señal que impliquen su modificación, esto incluye que no se puede incluir programación adicional, publicidad, logos, insignias o comerciales. El MEDIO deberá difundir el Programa de Hispan TV en tiempo real y en directo a sus televidentes, debiendo difundir la señal de los programas en directo, sin que pueda proceder a su redifusión en horario distinto al acordado por las partes, ni emitir el mismo en diferido".

Hasta la denominación oficial de la señal estaba controlada por Irán: "La información en pantalla del canal de televisión que aparezca al sintonizar esta programación en TDT será la que indique Hispan TV". Y todo ello garantizaba una financiación sometida al carácter "confidencial" de todo el contrato". "Hispan TV abonará al MEDIO una contraprestación económica fija mensual a fin de que el MEDIO haga la emisión de los programas y contenidos acordados, de esta forma, con caráctermensual. El MEDIO emitirá a Hispan TV una factura por dicho importe que será abonado por Hispan TV […]", destaca el contrato que subraya que el importe a cobrar por el canal será de "5000 € mensuales". "El precio mensual será revisado anualmente según el IPC + 2 puntos porcentuales", añade el texto.

La emisión comenzaba "entre los próximos 1 – 31 de Noviembre de 2012" y "por un plazo indefinido" y, eso sí, "ambas partes se comprometen a mantener la mas absoluta reserva y confidencialidad sobre todas y cada una de las cláusulas de este contrato". Teniendo claro que "eI incumplimiento por una de las partes de cualquiera de las cláusulas del presente contrato, facultará a la otra parte para rescindirlo, con independencia del ejercicio de las acciones a que hubiera lugar como consecuencia de tal incumplimiento".
Todo ello fue firmado por la representante iraní y por Rioboo. Y, según Riobóo, "garantizando una financiación que permitía la difusión de sus contenidos a Pablo Iglesias".

Lo último en España

Últimas noticias

. . . . . . . . .