Elecciones Generales 2019 / Los candidatos

Íñigo Errejón, el boy scout de Pozuelo que quiere acabar con Iglesias

Íñigo Errejón, el boy scout de Pozuelo que quiere acabar con Iglesias

Íñigo Errejón (Madrid, 1983) se presenta por primera vez a las elecciones generales como cabeza de lista. El eterno ‘segundón’ de Pablo Iglesias en Podemos se vio desplazado por Irene Montero y, meses después de perder en el congreso Vistalegre 2, decidió independizarse del partido que fundó y optó por crear uno nuevo con la alcaldesa Manuela Carmena. Ahora, su Vistalegre 3 será en los comicios del 10-N con todos los españoles como partícipes.

Los orígenes de este doctor en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense se remontan a una zona de familias acomodadas entre Aravaca y Pozuelo de Alarcón (la localidad con más PIB per cápita de España). Allí llegó a participar en grupos de boy scouts y, dice, ya entonces tomó conciencia de la importancia de cuidar el medio ambiente.

Ya en al universidad hizo buenas migas con su profesor Pablo Iglesias hasta el punto de que el alumno aventajado y el maestro unieron fuerzas para crear Podemos. Sin embargo, los roces surgieron tras la fulgurante irrupción en las elecciones europeas de 2014 y todo acabó en el divorcio del ‘pacto de la empanadilla’ que firmó Errejón con Carmena.

Pablo-Tania-Errejon
Tania Sánchez, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, en el Congreso de los Diputados (Foto: EFE)

Ahora, Errejón aspira a tener grupo parlamentario propio en el Congreso. Sin embargo, todas encuestas reducen sus expectativas a dos o tres escaños seguros: dos por Madrid y el que saca habitualmente Compromís en Valencia. Ante estos sondeos, Podemos está especialmente molesto porque la promesa de su ex alto cargo de sumar al bloque de izquierdas va a ser todo lo contrario: las candidaturas de Más País en provincias medianas va a suponer el regalo de varios diputados al bloque de PP, Ciudadanos y Vox. Errejón se presentan en 18 provincias y sólo dos tiene opciones de sacar escaño.

López-Garrido, Almeida…

En este sentido, las suspicacias entre los de Iglesias están a flor de piel. Directamente el secretario general de los ‘morados’ deslizó en público que Errejón seguiría el camino de políticos como Diego López-Garrido, Cristina Almeida o Rosa Aguilar, que de Izquierda Unida (IU) saltaron a las filas del PSOE. Al igual que Errejón, varios de ellos crearon un partido nuevo, el Partido Democrático de la Nueva Izquierda, que acabó engullido por el PSOE en 2001. Del mismo modo, ya Tania Sánchez, ahora en Más País, dijo insistentemente que no saltaría de IU a Podemos cuando creó la formación Convocatoria por Madrid pero finalmente sí se integró en el partido de los círculos.

Ahora, Errejón juega de cara al 10-N la carta ‘ecologista’ y para ello ha logrado la alianza con la formación Equo. Por el camino se han frustrado los lazos con Cataluña en Común (Ada Colau), Adelante Andalucía (Teresa Rodrígueza) o En Marea. Según ha comentado en varias entrevistas, Errejón quiere seguir el legado de su padre. El progenitor del candidato impulsó sin mucho éxito, como ha reconocido el hijo, un partido con el nombre de Los Verdes.

Puntos débiles

El ex íntimo de Iglesias es para muchos el alumno que con unas formas más amables representa los mismos valores radicales que su profesor. En este sentido, Errejón acumula polémicas relacionadas con Venezuela, los chiringuitos regados con dinero público o la universidad de Málaga.

El hoy candidato de Más País estuvo involucrado en los trabajos de asesoría al Gobierno chavista de Venezuela. Se manifestó en protestas en Caracas a favor de Hugo Chávez. Igualmente, fueron muy sonadas sus declaraciones hace un año, en noviembre de 2018, cuando afirmó que en el país caribeño "se respetan las libertades" y "la gente hace tres comidas al día". Una postura a la que ha renunciado recientemente en entrevistas en los últimos días.

Íñigo Errejón en Caracas en 2013.
Íñigo Errejón en Caracas en 2013.

Por otra parte, Errejón aún arrastra como punto flaco su apoyo a los chiringuitos regados con dinero público. Se trata de unas declaraciones cuando pensaba que no estaba siendo grabado que han dado la vuelta a las redes sociales. "La militancia no se sostiene sólo del aire, los ayuntamientos del cambio tienen que dejar sembradas instituciones populares de resistencia para cuando gobierne el adversario", pidió Errejón en el espacio de Madrid 129 en referencia a los cuarteles de invierno.

Otro piedra en el zapato del doctor en ciencias políticas es su paso por la Universidad de Málaga. Allí de la mano del otrora diputado de Podemos Alberto Montero obtuvo la conocida como ‘beca black’. La Universidad le abrió expediente por cumplir las condiciones del contrato. Sin embargo, finalmente la denuncia quedó en suspensión porque Errejón ya no es alumno del centro. En todo caso, fuentes consultadas por OKDIARIO señalan que si el de Más País regresa a dicha universidad se reactivaría el expediente de inhabilitación.

Ecologismo, feminismo, desbloqueo… son algunos de los puntales de su candidatura que, a no ser que dé la vuelta a todas las encuestas, podría naufragar el 10-N si no supera la barrera de los tres diputados. En sus primeros compases de precampaña todo han sido malas noticias, sobre todo tras la dimisión de uno de sus gurús, el concejal Pablo Soto por un escándalo sexual, y la de su antigua ex número dos en la Asamblea de Madrid, Clara Serra, que cesó señalando los problemas de hiperliderazgo, machismo o falta de democracia interna por los que ya se desilusionó antes de Podemos.

Lo último en España

Últimas noticias