Pablo Soto

El concejal de Más Madrid Pablo Soto dimite tras ser acusado de acoso sexual

Una compañera de trabajo ha denunciado sentirse acosada tras compartir unas cervezas tras la jornada laboral

En su carta de despedida, Soto asegura que no recuerda nada por el alcohol

  • Raquel Tejero y Fernán González

Pablo Soto, concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, ha sido cesado fulminantemente este martes tras conocerse su implicación en asuntos relacionados con el acoso sexual.

Tal como confirman fuentes oficiales de Más Madrid a OKDIARIO, Soto tendrá que entregar su acta de concejal este miércoles después de trascender unas acusaciones tan duras contra él. Las mismas fuentes indican que a lo largo del miércoles emitirán una nota de prensa confirmando este cese.

Por una enfermedad degenerativa lleva años postrado en una silla de ruedas y es por este motivo por el que dice que, normalmente, pide a personas de su confianza que le acompañen al baño. En una carta de renuncia explica que tras tomar unas cervezas después del trabajo pudo pasar algo así pero no con una persona tan próxima. Sin embargo, una denunciante considera que fue acoso sexual y lo ha denunciado.

"Según me contaron, algo le dije a esa persona, no recuerdo el qué, que tenía tono o significado sexual. Yo sé que puedo ser un bocachancla y que a veces he hecho bromas sexuales, pero a mi familia y a mis amigos cercanos. Sin embargo, no recuerdo ese episodio", agrega el edil.

Soto asegura que no recuerda nada y reconoce que el alcohol ha sido "una falsa salida demasiado a menudo a situaciones de presión". Dice que la persona denunciante se sintió muy molesta al verle unos días después en una reunión de 40 personas en la que, según ella, no le correspondía estar al concejal.

Ante esto, Pablo Soto ha decidido renunciar por lo sano aunque "no recuerda" ni el episodio del baño ni el de la reunión. "Pero eso no quita que una persona se haya visto dañada por mi actitud. Lo siento profundamente y quiero disculparme por lo que le haya hecho sentir", indica.

"Más allá de que pueda o no reparar ese daño, creo que en esta situación en la que podamos coincidir en los mismos espacios, que no voy a ser capaz de prevenirlo y que puedo generar más daño, lo que corresponde es que me baje yo", concluye.

El concejal experto en Transparencia y Buen Gobierno fue número cuatro de la lista que encabezó Manuela Carmena en las pasadas elecciones municipales del 26 de mayo. Contaba con la total confianza de la ex alcaldesa que le aupó a un puesto muy importante por delante de otros ediles caídos en desgracia durante la legislatura.

Pablo Soto se encargó de liderar el área delegada de Transparencia, Buen Gobierno y Participación Ciudadana. Puso en marcha las polémicas consultas ciudadanas, los presupuestos participativos y otras muchas iniciativas en materia de implicación vecinal.

En sus redes sociales se define como: "Papá de Sara. Concejal de Más Madrid. Me gustan la fondue y los abrazos de Manuela. Democracia o muerte". Ha pasado en varias ocasiones por los banquillos de los acusados pero por cuestiones radicalmente distintas. Se trataba de motivos relacionados con el pirateo de archivos.

Lo último en España

Últimas noticias