Josep Borrell contra Quim Torra

Borrell escribirá a la Universidad de Stanford para recriminar la invitación a Torra: “Les diré quién es realmente”

Arabia Saudí
Josep Borrell en el Senado (EFE).

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, enviará una carta a la Universidad de Stanford para recriminar su invitación a Torra. "Les diré quién es realmente", ha explicado el titular de Exteriores a OKDIARIO.

Quim Torra fue invitado a una conferencia en la prestigiosa Universidad de Stanford, en la que aseguró que “Cataluña es un pueblo milenario” y presentó a los catalanes como un pueblo “sin derechos ni libertades”. Eso sí, su intervención, a tenor de las imágenes, tuvo escasa repercusión y algunos alumnos aprovecharon para dar una cabezada.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, dio una conferencia en Stanford, en el Martin Luther King Institute, de la universidad en la que se graduaron entre otros los fundadores de Google, Elon Musk (fundador de Tesla) o el mismísimo John Fitzgerald Kennedy. Bajo el título ‘Derechos humanos y autodeterminación: la visión catalana’, Torra se presentó ante los que pueden ser líderes de la empresa y la política estadounidense en los próximos años para dibujar a España como un país opresor y al movimiento independentista como una ola de pacifismo y respeto a los derechos humanos.

Una de las mentiras que se atrevió a pronunciar Quim Torra ante su audiencia fue que “Cataluña es una vieja nación europea, una sociedad con una cultura y una lengua propias”.  Y continuó ‘vendiendo’ que “Cataluña es una nación con una historia y una cultura milenarias, que una vez fue libre y ahora quiere volver a serlo”.

Torra, además, quiso explicar a los presentes “la grave situación que vive Cataluña desde la muerte del general Franco”. Una forma muy curiosa de ligar la muerte del dictador en 1975 con el referéndum ilegal celebrado el 1-0 de 2017. “Alrededor de 2,3 millones de catalanes votaron, de los cuales el 90% lo hizo por la independencia. La violencia de la Policía no pudo pararles”, ha descrito para, a continuación, asegurar que “ese día nació algo nuevo, algo que no se puede parar porque nunca se podrá borrar de alguien que ha estado tan cerca de la libertad”.

Lección a Torra

El cónsul español en San Francisco, Diego Muñiz, fue el encargado de rebatir al presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la conferencia que dio en la Universidad de Stanford, en California (EEUU). “La Constitución española no acepta la posibilidad de que una comunidad autónoma convoque un referéndum”, dijo, según puede verse en un vídeo del acto.

Mientras Torra apelaba a una mediación internacional para conseguir el derecho de autodeterminación en Cataluña y argumentaba que España no ha completado su transición democrática desde el franquismo, el cónsul afirmó que la Carta Magna española, “que todo el mundo está de acuerdo en que es democrática”, no permite a las comunidades autónomas organizar referendos. Sí tiene, recordó, un sistema estricto para organizar referendos en el conjunto de España.

Muñiz afirmó además que, desde el pasado mes de junio en España hay un nuevo presidente del Gobierno, con el que Torra se ha reunido varias veces, que quiere tener con el Gobierno catalán un diálogo “abierto y franco”, pero en el marco constitucional.

Borrell, solo

Precisamente por actos como estos -el envío de la carta que pretende el ministro de Exteriores- Josep Borrell se siente sin apoyos en un partido socialista que no se ha mostrado tajante frente al independentismo, en contra de lo que ha hecho siempre el ministro de Asuntos Exteriores que, sin embargo, no se plantea, bajo ningún concepto, la dimisión.

El líder de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se siente solo y sin apenas apoyos en el PSOE. Así de tajantes se muestran fuentes muy próximas al ministro, que apuntan a sus posturas antiseparatistas tan evidentes como el motivo principal por el que gran parte de Ferraz ha dado la espalda a Borrellque, sin embargo, se siente “con fuerzas” para seguir adelante pese a los ‘enemigos’ con los que cuenta en su propio partido.

“No tiene muchos amigos, ni apoyos en el PSOE”, subrayan quienes conocen al ministro que, pese a todo, siente que “es político”, con lo que está mejor en el Gobierno, donde sí puede cambiar cosas, que fuera del Ejecutivo. Y es que la laxa postura antiseparatista de Moncloa contrasta, y mucho, con la clara postura de Borrell, cuyo último episodio se ha producido, tal y como avanzó este lunes OKDIARIO, en la reunión de ministros de la UE, donde el titular de Exteriores español ha ironizado con las cifras de heridos que dieron los golpistas tras el referéndum ilegal, y ha señalado ante sus homólogos europeos en Bruselas que el grado de desinformación provocado intencionadamente por los separatistas fue de tal calado que “de los famosos 1.000 heridos en el referéndum ilegal en Cataluña, a la hora de la verdad sólo dos ingresaron en los hospitales”.

Últimas noticias