Con su marido amenazado

Una cabo denuncia ante Millo que los Mossos del 155 son una ‘Genestapo’ al mando de los golpistas

La mossa señalada por los independentistas denuncia a la "Genestapo"

Es una cabo de los Mossos d’Esquadra que fue sancionada y expedientada por criticar a Carles Puigdemont, y que ha decidido denunciar en público lo que es un clamor entre los miles de agentes que respetan la ley y la Constitución en Cataluña. Que en la policía autonómica de Cataluña siguen mandando los golpistas. Lo singular es que esa denuncia se realizó en un acto al que asistía el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

Ocurrió en un acto organizado por Sociedad Civil Catalana en Gerona bajo el título "Diálogos para la convivencia: unidos en la diversidad". La policía sancionada pidió el turno de palabra para hacer la siguiente advertencia: "Tenemos un golpe de Estado. Un golpe que no es como el de Tejero, sino dentro de las instituciones de la Generalidad de Cataluña a la que yo llamo ‘Genestapo’. Y han de saber todos los mandos son golpistas. Golpistas disfrazados de Mossos d´Esquadra", afirmó.

Santamaría, máxima autoridad

Uno de los asistentes a esta jornada era el delegado del Gobierno, Enric Millo, que clausuró finalmente un encuentro afirmando que "el respeto a la ley es la base de la democracia". El que fuera mano derecha de Duran Lleida en UDC es hoy el representante del Gobierno en esta comunidad y considerado el hombre fuerte de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, a la sazón máxima autoridad en Cataluña por mor de la aplicación del 155. Un artículo que no ha cambiado la deriva golpista de los Mossos según denunció esta cabo que acudía a ese acto.

La denunciante fue objeto de una investigación por parte de la División de Asuntos Internos (DAI), que como adelantó OKDIARIO sigue estando comandada por una cúpula afín al intento de golpe de Estado separatista. A esta cabo se la investigó en enero de 2017 por los comentarios ofensivos que supuestamente habría vertido en Facebook contra el expresidente y prófugo Puigdemont.

Un extremo que siempre ha negado, ya que la agente sostiene que fue su madre quien hizo los escritos en la red social, usando su perfil por error. A partir de ahí fue expedientada por la dirección de los Mossos, con siete meses sin sueldo.

Pero además, ella y su familia han sido objeto de amenazas y persecución en las redes por parte de los policías separatistas. Los mismos que hace unas horas han intentado ridiculizar su alegato. Albert Donaire, el mosso que se jacta de incumplir la Constitución, y que hace vídeos supremacistas  mofándose de andaluces y extremeños es su líder. En este tuit acusa a esta cabo de "insultar al Molt Honorable President", de "renegar del cuerpo y de la Generalitat", así como de "querer destruir a los Mossos".

 

Una Gestapo independentista

Ahora esta policía no sólo asegura que el golpe se mantiene, sino que no tiene miedo a nuevas sanciones tras comparar al gobierno catalán con la policía política de  la Alemania nazi: "En la ‘Genestapo’ está habiendo un golpe desde dentro de las instituciones", reitera. Esta agente ha anunciado su deseo de reunirse con el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Su objetivo es poder acogerse a la pasarela para mossos que quieran cambiarse a otros cuerpos de seguridad del Estado, como la Policía Nacional o la Guardia Civil.

Pero, además, la cabo quiere presentar al ministro tres carpetas con material, mensajes y fotografías que, asegura, demuestran que compañeros del cuerpo se identifican en las redes sociales como mossos independentistas. "Llaman dictador al Rey, o fascista a la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría pero a ellos no les abren expedientes", también denuncia.

El marido de esta agente, sargento de los Mossos d´Esquadra, ya interpuso asimismo denuncia por amenazas contra el  líder de los mossos independentistas. Fue el pasado 11 de enero. Una denuncia ante el Departamento de Interior de la Generalitat (bajo mando del Ministerio del Interior desde la aplicación del 155)  y con copia a sus superiores, de la que aún no han tenido respuesta tanto el agente como su represaliada compañera y esposa.

Últimas noticias