En 'Mi casa es la tuya'

Bertín Osborne rechaza una oferta «desorbitada» de Maduro para entrevistarle y lavar su imagen

El dictador chavista Nicolás Maduro ha intentado "contratar" al presentador Bertín Osborne para asistir como invitado al programa 'Mi casa es la tuya' de Telecinco y 'blanquear' su imagen en España.

Así trató Maduro de convencer a Bertín: "Cocino muy bien y toco la guitarra"

Vídeo: OKDIARIO

El dictador chavista Nicolás Maduro ha intentado «contratar» al presentador Bertín Osborne para asistir como invitado al programa ‘Mi casa es la tuya’ de Telecinco y tratar de ‘blanquear’ su imagen en España. El presentador, muy crítico con el chavismo, ha declinado la oferta pese a que económicamente era «desorbitada».

Maduro está obsesionado con mejorar su imagen pública en España. Lleva tiempo maniobrando para aparecer en las televisiones españolas, pero en un programa de entrevistas «amables» donde mostrarse al público como un personaje cercano y con el que la audiencia pueda empatizar. Ya lo intentó hace aproximadamente un año y medio, cuando contactó por primera vez con Osborne para ser entrevistado en el programa que presenta en Mediaset. La respuesta fue un rotundo «no».

Unos meses más tarde, el dictador chavista fue entrevistado en ‘Salvados’, programa que entonces presentaba Jordi Évole en ‘La Sexta’. Pero el chavista no consiguió su objetivo: acercarse al público español. Maduro busca impacto mediático a través de un programa distendido, con cierto tono humorístico y alejado de entrevistas serias y encorsetadas.

Hace un mes, coincidiendo con las negociaciones de Pedro Sánchez con Pablo Iglesias para formar un Gobierno socialcomunista, Maduro volvió a llamar a Bertín Osborne. Lo hizo a través de un interlocutor que trabaja para el régimen chavista.

«Llamo de parte de Maduro»

Suena el teléfono. Bertín descuelga: «¿Quién es?» Interlocutor: «Soy Luis, un abogado venezolano que trabaja ocasionalmente para el Gobierno de Nicolás Maduro». De fondo puede escucharse otra voz, que Osborne identifica rápidamente: se trata de Nicolás Maduro.

«Bertín, hermano, te llamo de parte del presidente porque tiene muchísimo interés en que hagáis una entrevista con él. Él sabe que tú hablas muy mal de él, sabe que cada vez que puedes le criticas y que tienes muy mal concepto de él. Pero quiere que sepas que es fan tuyo y toda su familia también».

El abogado hace referencia a las innumerables ocasiones en las que el presentador se ha pronunciado públicamente en contra del régimen chavista y la difícil situación que atraviesa Venezuela. Circunstancias que Osborne conoce de cerca ya que su mujer, Fabiola Martínez, es natural del país caribeño.

El abogado venezolano continúa insistiendo en que al líder chavista le gustaría que la entrevista fuese en ‘La Casona‘, la residencia privada de Maduro que se encuentra en el Palacio de Miraflores.

Bertín se sincera y le dice que «no puedo ver a este personaje porque es un dictador y está matando a su pueblo». El presentador se niega a ir en «contra de mis principios» y declina la oferta. Termina la conversación y cuelga el teléfono.

Maduro insiste

Dos horas después, el abogado venezolano vuelve a llamarle y le dice: «Ahora que ya no estoy en Miraflores puedo hablar con tranquilidad. Habría un incentivo».

Le ofrece una cifra «desorbitada», una cantidad que el propio Bertín califica de «obscena». Ante esta oferta, el presentador contestó: «Si tenía alguna duda, ya no tengo ninguna. Ahora es cuando te digo que no». El presentador explica: «Yo no me voy a vender, mis principios son mis principios y no estoy dispuesto a entrar. Y menos, en un juego con dinero de por medio».

Tras la conversación mantenida con el interlocutor de Maduro, Bertín Osborne llamó inmediatamente al consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile, quien le respondió: «Si no quieres hacerlo, no se hace». La cadena ha respetado esta decisión, a pesar de reconocer que hubiese sido un «pelotazo televisivo».

Lo último en España

Últimas noticias