España

El Rey avisa que la unidad de España es intocable y abre la puerta para que Rajoy aplique el 155

0 Comentar

El Rey ha advertido este martes de lo que ha calificado como “deslealtad inadmisible a los poderes del Estado” por parte del gobierno independentista de Cataluña y, al mismo tiempo, ha avisado de que es “responsabilidad” de esos poderes “asegurar la vigencia del Estado de Derecho y el autogobierno de Cataluña”.

En un mensaje dirigido a la Nación, inédito, el monarca ha reiterado la defensa de la unidad española y la legalidad de la Constitución y el propio Estatuto de autonomía catalán y ha acusado a las autoridades golpistas de haber provocado una situación de “extrema gravedad” y de haber “quebrantado los principios democráticos de todo Estado de Derecho y han socavado la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana, llegando desgraciadamente a dividirla”.

“Estamos viviendo momentos muy graves para nuestra vida democrática. Todos hemos sido testigos de los hechos en Cataluña con la pretensión de la Generalitat de que sea proclamada ilegalmente la independencia”, ha dicho Don Felipe en su intervención, grabada en La Zarzuela, 48 horas después de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, anunciase la independencia tras el referéndum ilegal.

Se trata del primer discurso que Felipe VI dirige a los españoles, al margen de los habituales de Nochebuena. Desde su despacho, y vestido de manera sobria, con las banderas de España y la Unión Europea a su espalda y un cuadro de Carlos III, de Mengs, con el bastón de mando, el Rey ha hilvanado un discurso duro y rotundo, con serios reproches a las autoridades independentistas. El monarca ha acusado al gobierno catalán de “haberse situado al margen del derecho y la democracia” y de “quebrar la unidad de España y la soberanía nacional, que es el derecho de los españoles a decidir democráticamente su vida en común”, ha avisado.

Don Felipe ha reprochado “el inaceptable intento de apropiación de las instituciones históricas de Cataluña” por parte del gobierno catalán y ha advertido de que “desde hace tiempo determinadas autoridades de Cataluña, de manera deliberada, han venido incumpliendo la Constitución y su Estatuto de Autonomía, que es la ley que protege y ampara su autogobierno”.

Don Felipe ha alertado de que la sociedad catalana está hoy “quebrantada” por parte del golpe secesionista y ha considerado que las autoridades catalanas “con su conducta irresponsable” pueden poner en riesgo la estabilidad económica y social “de Cataluña y toda España”.

El Rey ha querido trasladar un mensaje de “tranquilidad y esperanza” a los catalanes, que ha hecho extensivo a todos los españoles.

Así, ha dedicado buena parte de su discurso, de siete minutos, a la mayoría no independentista de Cataluña, la denominada ‘mayoría silenciosa’

“Sé que en Cataluña hay mucha preocupación con la actitud de las autoridades catalanas. A esos ciudadanos les digo que no están solos”, ha destacado. “Son momentos difíciles pero los superaremos y saldremos adelante, porque nuestros principios democráticos son fuertes y sólidos y lo son porque están basados en el derecho de millones de españoles de vivir en paz y libertad”, ha dicho.

El Rey ha terminado vinculando a la Corona con la respuesta al desafío independentista, de forma clara y contundente. “En la España mejor que  todos deseamos estará también Cataluña. Reafirmo el firme compromiso de la corona con la democracia, con la unidad y la permanencia de España”, ha dicho.

Comprometido con la respuesta al golpe secesionista

Don Felipe había dejado despejada su agenda pública para esta semana, aunque ya hace semanas, especialmente desde que el Parlament aprobó las leyes del referéndum y de ruptura los días 6 y 7 de septiembre, fuentes de Zarzuela señalaron que el Rey está en contacto permanente con motivo de este asunto con el Gobierno y su presidente, Mariano Rajoy.

Pocos días después de que el Parlament aprobase esas leyes de ruptura -suspendidas después por el Tribunal Constitucional- el jefe de Estado hizo una contundente intervención sobre la situación en Cataluña, mostrándose convencido de que la Constitución Española “prevalecerá sobre cualquier quiebra de la convivencia en democracia”.

Durante su discurso con motivo de la entrega de los premios nacionales de Cultura, en la catedral de Cuenca, Don Felipe recalcó que una democracia constitucional como la española “solo es posible si las leyes que la regulan y organizan son atendidas y cumplidas por los ciudadanos y por las instituciones” y “si los derechos y libertades de los ciudadanos son tutelados y respetados por los poderes públicos”.

“Ante quienes se sitúan fuera de la legalidad constitucional y estatutaria y fracturan la sociedad, estoy seguro de que los derechos que pertenecen a todos los españoles serán preservados; de que las libertades de todos los ciudadanos serán garantizadas y protegidas”, afirmó entonces.

Últimas noticias

Lo más vendido