Industria alimentaria

Ucrania excede los límites de venta de avena y huevo a Europa y Bruselas le impone nuevos aranceles

huevos, ucrania, kiev, bruselas, union europea
Unos huevos.

Bruselas ha decido imponer nuevos aranceles a distintos productos ucranianos tras superar los límites de exportación acordados. Esta decisión ha generado preocupación en Ucrania y podría tener repercusiones significativas en la economía del país.

La disputa se centra específicamente en las exportaciones de avena y huevos desde Ucrania hacia los mercados europeos, donde las autoridades ucranianas han excedido las cuotas establecidas en los acuerdos comerciales vigentes. Al respecto, la Unión Europea (UE) ha argumentado que este exceso compromete la «estabilidad» del mercado europeo e infringe los términos pactados.

Pese a que la UE ha suspendido los derechos de importación y las cuotas sobre las exportaciones de productos agrícolas ucranianas hasta junio de 2025, ha establecido también un «freno de emergencia» que fuerza su reactivación automática si se supera el promedio anual de importaciones registrado entre el 1 de julio de 2021 y el 31 de diciembre de 2023.

Esta salvaguardia afecta a productos considerados «sensibles» para algunos Estados miembro, una lista que más allá de la avena y los huevos e incluye también la carne de aves de corral, el azúcar, el maíz, la sémola y la miel. De esta manera, se busca restablecer el equilibrio en el comercio bilateral y proteger los intereses de los productores europeos afectados por la competencia desleal.

Intereses comerciales

Ya a comienzos de año, Margaritis Schinas, uno de los vicepresidentes de la Comisión, defendió la entrada en vigor de este nuevo acuerdo, que «logra un equilibro» entre el apoyo a Ucrania y las preocupaciones planteadas por los países del Este y el sector agrícola. «Aunque nuestro seguimiento no ha mostrado efectos adversos en el mercado de la UE en su conjunto, somos conscientes de que estas importaciones ucranianas pueden tener algunos efectos adversos más localizados», matizó.

En este sentido, aunque la decisión final de imponer aranceles y restringir el comercio de ciertos productos corresponderá  siempre a la Comisión, los Estados miembros tendrán un papel más relevante en el proceso y podrán presentar recomendaciones y consejos. Una forma de calmar los ánimos de países como Eslovaquia, Hungría, Polonia, Rumanía o Bulgaria, que vetaban la entrada de algunos alimentos procedentes de Kiev, especialmente al grano ucraniano. -La Comisión Europea había concedido un veto excepcional a estos países, por ser Estados miembro colindantes con Ucrania y «en primera línea», ya que el crecimiento de flujos de cereal ucraniano hacia la UE había generado graves problemas de almacenamiento que hacían peligrar las cosechas domésticas, pero que sí permitía su tránsito hacia otros países de la UE.

En este contexto, Ucrania exportó más de 7.000 toneladas de avena a todos los terceros países en 2022 y 11.173 toneladas entre julio de 2023 y mayo de 2024, detalló el Ejecutivo comunitario. Además de a la UE, Kiev exporta a varios países de todo el mundo, como India, Irak, Libia, Marruecos, Sudáfrica, Suiza, Turquía o Vietnam, de acuerdo con Bruselas.

Con todo, desde Kiev se han comprometido cooperar estrechamente con las autoridades europeas para encontrar una solución beneficiosa y evitar un deterioro mayor en las relaciones comerciales.

Lo último en Economía

Últimas noticias