Laboral

Indra pide ideas a sus empleados para potenciar su proceso de transformación cultural

Indra pide ideas a sus empleados para potenciar su proceso de transformación cultural
Fernando Abril Martorell, presidente de Indra

'Change from the core’ es el nombre que han ideado los directivos de Indra para un plan que busca modernizar sus estructuras, su flujo de información y la manera en que toma las decisiones con sus trabajadores.

‘Change from the core’ es el nombre que han ideado los directivos de Indra para un plan que busca modernizar sus estructuras, su flujo de información y la manera en que toma las decisiones con sus trabajadores. Según ha sabido OKDIARIO, la empresa ha desarrollado un ambicioso proyecto que autodenomina “de transformación cultural” y que tiene básicamente como objetivo “atraer el talento global creando el entorno ideal en el que satisfacer las aspiraciones de sus profesionales”, y convertir a Indra en un proyecto cada vez más atractivo para el talento global, creando el entorno ideal en el que satisfacer las aspiraciones de sus profesionales.

Una de las características más novedosas de este plan, que la empresa ha dado a conocer a algunos empleados durante marzo, es la creación del “dinamizador”, una figura para intentar expandir el corporativismo entre los empleados. En sus primeras reuniones, directivos de la empresa han comunicado a los trabajadores seleccionados -una selección de toda la plantilla en distintos proyectos- que su función será proponer cambios que les gustaría realizar en la empresa para mejorar su productividad. El teletrabajo es una de las ideas más valoradas por la plantilla, según las fuentes consultadas.

Los ejes de transformación

Este periódico se ha puesto en contacto con fuentes oficiales de Indra, que han confirmado que el plan está en marcha.

El objetivo no es sólo que afecte a los empleados de la compañía sino a otros ‘stakeholders’ o públicos, principalmente clientes, candidatos o proveedores.

La “transformación cultural” de Indra contempla cuatro grandes ejes, según la empresa.

  • La identificación y la gestión del talento interno
  • La conexión emocional con los profesionales de Indra para aumentar su compromiso
  • El desarrollo de prácticas de innovación e intraemprendimiento, tanto a nivel interno como externo, que contribuyan a los objetivos de negocio
  • La creación de un entorno de trabajo más humano, flexible y enfocado a la colaboración

La compañía con participación pública (un 18,7% del capital pertenece a la Sepi) busca “procesos más ágiles, menos burocratizados”.

“Gracias a la tecnología, los modos de trabajo evolucionarán y lo verdaderamente relevante será la aportación de valor del empleado, no el lugar desde el que se trabaje”

Como ejemplo, la compañía ya ha modificado uno de los principales despachos en su sede de Alcobendas, que de ser un despacho para la directiva que se utilizaba, según la empresa, apenas una vez al mes, ha pasado a ser una suerte de espacio de ‘coworking’ destinado a que los trabajadores puedan sacarle partido.

Además, los profesionales de Indra podrán conciliar de forma más eficaz su vida personal y su vida profesional, destaca la compañía. “Y gracias a la tecnología, los modos de trabajo evolucionarán y lo verdaderamente relevante será la aportación de valor del empleado, no el lugar desde el que trabaje. Adicionalmente, los empleados conocerán mejor el propósito de su trabajo y entenderán cuál es su aportación a los proyectos de Indra, que tanto están contribuyendo a transformar el mundo”, ha explicado la compañía a OKDIARIO.

Últimas noticias