Casado

Casado pondrá fin a la guerra del diésel emprendida por Sánchez

Pablo Casado
Pablo Casado

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado en que cuando sea presidente del Gobierno "no se va a prohibir el diésel" y por ello ha lanzado un mensaje "nítido" a los españoles que están retrasando su decisión de compra porque no entienden ni las declaraciones de la Ministra de Transición Energética ni del presidente del Gobierno.

Casado, ha reiterado este viernes su apoyo y "compromiso" con la industria del motor y ha anunciado una serie de medidas para impulsar uno de los sectores "más importantes" de España al tiempo que ha pedido a las administraciones públicas un mayor compromiso para apostar por el vehículo eléctrico en materia tributaria.

Así lo ha afirmado Pablo Casado tras visitar, junto al presidente regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, la factoría que Renault tiene en la localidad palentina de Villamuriel de Cerrato, uno de los "principales pulmones de creación de empleo, económico y potencia exportadora de Castilla y León".

El diésel es una tecnología que, hoy por hoy, contamina seis veces menos que un coche de gasolina de hace 10 años" ha aseverado Pablo Casado, por lo que considera que las decisiones del Gobierno al respecto no corresponden a una criterio medioambiental, "sino que es una irresponsabilidad contra la política industrial y económica" de España.

Así, el líder del PP ha ha recordado las malas cifras que el mundo del motor donde las ventas de automóviles, desde la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno, han llevado a seis meses consecutivos de descensos en las ventas tras una caída del 8,8 por ciento el pasado mes de febrero.

Además, España lleva años siendo la octava potencia mundial pero ha bajado al noveno puesto "y las previsiones de futuro no son optimistas" por lo que el responsable del PP ha apostado por la "estabilidad y seguridad para un sector industrial que es puntal en la economía".

Para ello Pablo Casado ha desgranado una serie de medidas como el impulso a los híbridos y al coche eléctrico, para lo que es necesario un plan de recarga total para el desarrollo de las infraestructuras de reposición; una tributación "más beneficiosa" para fomentar la compra de vehículos con una reducción del peso de la fiscalidad en la compra y el refuerzo a un marco de relaciones laborales mediante el acuerdo con los agentes sociales.

Asimismo, el PP plantea desarrollar una política energética que tenga en cuenta la seguridad en el suministro, el menor impacto medioambiental posible y el menos precio posible también para empresas y particulares

Asimismo, ha apuntado que el PP apuesta por la FP Dual; la innovación, investigación y el desarrollo, la robotización y las nuevas tecnologías que son "esenciales para esta industria".

Y es que Pablo Casado ha reconocido la importancia de un sector, el de la automoción que representa el 10 por ciento del PIB y da empleo a más de 200.000 personas.

Últimas noticias