EL REAL MADRID PREPARA LA MAYOR INVERSIÓN DE SU HISTORIA

El verano de los 600 millones

El verano de los 600 millones
Comentar

El próximo verano se espera revolución en el Bernabéu. Lejos de ser una limpia, el conjunto madridista se reforzará a conciencia para afrontar la temporada, después del fracaso momentáneo de la 2017-18. El club madridista está lista para invertir una cuantía cercana a los 600 millones de euros para lograr volver a la senda de la victoria cuanto antes. Un portero, un lateral, un central y dos galácticos podrían llegar al Real Madrid para devolverle a la afición la ilusión perdida a falta de cinco meses para que termine la competición.

Un portero… a ser posible, De Gea

El club madridista afrontará definitivamente la contratación de un portero. Finalmente, la renovación de Kepa ha imposibilitado la llegada del jugador del Athletic el próximo verano. El jugador se cansó de esperar a los blancos y estos deberán mirar hacia otro lado a la hora de fichar a un guardameta. Volverá, por tanto, a activarse la operación De Gea. El jugador del United podrá al fin regresar a la capital, después del fallido fax y de los continuos rumores acerca de su fichaje.

Dos defensas

La fragilidad defensiva demostrada hasta la fecha hace que el conjunto madridista se plantee seriamente abordar la contratación de un lateral y un central de garantías. La marcha de Pepe dejó al equipo sin parte de la jerarquía necesaria en el centro de la zaga. Los fallos a los que acostumbran este curso no se pueden permitir, por lo que la directiva ya se mueve buscando al nuevo Pepe.

Otra de las posiciones en las que se continúa sin dar con la tecla es el lateral derecho. Carvajal sigue contando con la confianza de cuerpo técnico y directiva, sin embargo se sigue sin encontrar un hombre que dé la tranquilidad necesaria cuando el canterano no está. Con la marcha de Danilo se pensó que Achraf estaría preparado para asumir ese rol, sin embargo, el marroquí no acaba de convencer.

En este caso hay un nombre propio en la agenda del Real Madrid. Se trata de Álvaro Odriozola. El lateral diestro de la Real Sociedad disputa su segunda temporada en Primera división. A sus 23 años es uno de los futbolistas más prometedores de nuestro fútbol y ha dejado claro que puede rendir a un nivel semejante al de Leganés.

Y dos galácticos

Pero no es sólo atrás donde los blancos esperan refuerzos. En ataque ha quedado claro que no son lo que eran. La producción ofensiva del Real Madrid está dejando mucho que desear en la presente campaña. La evidente falta de gol de los madridistas es la principal culpable de que el equipo esté a 19 puntos en Liga y fuera de la Copa. Las bajas de James, Morata y Mariano fueron lo suficientemente duras y el equipo las está acusando. Por ello, se espera que dos galácticos renueven las ilusiones de una afición que ha perdido la ilusión en el mes de enero.

Este verano podría ser por fin el de Hazard. Con continuas especulaciones sobre el futuro del belga y constantes halagos al conjunto madridista, el volante del Chelsea podría terminar por fin en Chamartín. Uno de los favoritos de Zidane, estuvo cerca de llegar el pasado verano, pero se desechó la opción dada su fractura del tobillo.

Otro de los futuribles es Harry Kane. El delantero del Tottenham ha enamorado a un continente entero. El jugador ha logrado la imposible de desbancar a Messi o Cristiano como máximos goleadores de un año natural, algo impensable teniendo en cuenta el dominio total y absoluto de los dos astros del fútbol. Su gran capacidad goleadora es conocida en el Bernabéu, donde marcó en Champions en la última visita de los spurs, además de matar en Wembley a los madridistas.

Pero lo que también se baraja en el club, que pondría en duda una de las dos anteriores incorporaciones, sería la llegada de Neymar Jr. La llegada de la estrella del PSG supondría un golpe de autoridad de la entidad de Concha Espina. El jugador abandonó el FC Barcelona para convertirse en el fichaje más costoso de la historia del fútbol, por 220 millones de euros. A día de hoy, se baraja que el club pagaría en torno a 250 por vestirle de blanco. Algo que parece no importar a la afición, pues el madridismo ansía ver al brasileño luciendo la blanca madridista.

La inversión se estipula en torno a los 600 millones de euros, pero no vendrán sólos. Desde el club tienen previsto que la llegada de ciertos jugadores suponga la marcha de otros. Atrás, los cambios serían más bien de hombre por hombre, mientras que arriba, para darle viabilidad a estas opciones, tendría que suponer la marcha de mínimo uno de los miembros de la BBC. En total se espera hacer caja y juntar unos 200 millones en el apartado de salidas, una cantidad con la que se podría firmar a uno de los galácticos.

Últimas noticias