Nuevo episodio en su operación

Rabiot, una bomba de codicia en el vestuario del Barça

Rabiot
Rabiot, durante un partido de Champions League. (Getty)

El fichaje del francés por el Barcelona se ha complicado tras la exigencia de éste por una oferta mayor

Cuando todo parecía hecho en la Operación Rabiot entre Barcelona y Paris Saint Germain, un nuevo capítulo aparece en el horizonte. Al parecer, el acuerdo al que habían llegado el jugador y el club azulgrana se ha visto vulnerado por la madre y representante del francés que ha exigido cinco millones más para llevar a cabo la operación que lleve al centrocampista de París a Cataluña.

Todo estaba hecho. Rabiot venía deteriorando su relación con el PSG durante los últimos meses. El jugador, que finaliza contrato con el conjunto parisino el próximo mes de junio de 2019, no estaba dispuesto a renovar su contrato con los franceses y su salida se presentaba inminente. Más cuando su vínculo con Thomas Tuchel estaba roto. El técnico, harto de los desplantes del futbolista, le había apartado del equipo tras ir perdiendo la titularidad poco a poco e ir dejando de entrar en las convocatorias en las últimas semanas.

En los últimos días se apuntaba a operación cerrada, el Barcelona pagaría una compensación de cinco millones de euros al Paris Saint Germain para liberar al centrocampista a partir del 1 de enero y no esperar hasta junio, cuando finalizaba su contrato. Finalmente, la operación se iba a saldar por una cifra mayor en las últimas horas. El Barça doblaba el precio hasta los 10 millones de euros y hacía las maletas a Rabiot con dirección al Camp Nou, que vería los mismos emolumentos con la blaugrana que recibía en París. Pero Véronique, madre y representante del jugador, cambió lo acordado.

El Barcelona se ha encontrado en las últimas horas con una nueva exigencia por parte de Véronique. La tutora del futbolista pide cinco millones de euros extra a los culés para cerrar la operación, algo que no ha gustado nada en la cúpula barcelonesa. El jugador pide más, aunque su deseo de recalar en  España está intacto, quiere un pellizco extra de última hora que hace tambalear toda la operación. No es la primera vez que la representante hace un movimiento así, ya que en París están acostumbrados a los giros de ésta. La directiva culé, en estos momentos, se replantea la operación.

Últimas noticias