Según la prensa francesa

Rabiot puede llegar al Barcelona de forma inminente

Mercado de fichajes
Adrien Rabiot, durante un encuentro con el PSG (AFP)

La llegada de Adrien Rabiot al Barcelona podría producirse de manera inminente. El PSG podría aceptar una cifra de 5 millones en concepto de indemnización y que el centrocampista francés salga del conjunto parisino a partir del 1 de enero de 2019 en cuanto se abra el mercado de fichajes de invierno

El interés del Barcelona en Adrien Rabiot y el deseo del centrocampista francés de salir del París Saint Germain son evidentes. Según el diario francés París United, que sigue la actualidad del conjunto parisino, la llegada de Rabiot al Camp Nou podría producirse de manera inminente para satisfacer a las tres partes implicadas.

Adrien Rabiot sabe que le esperan seis meses condenado al ostracismo si continúa en el París Saint Germain. Así se lo comunicó Tuchel, con la aprobación de la directiva, como castigo a no querer renovar su contrato que finaliza el próximo 30 de junio de 2019. Por ello, el centrocampista francés está deseando salir del club y parece que su prioridad es enfundarse la camiseta del Barcelona, aunque no es el único club que lo pretende.

Mientras la relación de Rabiot y su entorno – la madre del jugador es también su agente- está completamente rota con el PSG, todos los implicados están intentando encontrar la opción que mejor les resulte. Y el medio París United apunta a una posible solución que podría darse en los próximos días.

Según el citado medio, hasta este momento lo hablado entre Barcelona y Rabiot es un salario de 10 millones de euros al año y 10 millones como bonificación por la firma. Esto si su llegada se produce en verano, es decir, si el francés se mantiene firme en no renovar con el PSG y llega gratis a la Ciudad Condal. El aspecto negativo para el jugador es que se quedaría en el dique seco los próximos seis meses.

Adelantar el traspaso a enero

Sin embargo, el diario galo apunta que Abidal pretende hablar con Antero Henrique para que la llegada de Rabiot se adelante a enero. Si es necesario y para amortizar la transferencia, el bono de firma se dividirá entre dos, es decir, 5 millones de euros en lugar de los 10 millones previstos. Una solución que podría valer a las tres partes: Rabiot no pasaría seis meses sin jugar, el Barcelona ganaría a un jugador en enero y el PSG se quitaría un dolor de cabeza, además de cobrar los 5 millones en concepto de indemnización.

Por otro lado, el Tottenham también parece interesado en Rabiot, pero el principal problema es el salario del jugador. Los ingleses no están dispuestos a pagarle una ficha tan alta, como máximo 7 millones por temporada. Una opción que todavía no desecha el francés por si hubiera un giro en las negociaciones con los azulgranas.

Últimas noticias