PALIZA POR 129-100

San Antonio y Gasol humillan a los Warriors en el estreno de la NBA

Pau Gasol ha elegido bien esta temporada. El pívot español, que fichó por los San Antonio Spurs, para intentar ganar el tercer anillo de su carrera vio como su equipo pasó por encima del favorito a campeonar en la NBA: los Warriors. El de Sant Boi estuvo discreto con apenas dos puntos y cuatro rebotes en 18 minutos, pero vio que para su tranquilidad tanto el alero Kawhi Leonard –35 puntos– como el ala-pívot LaMarcus Aldridge –26– presentaron un nivel imposible de igualar incluso estos Warriors.

La noche que se proyectaba como histórica para la nueva formación de los Warriors, que año pasado batió todas las marcas, incluida la una racha inicial de temporada de 24-0, pero vio como los Spurs fueron en todo momento los mejores en el campo.

De ahí, que el doble-doble de 27 puntos y 10 rebotes que aportó Durant en su debut con los Warriors no tuviera ningún efecto positivo porque el equipo nunca mostró sincronización entre todos los jugadores, especialmente con Curry, su nuevo compañero.

Los Spurs ganaron en el Oracle Arena de Oakland por primera vez desde el 11 de noviembre del 2014 cuando se impusieron 110-113. Leonard alcanzaba los 31 puntos al concluir el tercer periodo, mientras que el ala-pívot LaMarcus Aldridge aportó un doble-doble monumental de 26 puntos y 14 rebotes.

"Creo que los jugadores están avergonzados, yo desde luego por mi parte lo estoy", admitió el técnico Steve Kerr, mientras que su nueva estrella Kevin Durant sintió que le "dieron una bofetada en la cara" tras este encuentro.

Golpe sobre la mesa de unos Spurs que han demostrado que sin Tim Duncan continúan siendo máximos favoritos al anillo de la NBA y que además apenas requirieron de los servicios de un Pau Gasol al que le llegarán noches más prolíficas en el apartado anotador.

Lo último en Deportes