Open de Australia 2022

El dinero que gana Rafa Nadal por vencer en el Open de Australia 2022

El Open de Australia repartía este año un total de 47,4 millones de euros, un 4,5% más que el año pasado. El ganador, Rafa Nadal, se lleva 2,8 millones de euros, mientras Medvedev se embolsa 1,4 millones

Así te hemos contado la final entre Nadal y Medvedev

Susto para Nadal y Medvedev: una espontánea saltó a la pista durante la final

Así queda el palmarés del Open de Australia tras la victoria de Nadal

dinero nadal open australia
Nadal durante la final del Open de Australia ante Medvedev. (Getty)

Rafa Nadal se ha convertido en el mejor tenista de la historia tras conseguir su 21º Grand Slam, después de superar a Daniil Medvedev en la final del Open de Australia con una remontada histórica. Con este triunfo también se lleva un suculento pellizco económico: 2.778.449 euros. Este es el dinero que el torneo otorga al ganador del primer grande de la temporada.

Los premios del Open de Australia han aumentado un 4,5% respecto a la pasada edición donde el ganador, en aquel caso Novak Djokovic, se llevó 2,27 millones de euros. Si en 2021 se repartieron un total de 44,82 millones de euros, en 2022 esa cifra ha subido hasta los 47.354.358 euros (75 millones de dólares australianos).

Así pues, el manacorense se ha llevado el botín más alto de la historia de un Open de Australia que cada año se supera y reparte mayores premios en metálico. Por su parte, el finalista, Medvedev, se ha embolsado 1.389.270 euros, que tampoco está nada mal. Rafa ha peleado con uñas y dientes para llevarse el gordo y al final el esfuerzo obtuvo la recompensa merecida. Perdió los dos primeros sets, pero se rehizo y le dio la vuelta.

Es la segunda final que pierde el número dos del mundo en estas pistas, ya que cedió ante Djokovic el año pasado y ahora con Nadal. Tiene mucho mérito lo que ha logrado Nadal, que se llegó a plantear su presencia en Australia, incluso el Covid puso en jaque su participación en el Grand Slam.

Finalmente, decidió seguir los consejos de su equipo y acudir al ATP 250 de Melbourne, previo al Open de Australia, para preparar la cita. No es habitual verle en torneos de esta categoría, pero la falta de ritmo hacía fundamental acudir si quería competir en el primer grande del año. Ganó sin despeinarse en la final a Maxime Cressy. Eso le hizo llegar en mejores condiciones a una cita marcada en rojo en el calendario.

El sorteo del cuadro del Open de Australia hacía que se cruzara con Alexander Zverev en cuartos de final y Djokovic en semifinales. El camino al título se presentaba difícil y lleno de trabas, pero poco a poco se le fue despejando. Primero se caía el serbio, que era deportado de Australia por no haberse vacunado, y después el germano caía con Shapovalov en octavos. Nadal se enfrentó al canadiense en cuartos donde se impuso a unos problemas estomacales para meterse en semifinales.

Aquello ya era un premio para él, pero Rafa Nadal no se conformaba con eso, iba a por todas y derrotó a Berrettini para meterse en su final de Grand Slam número 29, casi nada. Por llegar a semifinales se embolsaba 694.530 euros, mientras que si hubiese caído en cuartos se llevaba 378.834. Ahora el pellizco es siete veces mayor que si hubiese caído hace dos rondas.

Aunque parezca que no está en su mejor momento siempre se rehace y se vuelve a levantar más fuerte. Todo parecía indicar que el ruso se llevaría la batalla en la final del Open de Australia tras ganar las dos primeras mangas, pero Nadal no se dio por vencido nunca y remontó la situación para poner punto y final a su maldición en Melbourne Park.

Lo último en Deportes

Últimas noticias