¿Quieres escuchar la primera canción de la historia?

Este hito en la historia de la música es conocido bajo el título de Himno a Nikkal

Canción
Su origen se remonta 3.400 años atrás.

La música es una manifestación cultural universal, un ámbito artístico capaz de causar estragos en lo más profundo del ser humano, gracias a su capacidad para transmitir todo tipo de sentimientos. Pero, ¿cuándo quedó inaugurada dicha influencia? La canción más antigua del mundo data del siglo 14 a.C. y fue descubierta por un grupo de arqueólogos norteamericanos, liderados por Emmanuel Laroche, en la ciudad de Ugarit, una región de la antigua civilización de Sumeria. Este himno fue escrito hace 3.400 años sobre una tablilla de arcilla y en el idioma hurrita, propio de un pueblo del norte de Mesopotamia.

¿A quién iba dirigida la canción?

Canción
El Himno a Nikkal es considerado la primera canción escrita de la historia.

Numerosos expertos en la materia han trabajado a lo largo de los años en este hito del mundo de la musicología. Richard Fink aseguró en uno de sus muchos artículos que, gracias al hallazgo de esta pieza, pudo comprobar que la escala diatónica de siete notas, todavía en activo, ya existía milenios atrás. Todo ello, mientras la comunidad científica debate sobre el auténtico origen de la música occidental.

La primera canción de la historia estaba dedicada a Nikkal, diosa de los huertos y madre de Yarikh, dios de la Luna. Su nombre significa "Gran Dama" y "la fructífera", lo que podría señalar la motivación de aquellos que compusieron la melodía: atraer la vida a sus campos de cultivo mediante el ruego y la súplica a esta gran divinidad. Además, junto a la escritura musical, se encontraron diversas directrices sobre como representar correctamente el himno. Al parecer, el arpa o la lira son solo algunos de los instrumentos necesarios para dotar de mayor profundidad y dinamismo la obra.

El estado de las tablillas en el momento de su descubrimiento dificultó mucho la investigación. Estas estaban fragmentadas y faltaba gran parte de la composición. No obstante, la doctora Anne Kilmer trabajó durante años en la pieza, con el objetivo de volver a interpretar alguna vez sus ya míticos acordes. Y así lo hizo en 1972, para así poder conservarla para la posteridad.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias