HAY 14 HERIDOS DE LOS QUE 3 ESTÁN GRAVES

Adif y Renfe defienden su gestión del ‘tren de pánico’ de Bejís: nadie les avisó del infierno de fuego

Bomberos Bejís
Un vehículo de bomberos en labores de extinción.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias -Adif- y Renfe no recibieron notificación alguna de posible incidencia en la vía o de que la zona estaba en desalojo por parte de ningún organismo a consecuencia del pavoroso incendio de Bejís, en Castellón, ni tampoco fueron informados de que las condiciones meteorológicas cambiaron drásticamente respecto a la mañana cuando otro tren de media distancia realizó el trayecto Valencia-Zaragoza sin detectar ninguna anomalía. Así, lo han manifestado a OKDIARIO fuentes de Renfe esta misma tarde, en referencia al trágico suceso en que se vio involucrado el denominado ‘tren del pánico’ que se encontró de frente con las llamas y el humo.

Ese tren, con 49 viajeros a bordo en el momento de los hechos,  se enfrentó a un infierno de fuego causado por el incendio de Bejís, en la provincia de Castellón. Una circunstancia que desató el pánico entre el pasaje, con rotura de cristales y puertas forzadas. Sólo la pericia de la maquinista evitó una absoluta tragedia en un suceso por el que fueron atendidas 25 personas, y que se saldó con 14 heridos, 3 de ellos graves por quemaduras.

OKDIARIO ha tenido acceso, a través de fuentes de Renfe, al relato  que defiende la principal empresa de transportes de pasajeros y mercancías de España acerca de lo ocurrido en torno al ‘tren del pánico’. Un relato en que las citadas fuentes no mencionan ni una sola vez a la Generalitat Valenciana, ni a Emergencias ni a Protección Civil, pero que resulta meridianamente claro.

Según las mencionadas fuentes, el tren de media distancia Valencia-Zaragoza partió de la capital del Turia a las 16,23 horas con un contingente de 30 viajeros. Durante el trayecto hasta el lugar de los hechos, subieron a los vagones otros 21 viajeros más, pero bajaron 2, por lo que cuando todo ocurrió había 49 pasajeros en el convoy.

«Nadie avisó al gestor»

Adif, siempre según esas fuentes citadas, autorizó la salida al no tener conocimiento de incidente alguno en este caso un monumental incendio forestal- en la vía por la que transcurría su recorrido: «Nadie avisó al gestor de infraestructuras de un posible incidente en la vía», recalcan.

Fue a las 17,54, según ese relato, cuando una lluvia de humo y cenizas llevó a la maquinista, la máxima autoridad en esos momentos en el tren, a detener su marcha. A continuación, se puso en contacto con el puesto de mando en circulación para preguntar, expresamente, si había algún incendio en los alrededores, pero el citado puesto de mando le respondió que desconocía esa información. Tanto en ese momento, como cuando el convoy salió de Valencia.

La decisión de retroceder

Sin embargo, mientras conversa con el mencionado puesto de mando, la maquinista ve llamas y comunica que va a retroceder. El puesto de mando la autoriza hasta la estación de Masadas Blancas. Finalmente, y ante las dificultades para llegar a esa estación, continuará hacia Caudiel, donde deben esperarla fuerzas de seguridad y servicios sanitarios.

Para que el tren retroceda, la maquinista debe cambiar de cabina y recorrer de punta a cabo el convoy. Es entonces cuando se perciben las situaciones de tensión. Algunos viajeros le manifiestan que quieren abandonar el tren. La maquinista les advierte de que no lo hagan. En esos momentos de confusión, se activan los sistemas anti incendios y el freno automático al romper algunos pasajeros, siempre según esas fuentes, ventanillas de emergencia. A pesar de las adversidades, la maquinista rearma el tren y lo pone en marcha, ya con dirección a Caudiel, a las 18,20 horas y va recogiendo personas que han bajado antes y se encuentran en las inmediaciones. Algunas de ellas con quemaduras a causa del fuego de distinta consideración.

Lo que dice el protocolo

Según las mismas fuentes, el protocolo en estos casos establece que Adif suspenderá la circulación de los trenes a petición de los cuerpos de Seguridad del Estado o de la Administración al cargo de estas decisiones. Pero como se ha dicho al principio, según las fuentes citadas, ni Adif ni Renfe reciben comunicación alguna, más allá de la del propio maquinista. Tanto uno como otro consideran que han cumplido el protocolo. Ahora, deberá ratificarlo la investigación abierta para esclarecer los hechos.

Lo último en España

Últimas noticias