ERC rechaza reunir la mesa de negociación hasta que Sánchez «corte más cabezas» por su espionaje

ERC es consciente de que debe elevar el tono contra el PSOE ante la posibilidad de un adelanto electoral en Cataluña

Sánchez destituye a la directora del CNI Paz Esteban para contentar a sus socios separatistas

Pedro Sánchez y Pere Aragonés.
Pedro Sánchez y Pere Aragonés.

«No habrá mesa de negociación hasta que se asuman dimisiones o ceses al más alto nivel», aseguran fuentes de Esquerra Republicana a OKDIARIO. A priori, son los principales beneficiados de que se reúna, ya que fue una apuesta personal de Pere Aragonés y Oriol Junqueras, a cambio de apoyar la investidura de Pedro Sánchez. Pero no reunirla también supone un problema para el PSOE. Y es que será la demostración de que la confianza entre ambos partidos se ha agotado. Y ante ese escenario, va a ser difícil reeditar acuerdos que beneficien a los socialistas.

Los independentistas no tienen suficiente con la cabeza de la ex directora del CNI Paz Esteban López para cerrar la carpeta del presunto espionaje al que fueron sometidos algunos de sus dirigentes. Es necesario «que Sánchez corte más cabezas», aseguran, ya que «estamos conociendo a diario informaciones que evidencian con mayor contundencia que el Gobierno era consciente de todo y que el PSOE se aprovechó de ello para sus intereses».

La semana pasada, tal como avanzó este periódico, desde Esquerra cargaban contra los socialistas, ya que, por las fechas en las que se produjeron los pinchazos, se creían espiados durante las negociaciones para la investidura del presidente Sánchez. Las revelaciones, esta semana, de que el PSOE también se habría aprovechado de esas escuchas para evitar el ascenso de ERC al Gobierno municipal de Barcelona, han encendido aún más los ánimos en el partido que dirige Oriol Junqueras.

ERC apunta directamente a dos ministros, la de Defensa, Margarita Robles y el del Interior, Fernando Grande-Marlaska, como responsables de lo ocurrido. «Por lo que se ha hecho con nosotros nadie ha asumido responsabilidades», aseguran, ya que a su entender «justificaron el cese de la directora del CNI por no proteger debidamente las comunicaciones de los miembros del Gobierno». Pedro Sánchez no tiene intención de entregar la cabeza de ningún ministro y deja pasar los días para que se apacigüe el ambiente.

Reunión de Sánchez y Aragonés

Sobre la mesa de los gabinetes de los dos presidentes, Pedro Sánchez y Pere Aragonés, está la fijación de una reunión formal entre ambos, que todo apunta se celebrará en Barcelona. La intención es que esta se fuese a producir este pasado lunes, día en el que hablaron los dos mandatarios por teléfono, pero las discrepancias existentes que apuntan a «un fracaso absoluto» del encuentro están retrasando la cita. Fuentes de ERC tienen cada vez más claro que «únicamente servirá para evidenciar la ruptura».

Elecciones a la vista

Lo más probable es que a finales de este año o principios del año que viene Cataluña tenga que volver a las urnas. La desconfianza entre los dos partidos que forman el Govern, ERC y JXCat, y la falta de frutos en su estrategia de negociación con el Gobierno -precisamente con la mesa de negociación que únicamente se ha reunido una vez-, dejan al gabinete de Pere Aragonés al borde del abismo. Por eso «seguir dando coba al PSOE, sin nada material de lo que alardear a cambio, es difícil».

Junts celebrará su congreso extraordinario a principios de junio en el sur de Francia y de él saldrá una dirección renovada «mucho más radical». La presidenta del Parlament, Laura Borràs, que está a punto de ser citada a juicio oral, dirigirá el partido junto al expreso Jordi Turull. Tal como avanzó este periódico, en noviembre, Junts hará una consulta a sus bases para ver si rompen el acuerdo con ERC. Y lo más probable es que el sí gane de forma aplastante.

Lo último en España

Últimas noticias