Alimentación infantil

Dieta de invierno para niños: 5 alimentos que es mejor evitar

Los dulces y los alimentos fritos o con grasas se encuentran entre la comida que es mejor evitar en la dieta de invierno de los niños.

dieta invierno niños
Es mejor evitar los dulces durante el invierno

Cuando llega el frío, debemos procurar evitar que los niños se resfríen o cojan la gripe y más en estos tiempos de pandemia. Alimentos que les aporten vitaminas como la Vitamina C, son esenciales, pero también es importante intentar evitar otros ya que podrían ser de alguna manera «aceleradores» para el resfriado y otras dolencias de invierno. Hablemos entonces ahora de la dieta de invierno para niños con 5 alimentos que debemos evitar.

Dieta de invierno para niños: 5 alimentos que debemos evitar

dieta invierno niños

Cuando llega la temporada de invierno, los niños son más propensos a sufrir enfermedades como dolor de garganta, resfriado común, gripe, neumonía, y gripe estomacal, así como tener infección aguda del oído, u otitis,  problemas de la piel y asma. Por lo tanto, se hace realmente importante alimentar a los niños con una dieta de invierno que sea la adecuada y con alimentos que nos permitan mantenerlos hidratados y descansados ​​para evitar que se enfermen. Una dieta como la que te explicamos, en este post.

Pero también será bueno conocer aquellos alimentos que puede que no sean tan aconsejables o tan recomendables para los niños durante el invierno.

Alimentos salados y grasos

La grasa y el aceite de productos animales como la mantequilla y los ácidos grasos omega 6 pueden provocar el espesamiento del moco y la saliva. Por lo tanto, es mejor evitar los alimentos grasos durante la temporada de invierno y más cuando los niños son propensos a los resfriados. Usar aceite vegetal y en concreto el aceite de oliva, en lugar de aceite animal (como la manteca) para cocinar los alimentos será también esencial esta temporada.

Dulces y caramelos

Ya sea en invierno o en verano, el azúcar simple es malo para sus hijos. Demasiada azúcar en el cuerpo puede disminuir los glóbulos blancos, que nos protegen de infecciones y enfermedades. Por lo tanto, el consumo excesivo de azúcar puede exponer a los niños a infecciones virales y bacterianas. Deje de darles a tus hijos refrescos, bebidas dulces, chocolates, cereales para el desayuno altamente refinados y alimentos procesados ​​durante el invierno y más si durante la Navidad aumenta precisamente el consumo de este tipo de alimentos. Es mejor procurar evitar que abusen ahora, de modo que en Navidad podamos permitir que coman más dulces aunque sea un par de días.

Mayonesa

La mayonesa es rica en histamina, un químico que ayuda al cuerpo a combatir las alergias. Pero comer alimentos con histamina durante la temporada de invierno puede inducir la producción de moco, que puede causar problemas de garganta. La histamina se encuentra no solo en la mayonesa sino también en los tomates, aguacates, berenjenas, vinagre de champiñones, suero de leche, encurtidos, alimentos fermentados y conservantes artificiales, pero además la mayonesa es altamente calórica y no se recomienda a los niños, especialmente cuando son pequeños.

Productos lácteos

Todas las proteínas animales hacen que la saliva y el moco se espesen, lo que dificulta la deglución de los niños. Evita servir queso, crema y sopas y salsas a base de crema a tus hijos, especialmente cuando tienen congestión.

Carne

La carne es densamente rica en proteínas que promueve la producción de moco, que puede causar irritación de garganta. Las carnes procesadas y los huevos son los peores. Es mejor que la dieta de invierno de los niños incluya una mayor cantidad de pescado y carne orgánica si deseas alimentar con carne a tus hijos.

Lo último en Bebés

Últimas noticias