El alcalde socialista de Palma culmina su venganza y deja sin ayudas a la federación vecinal no afín

Culmina su política sectaria hacia Sa Federació y la deja de nuevo sin subvenciones: "No cumple el espíritu" de la convocatoria

Le otorga a la federación vecinal satélite 132.000 euros mientras su rival no habrá tenido ayuda alguna en dos legislaturas

Un portavoz de la entidad excluida denuncia que "el gobierno municipal lo que busca es asfixiarnos"

La oposición en el Ayuntamiento de Palma denuncia el sectarismo del alcalde Hila con las subvenciones

Miquel Obrador, presidente de Sa Federació de Veïnats de Sa Ciutat de Palma.
Miquel Obrador, presidente de Sa Federació de Veïnats de Sa Ciutat de Palma.

El tripartito de coalición de socialistas, independentistas de Més y Podemos, liderado por el alcalde socialista de Palma, José Hila, culminó hoy la operación para excluir del reparto de ayudas públicas a Sa Federació de Veïnats de Sa Ciutat de Palma hasta 2024, y la volvió a dejar por segunda vez fuera de cualquier aportación pública, rechazando el recurso presentado por esta entidad y otorgando el grueso del importe en juego a su colectivo vecinal afín, la Federación de Vecinos de Palma, presidida por la excoordinadora de Esquerra Unida en Palma, Maribel Alcázar.

El motivo esgrimido por los técnicos municipales del área de Participación Ciudadana, presidida por el edil de Podemos, Alberto Jarabo, y donde hasta su reciente jubilación trabajaba Alcázar como funcionaria, es que la entidad excluida no participaba del «espíritu» de la convocatoria.

Sa Federació además de estar inscrita en el Registro Municipal de Entidades Ciudadanas y de participar activamente su presidente, Miquel Obrador, en el pleno municipal, tiene representantes en diferentes áreas municipales como colectivo vecinal, caso del Instituto Municipal de Deportes (IME), Policía Local o empresas como la de aguas y limpieza. Uno de sus portavoces, Tomeu Berga, se mostró sorprendido por una decisión que para él «no tiene explicación alguna».

«Hemos estado siempre que nos han llamado, y cuando llega la hora de repartir el dinero tenemos la cosa mal. Esto nos supondrá otro contencioso, y lo único que buscan es asfixiarnos», denunció Berga.

El representante de la federación vecinal castigada por el alcalde recordó que «realizamos una serie de cambios en los estatutos que eran los que ellos nos indicaron que teníamos que hacer, y ahora en el último momento, salen con otras cuestiones, que no nos habían dicho, es indignante», manifestó Berga.

La decisión de excluir a Sa Federació de cualquier subvención municipal, se produce mientras aún está pendiente de resolverse en los tribunales el recurso presentado por esta entidad contra la anterior convocatoria de ayudas en la que también fue vetada, contencioso que aún espera sentencia judicial.

«Es brutal esto que han hecho», reiteró el portavoz de Sa Federació que se enteró por este medio de la decisión del gobierno municipal.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias