Estrenos

‘El dilema de Aziz’: Netflix nos trae desde Turquía una comedia absurda sobre la soledad

Netflix nos invita a reflexionar sobre la soledad desde el humor con ‘El dilema de Aziz’, uno de los primeros estrenos del año.

Netflix
'El dilema de Aziz' se ha estrenado directamente en Netflix (Fuente: Netflix)

Netflix nos tiene preparado un enero repleto de novedades y ahora ha sido el turno de la película turca ‘El dilema de Aziz’: filme original de la plataforma que prometía diferenciarse de la comedia más convencional. Una propuesta que no duda en lanzarnos los mensajes más duros de la vida, cargados de un humor que, en ocasiones, roza el absurdo.

Se trata de uno de los primeros estrenos de 2021 y el servicio de streaming no ha defraudado en su salto internacional. La pareja de directores, y hermanos, Yagmur Taylan y Durul Taylan hacen su debut en la plataforma con una soltura abrumadora. Poco más de 90 minutos son suficientes para plantar cara a la industria de Hollywood, marcando sus propias normas en el lenguaje cinematográfico. La estética, la dinámica narrativa y el reparto convergen en un alto grado de excelencia, envolviendo el drama en risas marcadas por un ritmo sostenido durante todo el metraje.

Estamos ante una película que no debería caer en el olvido del streaming, sino destacar en su propio género. Porque el cine tiene cabida para todos los países del mundo y, puesto que en la variedad también reside la calidad, nada mejor que dejarse sorprender por filmes que, sin Netflix, habríamos pasado irremediablemente por alto.

Carga dramática envuelta en un aura de humor absurdo

La comedia es uno de los géneros más infravalorados del séptimo arte, dejado de lado en diversas ocasiones por la crítica como consecuencia de su halo a comercialidad. Sin embargo, nadie dijo que las risas estuvieran reñidas con el drama o la trascendencia argumental. Un cometido narrativo por el que no todos optan, ni tampoco se está siempre preparado; sin embargo, en ‘El dilema de Aziz’ todo parece natural, gozando de una fluidez de lo más embriagadora.

La cinta nos presenta a un hombre de mediana edad que, atormentado por un noviazgo con poco futuro y una hermana, cuñado y sobrino que invaden su vivienda, necesita un respiro. Es decir, necesita un momento de soledad. Pero esta es solo una de las muchas expresiones con la que los hermanos Taylan transmiten dicho concepto, participando directamente en la trama del resto de personajes: un jefe sin amigos, un compañero de trabajo que no quiere saber nada de nadie o un viudo que afronta sus últimos meses de vida envuelto en la pérdida. Una serie de personajes que interpretan la soledad en su propia realidad y representan su crudeza a través de situaciones paródicas que despertarán más de una sonrisa.

De la misma manera, la obra no duda en hacer mordaces juicios sociales a los comportamientos más absurdos de la población contemporánea. Desde el abuso de las redes sociales y la exposición mediática, hasta la falta de educación paternal. Se trata de una mirada crítica a todos los conceptos que, bajo la interpretación de los directores, están lastrando el desarrollo colectivo.

Si bien es cierto que la película juega en ocasiones con la onírica y no le tiembla el pulso a la hora de ponerse seria, todas las piezas encajan con tanta facilidad que resulta imposible no admirar el trabajo realizado por estos jóvenes cineastas de Turquía. Un grito de autoridad artística que busca abrir su propio camino en la industria, alejándose de lo más puramente comercial sin necesidad de grandilocuencias.

Dirección, fotografía y montaje: fluidez en la narrativa audiovisual

Grandes directores, cuando entran en la comedia, abogan por el uso de diálogos ingeniosos, golpes de efecto y todo tipo de recursos que hicieron grande el género. Esta realidad, poco o nada determina la calidad final del producto; simplemente son las expresiones más comunes y recurrentes cuando toca hacer reír al espectador. No obstante, en ‘El dilema de Aziz’ esto no ocurre así, sino que hacen uso de una narrativa audiovisual ejemplar.

El arte de contar una historia sin la necesidad de ponerle palabras continuamente no es una tarea sencilla, pero es la propia esencia del cine. Los hermanos Tayden participan precisamente en este juego, generando diferentes situaciones cargadas de comedia sin más necesidad que de su cámara: un buen encuadre, una gran interpretación y el esperpento argumental son más que suficientes para hacer reír. Un mérito que la cinta de Netflix alcanza desde el primer momento. A su vez, la dirección de fotografía, así como la edición, convergen en una estética de lo más atractiva. Una combinación que parece sencilla, pero que no todos logran alcanzar y, en este caso, parece que nace como algo plenamente natural.

Estamos ante una suma de conceptos que exploran la condición humana con una llamativa profundidad. Aprender a sacar el humor de los problemas existenciales y los conflictos espirituales es algo plenamente enriquecedor. Una experiencia a la que ‘El dilema de Aziz’ nos invita desde Netflix, haciendo las delicias de todos aquellos que buscan algo más en sus carcajadas que el mero placer de reír.

Lo último en Tráiler

Últimas noticias