Polémica animalista

El joven granjero que ha puesto en su sitio a las animalistas: "Tengo 126.000 peticiones de amistad en Facebook"

Juan Carlos Sánchez, de la Granja Kilómetro 21.
Juan Carlos Sánchez, de la Granja Kilómetro 21.

"Tengo como proyecto de futuro ampliar la granja ya que ahora lo vendemos todo"

El último ‘show’ de las veganas de los ‘gallos violadores’: “Les gallines no quieren ser montades”

Juan Carlos Sánchez, el joven granjero andaluz que se ha hecho viral tras responder a los ataques del grupo radical animalista ‘Almas veganas’, asegura que la fama le ha desbordado. Ha decidido apartarse de los medios para poder seguir viviendo en el anonimato.

Hace siete días grabó con su propio móvil un vídeo destinado a su grupo de amigos replicando los argumentos de las animalistas que criticaban las supuestas "violaciones" de los gallos a las gallinas en las granjas avícolas. Él afeaba que las animalistas no conocen las buenas condiciones en las que viven las aves. "Si viven mal que venga Dios a verlo, tienen hasta un sistema de agua nebulizada para que tenga frescor", apuntaba. En los casi 5 minutos de vídeo, mostró sus instalaciones e hizo hincapié en que "las gallinas no son violadas" antes de poner sus huevos. Al contrario, estas ponen los huevos por naturaleza, no son fecundados y, por tanto, de ellos nunca no saldrían pollitos.

En su cuenta en Facebook, el vídeo acumula cerca de cuatro de millones de visualizaciones y explica a OKDIARIO que se ha llegado a emitirse incluso en varias televisiones de América Latina.

"El 99% de los comentarios son positivos pero hay algún loco que puede hacer cualquier cosa"

En conversación telefónica con este periódico, relata cómo ha tenido que limitar el acceso a su cuenta en Facebook al público general. "Me han llegado 126.000 peticiones de amistad, he decidido poner privada mi cuenta para que esto no me desborde", declara.

El joven granjero que ha puesto en su sitio a las animalistas:
Juan Carlos Sánchez con sus gallinas.

Este avicultor agradece con humildad los cientos de apoyos que ha recibido. "El 99% de los comentarios son positivos pero hay algunos locos que sabiendo dónde está mi granja puede hacer cualquier cosa", comenta.  Menciona el ataque que ha sufrido una granja en la provincia de Barcelona por el que un centenar de animalistas ‘liberaron’ a 13 conejos y días después las decenas de crías de estos animales han fallecido. Juan Carlos quiere evitar hechos similares en sus instalaciones.

"Yo soy muy humilde y no quiero fama. Me paran en los bares donde voy a entregar los huevos y me piden fotos", explica con rubor. No quiere ser reconocido allá donde va y ha decidido no conceder más entrevistas en televisión tras un aluvión de peticiones de todas las cadenas locales y nacionales.

Proyecto de ampliación

Por otra parte, rechaza publicitar su granja porque la empresa cuenta con toda su producción vendida. "Siempre hemos tenido los huevos vendidos. Tengo como proyecto de futuro ampliar la granja ya que ahora no podemos meter más gallinas, tienen que estar cómodas", puntualiza el granjero.

"Si buscas calidad, Granja KM21 no te fallará", es el lema de su pequeña empresa que comparte con su padre. Tras esta incursión involuntaria en todos los medios de comunicación, Juan Carlos señala que sólo quiere volver a la rutina. "Cada día es volver a empezar, aquí tenemos mucho trabajo", resume.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias

. . . . . . . . .