Ejercicio físico

Qué es el yoga bowspring

yoga bowspring
Es un sistema de alineación basado en las investigaciones de la física y la biomecánica más actuales.

Cuerpo, mente y corazón se conectan en un entrenamiento que dará un resultado corporal y emocional óptimo.

El yoga ofrece muchos beneficios, pero poco a poco van surgiendo nuevas entrenamientos que mejoran, todavía más, nuestra postura corporal. Uno de éstos es el yoga bowspring, un sistema de alineación que activa todo el cuerpo en conjunto y crea un sentimiento de unidad y cooperación entre todas las partes. ¿Quieres conocer más sobre el yoga bowspring?

Resultado corporal y emocional óptimo

Esta modalidad nace en Denver, (EE.UU.) en 2013, de la mano de Desi Springer y John Friend, que hoy en día, continúan refinando el sistema para poder llegar a todos de una forma sencilla y saludable. De esta manera, cuerpo, mente y corazón se conectan en un entrenamiento que dará un resultado corporal y emocional óptimo.

Es un sistema de alineación basado en las investigaciones de la física y la biomecánica más actuales. “En el bowspring, las tres curvas principales de la columna están largas y activas, creando un efecto de “muelle”. Es una postura curvilínea, dinámica y abierta; y alinea el cuerpo en una posición de preparación”, explica Rocío Megía, especialista en yoga bowspring.

Beneficios del yoga bowspring

El abdomen se alarga y se activa en todas las posturas del bowspring. Uno de los principios fundamentales de alineación es que se llena la caja torácica (mejora en la respiración) y las caderas van por detrás de las costillas (nivela y fortalece el suelo pélvico), “por lo tanto el abdomen se mantiene siempre largo y fuerte”, apunta Rocío Megía.

Además, esta disciplina trabaja el core completo, esto es, el espacio cilíndrico entre la pelvis y la caja torácica, en lugar de enfocarse únicamente en la parte delantera comúnmente conocida como la “ tableta de chocolate”. El resultado es una cintura estrecha y torneada, fuerte y elástica a la vez que les concede a los cuerpos un atractivo singular.

Mientras que la práctica regular de bowspring fortalece el glúteo, “ya que se eleva y adhiere al sacro, el suelo pélvico está abierto y expandido y el poas se extiende desde su alineamiento postural correcto y no desde la hiperextensión”, explica Rocío.

Aparte de construir un gran cuerpo que mira y una agilidad asombrosa, el entrenamiento desarrolla la fuerza de voluntad, la concentración, la conciencia consciente y la sensibilidad.

Los resultados en el cuerpo empiezan a apreciarse al mes de su práctica regular, y se recomiendan dos sesiones a la semana de una hora.

Últimas noticias