Ejercicio físico

Las consecuencias de dejar de hacer ejercicio

Una de las consecuencias de dejar de hacer ejercicio que más se notan en unos 10 días es la firmeza o la bajada del tono muscular.

dejar de hacer ejercicio
Son muchos los motivos del porqué dejamos de hacer ejercicio.

Son muchos los motivos del porqué dejamos de hacer ejercicio. Sea por acumulación de trabajo, enfermedad… y por tanto si estamos acostumbrados a entrenar y de golpe ya no lo hacemos, nuestro cuerpo y mente sufren consecuencias. Si estamos durante unos días parados puede ser hasta positivo porque necesitamos descansar, pero si esto se alarga, entonces sí podemos sufrir.

Depende siempre de la cantidad de ejercicio que solemos hacer, si entrenamos en serio o si vamos al gimnasio una o dos veces por semana.

Descenso del tono muscular

Una de las consecuencias de dejar de hacer ejercicio que más se notan en unos 10 días es la firmeza o la bajada del tono muscular. Nuestros brazos y piernas estarán algo menos fuertes.

Subimos peso y grasa

Esto no es algo inmediato, tienen que pasar días, semanas e incluso un mes para que ver como ganamos grasa y aumentamos algo de peso. Claro que todo ello tiene mucho que ver con la alimentación que tomemos.

Más cansancio

Cuando hacemos deporte el cuerpo se acelera. Tenemos más energía y no nos cansamos enseguida. Pero cuando dejamos de hacerlo es posible que nos cueste mucho más llegar a subir los escalones o bien andar. Es algo progresivo de la misma manera que sucede al contrario cuando empezamos a hacer ejercicio o iniciamos una nueva disciplina deportiva.

Mayor estrés

El ejercicio aporta bienestar. No solamente ponemos a tono nuestro cuerpo sino que además la mente se reactiva y a la vez se relaja. Es una de las mejores formas de huir del estrés. ¿Qué sucede cuando rompemos nuestra rutina deportiva? Que volvemos a ese estado de ansiedad nada bueno que puede provocar un estrés importante debido al ritmo frenético que solemos llevar a diario.

Más irritabilidad

El cambio de hábitos comporta malestar. Es posible que cambiemos nuestro carácter, que se tornará irritable y nos enfademos más de lo normal. Esto lleva a una espiral nada buena que hará que no estemos bien con nosotros mismos y menos con los demás.

Consejos

  • Debemos parar nuestros entrenamientos un periodo corto de tiempo
  • Además por salud lo normal es realizar ejercicio de dos a tres veces por semana.
  • Cuida tu alimentación

Lo último en Salud

Últimas noticias