Ejercicio físico

La receta para evitar mareos en los entrenamientos

La receta para evitar mareos en los entrenamientos
La receta para evitar mareos en los entrenamientos

Los mareos durante el entrenamiento son una de las situaciones más molestas que sufren  aquellas personas que hace mucho tiempo no realizan ejercicio, y que poco a poco pretenden recuperar su mejor forma física, llevando a cabo actividades a las que no estaban acostumbrados. ¿Cómo evitar mareos en los entrenamientos?

Y si bien es cierto que estas situaciones no suelen ser graves, y que la recuperación se produce casi inmediatamente, o bien una vez finalizada la rutina, la verdad es que resulta bastante incómodo entrenar con la sensación de que uno puede llegar a caerse, o golpearse por estos mareos.

Por otro lado, tampoco debería descartarse completamente que haya una causa más grave detrás de esa percepción de inestabilidad, así que una vez que sepas cómo evitar marearte mientras entrenas, conviene que consultes a un profesional de la salud si se mantuvieran estos síntomas particulares.

Evitar mareos en los entrenamientos

Comer poco

En su desesperado intento por bajar de peso, algunas personas pueden llegar a pensar que combinar ejercicio físico con una ingesta mínima de alimentos es muy buena idea, pero eso es peor. Tienes que consumir más alimentos que antes, porque estás quemando calorías, y si tu objetivo es adelgazar, debes contactar a un nutricionista, explicándole todo para que te aconseje una dieta.

No beber lo suficiente

Con el agua no hay puntos intermedios: si se recomiendan dos litros de agua al día para quienes apenas si se mueven, aquellos que entrenen varias veces por semana tienen que hidratarse más. Especialmente, claro, mientras te encuentras en el gimnasio o haciendo la actividad en casa.

Respiración inadecuada

Sobre todo en los desplazamientos más exigentes, esos en los que se busca aumentar la fuerza muscular a través de llevar el cuerpo al límite, una mala respiración puede generar mareos. Prácticamente cada entrenamiento tiene su respiración, así que pregunta si no la conoces.

Problemas médicos

Como decíamos antes, es posible que no estés haciendo nada mal, sino que simplemente tengas un diagnóstico médico aún no resuelto, ya que las enfermedades del corazón y los fallos del oído interno pueden justificar esta sensación tan extraña. Un examen anual nunca viene mal.

Falta de hábito

Finalmente, está claro que la falta de hábito es la razón más frecuente de los mareos al entrenar. Cuanto más tiempo haya pasado desde tu última etapa de entrenamiento, y cuanta más edad tengas, más probable será que se den estas circunstancias, así que es fundamental mantener la constancia.rgft

Lo último en OkSalud

Últimas noticias