Familia

6 propósitos para crecer en familia el nuevo año

Comienza un nuevo año y todos son buenos propósitos y objetivos alcanzables. Apunta estos propósitos para crecer en familia el nuevo año.

Familia feliz
Familia

Proponerse nuevos objetivos para el año que comienza es una costumbre muy arraigada. Sin embargo, la pandemia COVID-19 del año 2020 ha cambiado los tradicionales propósitos de bajar de peso, ahorrar o conseguir un mejor empleo. Ahora, la mayoría se propone mejorar sus vínculos personales y cuidar el medio ambiente. Sin embargo, todavía 9 de cada 10 personas no consiguen cumplir sus propósitos de año nuevo.  ¿Quieres que el próximo año la meta sea crecer en familia? Apunta estos propósitos.

Evitaré los sermones a la hora de la cena

¡Este es un gran propósito para crecer en familia! En muchos hogares la hora de la cena es el único momento en el que toda la familia está reunida. No lo desperdicies sermoneando a los niños. Está bien preguntar cómo les fue con sus estudios o deportes, pero si hay algo que reprochar o aclarar será mejor dejarlo para el día siguiente. Hay que aprovechar el momento como familia para compartir anécdotas y reír juntos un rato.

Valoraré más lo que hacen mis hijos

Las urgencias de la vida cotidiana, el trabajo, los problemas, hacen que valoremos lo que hacen nuestros hijos en función de “éxito/fracaso”. Por supuesto alabamos los éxitos, pero cuando han suspendido un examen o no marcaron un gol nos olvidamos de fomentar las buenas prácticas. Así, los niños pensarán que únicamente los queremos cuando tienen éxito. Valora más lo que hacen, no importa si ganan o pierden.  Aumentarás la confianza en sí mismos y sin duda mejorarán.Familia feliz

Pasaré más tiempo con mi familia

Es uno de los propósitos para crecer en familia más elegidos por los españoles. Sin dudas el año pandémico dejó su lección, y la mayoría hemos comprendido la importancia de dedicar más tiempo a los afectos y a la familia. Organízate para disponer de un poco más de tiempo libre. Sabemos que no es fácil, pero seguramente es posible. Además, no es necesario siempre salir. Por ejemplo, se puede recuperar la saludable costumbre de jugar juegos de mesa o compartir actividades en casa.

Haré mi parte en las tareas del hogar

¿Eres de los que se levantan por la mañana y encuentran el café listo? O mejor, ¿abres el armario y encuentras tu ropa limpia y bien guardada? No, no, espera. ¿Tú y tu pareja trabajáis, pero es tu pareja quien se ocupa de todo lo demás, es decir, la casa, los niños, la compra, pagar las cuentas? Si uno de tus propósitos de año nuevo para crecer en familia es “ayudar a mi pareja en las tareas domésticas” déjanos decirte que no es lo mejor que podías haber pensado.

En cambio, lo que debes hacer es asumir tu parte. Tu pareja no necesita ayuda, de hecho, se las ha arreglado muy bien sola hasta ahora. Lo que necesita es que cada una de las personas que viven en la casa hagan su parte. Estimula a los niños para que recojan los juguetes o cualquier elemento que vean tirado en el suelo. Extiende la cama por las mañanas, no dejes el baño desordenado o mojado. Hazte cargo de algunas tareas en específico. Da el ejemplo y los niños te seguirán. ¡La carga repartida pesa menos!

Seré más optimista y agradecido

Sabemos que todos los sacrificios son pocos si se trata del bienestar de la familia, pero muchas veces el resultado de tanto esfuerzo es un sentimiento de enojo y frustración. Vivimos estresados, los niños nos agotan, el dinero no alcanza y nuestro jefe no nos da respiro. Ser optimista y agradecido en medio de esta vorágine parece difícil, pero… ¡inténtalo! Es uno de los mejores propósitos que puedes apuntar para crecer en familia en el nuevo año.Familia feliz

Es importante y valioso reconocer la hermosa familia que hemos formado. Simplemente da las gracias cuando tu pareja o tus hijos hacen algo por ti, aún lo más simple. Es una palabra mágica, luminosa, que siempre despierta una sonrisa. Todo tiene un lado bueno, y los pensamientos negativos no harán más que empeorar la situación. Procura comenzar el día con optimismo y buen humor y verás cómo todo comienza a mejorar.

Tendré más paciencia

¡Seguramente nadie hace las cosas como tú! Claro, los niños son más lentos y tu pareja actúa como le parece mejor. Está comprobado que cuando una tarea es realizada por otra persona, uno siempre piensa que la haría mejor o más rápido. Pero deja que cada uno resuelva sus problemas por sí mismo. Los niños ganarán en autoestima y desarrollarán nuevas habilidades. Tu pareja se sentirá más tranquila y confiada, y tú tendrás menos estrés y ansiedad.

¡Impacientarse es fácil! Lo difícil es ser paciente y considerado. Pero es una de las metas para crecer en familia más valiosas que podrías apuntar. ¿Cuáles son tus propósitos para crecer en familia en el año que comienza? ¡Compártelos!

Lo último en Salud

Últimas noticias