psicología

Cómo acabar con los pensamientos negativos

Anque nos invade la tristeza, hay formas de cortar los pensamientos negativos y convertirlos en positivos. Es más fácil de lo que piensas.

Descubre si sufres de síndrome del pensamiento acelerado

Cambio mental positivo: ¿cómo conseguirlo y qué pasos seguir?

Cómo acabar con los pensamientos negativos
Cómo acabar con los pensamientos negativos

Con una pandemia encima, una guerra y diversas catástrofes a diario es complicado no detenerse en aquellas cosas que menos nos gustan. Pero por suerte, hay sistemas y métodos para acabar con los pensamientos negativos. Practícalos para poder vivir mejor, en armonía y con grandes dosis de optimismo.

En el trabajo, en casa, en nuestras tareas diarias… hay miles de pensamientos durante el día que no nos gustan. Se puede huir de ellos, pues es más fácil de lo que piensas.

De qué manera acabar con los pensamientos negativos

Yo puedo, confianza en un mismo

Es totalmente saludable poder ver las cosas de forma más positiva. Para esto una primera regla es confiar en uno mismo. Pensar en que nosotros podemos lograr muchas de las cosas que no creemos que podemos hacer. La autoconfianza parte de uno mismo para proyectarla hacia el exterior.

Cambiamos el foco del pensamiento

Se trata de transformar aquello que pienso negativo en algo mejor. Si por ejemplo no ha salido bien la reunión y nos han dicho en qué debemos mejorar, esto nos debe servir para hacerlo mejor la próxima vez. Es decir, que nuestro pensamiento cambia de foco para pensar diferente.

Ejercicio diario

El ejercicio nos despeja la mente, nos aleja del estrés , nos deja nuevos. Y por tanto permite cortar los pensamientos negativos y los transforma en algo que seguramente será mejor. Es una tarea constante que debemos hacer a diario porque el deporte nos hace ver la vida de otra manera.

Pensar en las cosas positivas que tenemos

Nuestra vida es top. Seguro que si hacemos una lista con todo lo bueno que tenemos en nuestra vida, se nos van los pensamientos negativos de un plumazo. Con todo esto en nuestra espalda, ¿de qué sirve quejarse y verlo todo negro? de nada. Demos gracias de todo lo que tenemos y avancemos en el camino.

Meditar

Si aun así el pensamiento negativo siempre nos invade y nos paraliza a la hora de hacer diversas acciones en la vida, entonces la meditación puede salvarnos. Nos ayuda a encauzar nuestra vida y a relajarnos tanto que el pensamiento positivo va a ser lo único que experimentaremos sin querer.

Desviación

Lo hemos visto antes. Se trata de  dar una nueva dirección a aquello que pensamos que nos está amargando o atemorizando. Esta estrategia o técnica se basa en darles una nueva dirección a esos pensamientos negativos, pero de forma realista y objetiva.

¿Sabes respirar?

Hay muchas personas que no sabes respirar y esto tiene que ver en los pensamientos negativos. Pues a la hora de respirar y meditar no se concentran porque todo es negativo. Hay que respirar de forma pausada, inhalando y exhalando para dejar soltar el aire despacio.

Hablar sobre estos pensamientos

Otra forma de afronta ello es hablar sobre esto. Lo ideal es hacerlo a una persona ya especializada y que pueda ayudarnos, si no con alguien a quien le tengamos confianza bastará para que los pongamos sobre la mesa y veamos que realmente nos son tan perjudiciales.

Sal a pasear

Es otra manera de dejar que los pensamientos fluyan solos y cambien. Sal a pasear, mézclate con el paisaje, los bosques, y camina, seguro que vuelves realmente renovado y con mayor optimismo.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias