Al horno

Lechazo al horno con guarnición de boletus

Lechazo al horno con guarnición de boletus
Lechazo al horno con guarnición de boletus
0 Comentar

Una de las carnes más tiernas y deliciosas es la del lechazo, especialmente si la consumimos asada. Generalmente se suele utilizar la pierna, aunque el costillar también es una buena pieza para asar.

Los ingredientes necesarios para preparar lechazo al horno con guarnición de boletus son una o varias piezas de lechazo de kilo y medio, 300 gramos de setas, 3 dientes de ajo, 1 cebolla mediana, una copa de vino blanco, perejil picado, aceite de oliva, agua y sal gorda.

Empezamos salando el lechazo por ambos lados, utilizando sal gorda. Precalentamos el horno, a unos 250 grados y cuando haya alcanzado esta temperatura introducimos el lechazo, que hemos colocado en una cazuela de barro o cerámica con unos dos milímetros de agua. La parte interior del lechazo debe quedar hacia arriba. Reducimos la temperatura a 180º y dejamos la carne durante una hora, hasta que adquiera un aspecto blanquecino.

Si el lechazo sobresale un poco del recipiente no hay problema, ya que con el calor del horno terminará menguando. Giramos las piezas de lechazo y volvemos a dejarlo durante una hora a esa temperatura.

A estas alturas, el lechazo ya tendrá un aspecto dorado. Finalmente, damos un toque de horno fuerte, a unos 250 grados, para conseguir tostar la piel del lechazo. Este proceso puede durar entre 7 y 10 minutos, pero depende de cada horno y de las piezas que hayamos seleccionado. Por este motivo, tenemos que vigilar mucho este último punto, porque podríamos pasarnos y quemar la piel.

En una sartén caliente con aceite de oliva caliente doramos unas láminas de ajo. Cuando estén dorados, añadimos la cebolla picadas en juliana, bajamos el fuego y dejamos que se pochen. Echamos un chorro de vino blanco, dejamos que se rehoguen y esperamos unos 8 minutos. Limpiamos las setas y las cortamos en láminas finitas, las echamos en la mezcla y añadimos perejil picado. Dejamos que se cocinen los ingredientes durante un par de minutos. Apagamos el fuego y dejamos que la mezcla repose durante 20 minutos.

Servimos el lechazo acompañado de la guarnición de boletus. Aprovechamos en un cuenco todos los jugos que ha desprendido la carne durante el asado, recogiéndola del recipiente de barro o cerámica. Regamos todo el plato con esta salsa.

Otra opción sería la de preparar el lechazo a baja temperatura. En este caso, el asado podría alargarse durante muchas horas, por lo que la inversión en tiempo y consumo energético aumentaría.

Resumen
recipe image
Receta
Lechazo al horno con guarnición de boletus
Fecha

Recetas relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas recetas