Perros

¿Puedes llevar tu perro al trabajo?

Llevar tu perro al trabajo
¿Es bueno llevar tu perro al trabajo?

Entre las tendencias actuales en la relación entre animales y personas, está el hábito de llevar el perro al trabajo. ¿Qué debemos tener en cuenta?

En la actualidad son muchas las empresas que permiten a sus empleados llevar su perro al trabajo. Una tendencia que tuvo sus orígenes en Estados Unidos, se trasladó al Reino Unido y cada vez suma más adeptos. Son muchos los beneficios para empresarios, colaboradores y las mismas mascotas, pero también hay muchos argumentos en contra. A continuación, veremos las ventajas de asistir al trabajo con su animal de compañía y las mejores maneras para la convivencia con el resto.

Disminución del estrés

La bajada de los niveles de estrés de las personas es una necesidad mundial, debido a la cantidad de enfermedades que se pueden evitar. Hay muchos estudios realizados con trabajadores que han llevado su mascota al trabajo, donde se demuestran los efectos positivos obtenidos.

Llevar tu perro al trabajo: empresas más productivas

La presencia de los animales de compañía en el lugar de trabajo eleva la satisfacción de los empleados. Se puede compartir con ellos juegos y paseos en los horarios de descanso que mejoran la calidad de vida. Las compañías se benefician con mayor rentabilidad y una disminución en bajas por enfermedad. Son todos ellos factores relevantes para cualquier empresa que desee ahorrar costes administrativos.

Mejores relaciones laborales

Las conversaciones se hacen más amenas, cercanas y es un buen estímulo para mejorar la comunicación en el equipo. Llevar el perro al trabajo se convierte en un pilar para la socialización entre los humanos y el animal también. Como consecuencia, la concentración y  la creatividad laborales aumentan para alegría de todos.

Las contras de llevar tu perro al trabajo

Si bien los amantes de los canes desean pasar todo el tiempo junto a ellos, no para todos es igual. Existen compañeros que pueden sentirse molestos o incómodos con un perro en la oficina. Los enfrentamientos que se lleguen a generar entre las mascotas o las distracciones que provoquen son algunas de las consecuencias. Para paliar los efectos de la presencia animal, es importante el adiestramiento que poseen los animales de pequeño.Llevar tu perro al trabajo

Por otro lado, las normas de comportamiento deben estar previstas y bien delimitadas para evitar problemas. La solicitud de permisos, el comportamiento del perro en el lugar y otorgar una zona específica para él, serían el primer paso. Es necesario tener la responsabilidad de reconocer cuando esa mascota no puede participar de esta experiencia.

En algunos países se establece un día específico en el cual está permitido llevar los perros al trabajo. Está claro que forma parte de un elemento de motivación, pero no de una rutina. Es decir, no es posible que todos los días los trabajos estén repletos de animales.

Ahora que conoces los beneficios y posibles inconvenientes de llevar tu perro al trabajo, ¿estarías dispuesto a formar parte de esta tendencia?

Temas

Lo último en Mascotas