El imán de Ripoll tenía en casa los mismos libros de la Yihad que los terroristas del 11M

Satty
El imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, en una foto tomada en 2005.

El imán de Ripoll y cerebro de los atentados de Cataluña, Abdebaki Es Satty, conservaba en su vivienda de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) varios libros sobre la Yihad que también estaban en manos de los terroristas implicados en los atentados del 11M de Madrid.

Así consta en las actas que la Policía levantó al registrar, en enero de 2006, un piso de la calle Lepanto de Vilanova i la Geltrú desde el que operaba una célula yihadista. Como ha informado OKDIARIO, en aquel momento Es Satty compartía esta vivienda con el jefe del comando yihadista, Mohamed Mrabet Fahsi, y con el terrorista suicida Belgacem Bellil, que asesinó a 28 personas en un atentado contra la base italiana de Nasiriya, en Irak.

Uno de los libros hallados en el registro de esta vivienda es un ensayo del autor palestino Abu Qutada, titulado Entre dos métodos, y transmite que la Yihad es «el camino de la sangre y del éxito» de de los seguidores del profeta. «Es una obra fundamental en el salafismo yihadista y tiene plena vigencia  los efectos de adoctrinamiento y orientación de los nuevos mujahidines», tal como consta en el sumario de la Operación Chacal.

La Policía destacó en el informe que se encontró una copia digital del mismo libro en el «disco duro del ordenador que se encontró entre los restos de la explosión ocurrida el 3 de abril de 2004 en el piso de la calle Carmen Martín Gaite de Leganés (Madrid), ocupado por los presuntos terroristas del 11M«.

«Matanzas en Chechenia y Afganistán»

El imán de Ripoll tenía en su vivienda de Vilanova i la Geltrú otro libro que también coincide con los encontrados en un ordenador del piso de Leganés en el que, supuestamente, se inmolaron los terroristas implicados en el 11M. Se trata de una obra titulada El eslabón de los deberes de la preparación, cuyo autor es Abu Abdelrahman Al-Azari. Según el sumario, «en esta obra se glorifica a los mártires que se sacrificaron en el atentado del 11S» contra las Torres Gemelas.

Como ha informado OKDIARIO, el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty no llegó a ser detenido en la Operación Chacal, a pesar de que compartía piso con el jefe del comando yihadista. Esta célula colaboraba estrechamente con otra que operaba desde Santa Coloma de Gramanet, que ayudó a huir de España a tres terroristas implicados en el 11M: Mohamed Afalah, Mohamed Belhadj y Daoud Ouhnane. Los tres abandonaron el país con destino a Bélgica, para desde allí dirigirse a Irak.

11M
El libro «Entre dos métodos» sobre la Yihad se encontró en casa del imán de Ripoll y en el piso de Leganés en el que se inmolaron varios terroristas del 11M.

La Policía encontró en el registro de la vivienda de otro de los implicados en la Operación Chacal, Abdeslam Touzni, textos sobre la Yihad aún más explosivos. En uno de ellos, titulado Lecciones sobre la desgracia de Bosnia, se puede leer lo siguiente: «Es el hombre quien debe morir por la religión, su gente, dignidad y sus bienes. En este caso, la mujer puede, si quiere, prestar apoyo psicológico y material. Aunque su Yihad consiste en dar una educación islámica a la generación del futuro para que ésta pueble la tierra y genere beneficios».

En otro pasaje, especialmente cargado de odio, la misma obra señala: «Occidente es el que protege a Israel, el que hasta el momento ocupa Ceuta y Melilla, es el que mata a los niños y madres iraquíes, es el que asó a los niños de Bosnia en los hornos y obligó a sus madres a comer a sus hijos asados, es el que disfruta ahora viendo las matanzas en Chechenia y Afganistán, y anteriormente en Somalia y Líbano».

11M
Otra de las obras halladas en los dos domicilios: «El eslabón de los deberes de la preparación (para la Yihad)»

Y remata con las siguientes palabras: «Occidente es el que esclaviza a los inmigrantes en los túneles y carreteras después de haberlos hecho pasar hambre y empobrecido en sus países, es el que eliminó el Islam y despojó a la gente de sus derechos. Occidente es el que te impone cómo te vistes, respiras, andas y hablas, cómo escribes, duermes, bailas, bebes alcohol, vendes tu honor en los hoteles de la prostitución y los casinos…»

El mismo libro, hallado en casa de uno de los detenidos en la Operación Chacal, indica en otro capítulo: «Vuestra libertad occidental, de la que tanta gala hacéis, la conocemos a través del matrimonio de dos personas del mismo sexo, la libertad de las chicas que venden sus cuerpos en los arcenes de las carreteras, y no sólo en hoteles o prostíbulos, sino también hay ejemplos de prostitución en autobuses, trenes e incluso en mercados.

En la Operación Chacal también fue detenido un primo del imán de Ripoll, Mustapha Es Satty. En su casa, la Policía halló recortes de periódicos sobre la detención de salafistas en Marruecos, noticias sobre los mujahidines en Chechenia y Afganistán y varios comunicados del entonces líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

El ejemplo de los «mártires» de la Yihad

Otro documento hallado en el mismo domicilio «utiliza las biografías de varios [terroristas] suicidas, presentándolos como ídolos y ejemplos a seguir por los buenos musulmanes, y pide la completa destrucción de Estados Unidos», según consta en las actas policiales.

Como ha informado OKDIARIO, el imán de Ripoll no fue procesado en la Operación Chacal porque la Policía se equivocó de número al pinchar su teléfono. Los cinco principales responsables de la célula yihadista que operaba desde el domicilio del imán de Ripoll fueron condenados por la Audiencia Nacional a penas de siete años de cárcel.

Sin embargo, el Supremo anuló luego la sentencia y absolvió a todos los acusados, porque los abogados de la defensa alegaron que sus clientes habían sufrido malos tratos y porque no se encontró la autorización judicial del primer pinchazo telefónico que permitió iniciar la investigación.

Lo último en Investigación

Últimas noticias