Los documentos que prueban que Risto y su empresa cobraron 16,5 millones de la trama corrupta del BBVA

Risto
El publicista y presentador Risto Mejide, junto a algunos de los documentos que prueban la participación de su empresa en la trama corrupta del BBVA.

Los documentos en poder de OKDIARIO demuestran que Risto Mejide y su socio Marc Ros pegaron un pelotazo de 16,5 millones de euros de las arcas del BBVA por medio de su sociedad After Share con la ayuda del anterior presidente Francisco González. El presentador televisivo miente cuando lo niega. Este periódico desvela hoy con papeles las evidencias de la trama corrupta.

El presentador mientras trabajaba para el banco compartía acciones con González y su yerno en una sociedad de Londres. Sin embargo, era tal el grado de impunidad con el que se desenvolvían algunos de los directivos de la entidad bancaria que llegaron a montar un chiringuito para desviar dinero de las partidas de Publicidad a cuentas personales. Y para articular esa trama corrupta, según las investigaciones, los conspiradores echaron mano de After Share. De esa manera, la firma de Mejide se convirtió en un nexo opaco en algunas de las transferencias irregulares.

Por todo ello, la sociedad de Risto, After Share, aunque él lo desmiente de manera balbuceante y sin argumentos, aparece en las pesquisas como “cooperadora necesaria” en la trama corrupta. Figura como una pieza clave en el sistema de facturas falsas y sobrefacturaciones.

Según la demanda que el banco presentó ante la Fiscalía de Madrid por los delitos de apropiación indebida, administración desleal y falsedad en documento mercantil, la empresa y el socio de Risto Mejide aparecen como “denunciados”. El presentador televisivo era, en el momento de la comisión de esos todavía supuestos delitos, administrador solidario y copropietario del 50 % de la firma publicitaria. Los datos del registro son concluyentes.

Durante la semana pasada, Risto utilizó el programa Todo es Mentira para desmentir las informaciones de OKDIARIO. Pero sus argumentos fueron tan inocuos y baladíes que tuvieron que acudir a una fantasmagórica asociación anticorrupción para atacar a este periódico con falsedades y exageraciones, en medio de un verdadero sainete televisivo.

Tanto Risto y los humoristas del programa como el personaje entrevistado hicieron gala de un total desconocimiento del sistema legal español que afecta a los medios de comunicación en materia de rectificación de noticias.  Intentaron encubrir las evidencias desveladas por OKDIARIO con una asociación que defiende a una parte de las cloacas de la Policía. Y para lograr sus fines no dudaron en desprestigiar con invectivas a la juez que instruyó el caso Nicolay. Se da la circunstancia de que es la única magistrada que hasta la fecha ha conseguido sentar al comisario José Villarejo en el banquillo de los acusados.

Las mentiras de Risto

Risto, que se presenta todos los días televisivamente y a través de su cuenta de tuiter como un paladín de la honestidad y de la transparencia, se enfrenta desde hace años a un fraude económico que nada tiene que ver con una demanda civil sobre el derechos al honor o a la propia imagen a la que están expuestos todos los medios de comunicación.

Sin embargo, el presentador televisivo se ve enlodado por un caso de corrupción que afecta de lleno a After Share, la misma que pegó en el BBVA el pelotazo de 16,5 millones de euros. Es cierto que en la lista de denunciados del BBVA y de la Fiscalía no aparece su nombre, pero también es verdad que entre los demandados figura su socio, con quien compartía el 50% de la empresa cuando se consumó el supuesto fraude. Risto además era el administrador solidario de la empresa y la persona a la que concedieron los contratos.

OKDIARIO desmonta hoy las mentiras de Risto con los documentos de la investigación que prueban la evidencia de que el showman televisivo, como mínimo, debería asumir la misma responsabilidad que su socio. Se reproducen más de una docena de documentos que retratan el comportamiento del publicitario que se permite el lujo de denunciar a unas supuestas “cloacas periodísticas” cuando el hedor a cieno rezuma en su propia empresa.

Nadie puede negar, ni aunque el propio Risto se esfuerce, que fue fundador y propietario de After Share en 2007 cuando comenzó su relación millonaria con el BBVA, que fue socio del presidente del banco en una empresa de Londres, que las memorias económicas de su sociedad reflejan un pelotazo continuado durante seis años, que After Share y su socio Marc Ros fueron denunciados por la entidad bancaria y la Fiscalía, que siguen siendo investigado por un Juzgado de Madrid, que formaron parte de una trama corrupta, que fueron utilizados como cómplices para desviar el dinero investigado, que conocían el modus operandi de los defraudadores, que participaron en un sistema opaco de facturas falsas y que una serie de emails ponen al descubierto el protagonismo desempeñado por la sociedad de Risto en toda la trama, entre otras evidencias.

1. Preparados para hacerse millonarios

Los datos registrales de After Share, después de un exhaustivo rastreo por parte de OKDIARIO, demuestran que Risto Mejide y su socio constituyeron After Share para poner en marcha su colaboración con el BBVA. La sociedad fue constituida en enero de 2007 en el mismo mes en que comenzaron su andadura publicitaria en el banco.

Risto aparece en la fundación de la sociedad como administrador único y luego pasa a ser administrador solidario de Marc Ros.

En los seis años de colaboración con el BBVA, After Share fue la más beneficiada de una veintena de firmas que, según la investigación, habían servido de pantalla para el desvío ilícito de dinero del banco.

After Share fue constituida en Barcelona con un capital social de 3.000 euros con el objeto social de “la creación de planes estratégicos de comunicación, la realización de proyectos publicitarios y comunicación, estudios de audiencias y planes de optimización de las mismas para todo tipo de medios de comunicación”. Su primer domicilio social fue constituido en la calle Muntaner, 269.

Risto
Risto Mejide y su socio Marc Ros firman las cuentas oficiales de After Share como administradores solidarios de la compañía.

2. La rama londinense

OKDIARIO tiene en su poder además los documentos del registro londinense que demuestran que Risto y el ex presidente del BBVA, Francisco González, formaron parte del accionariado de Medicanimal Limited, una empresa británica con sede en Londres dedicada al sector de la veterinaria.

Medicanimal Limited, con domicilio social en el 48 de King Street de Norfolk, también fue constituida en enero de 2007. Fue un regalo del entonces presidente del BBVA a su hija María. El yerno de González, el francés Iván Alexis Retzignac, se convirtió en el CEO de Medicanimal Limited. Y lo más sorprendente: entre los accionistas de la empresa aparecen Risto Mejide y su socio Marc Ros con 4.082 acciones, cada uno.

Risto
Risto Mejide aparece como accionista de la sociedad de Medicanimal Limited, registrada en el Reino Unido.

BBVA
El ex presidente del BBVA, Francisco González, aparece como socio de Risto en la misma sociedad.

BBVA
El yerno de Ignacio González, Iván Alexis Retzignac, fue nombrado consejero delegado de Medicanimal Limited.

3.- Los balances del ‘pelotazo’

Si se realiza un repaso a los balances de la sociedad After Share entre 2008 y 2012 –en 2007 no presentó cuentas– uno se encuentra con unos resultados que más de una empresa quisiera tenerlos para sí.  En 2008  facturó 3.473.543,47 euros. En 2009, 3.628.463,61.  En 2010, 6.558.095 euros. En 2011, 6.306.071,06. Y en 2012, 4.866 908,99. Todos ese flujo monetario coincide con la época del pelotazo en el BBVA. El año 2010 fue el más rentable para la compañía.

Y en materia de dinero efectivo que presentaba la compañía en sus balances el año más lucrativo fue el 2008. Sorprendente porque la empresa tan sólo llevaba funcionando un solo año. En aquel ejercicio, Risto y su socio disponían en caja de un efectivo de 694.585,90 euros.

Risto
La compañía de Risto y su socio, After Share, declaró una facturación de 3,4 millones de euros en 2008.

Risto
La compañía de Risto y su socio declaró una facturación de 6,5 millones de euros en 2010 y 6,3 millones en 2011.

Cuando el banco descubrió la trama corrupta en 2012 After Share alcanzó su declive. A partir de que se le acabara el chollo del BBVA, la empresa de Risto y socio, After Share, entró en números rojos. Basta dar un repaso a las cuentas de resultados de 2013, 2014 y 2015, que presentaban pérdidas.

After Share
La compañía de Risto, After Share, entró en números rojos tras descubrirse la trama y en 2015 declaró unas pérdidas de 294.246 euros.

4. La auditoría de infarto

En 2012, el BBVA encargó a sus técnicos una auditoria interna para descubrir a la trama corrupta que desviaba dinero del presupuesto de Publicidad. Ya en el folio 2 de la auditoria del BBVA aparece After Share en primer lugar en lo que la entidad bancaria cataloga como “Análisis de las sociedades relevantes involucradas en el perjuicio económico experimentado por BBVA”.

After Share
La empresa de Risto y su socio encabeza la auditoría interna encargada por el BBVA sobre "las sociedades relevantes involucradas en el perjuicio económico" al banco.

En el folio 4, la sociedad de Risto figura en un cuadro como el nexo entre el origen y el destino de los fondos del banco en las entregas del dinero. Los redactores escriben: “En base a las evidencias digitales, el destino de los fondos desviados a After Share no respondía a una prestación real de servicios”.

After Share
La auditoría interna explica que la empresa de Risto, After Share, cobró fondos del BBVA que "no respondían a la prestación real de servicios".

5. BBVA denuncia a After Share

El 28 de junio de 2013, el BBVA decidió presentar una denuncia ante la Fiscalía de Madrid por los delitos continuados de apropiación indebida y administración desleal, así como de falsedad en documento mercantil. Pero lo sorprendente del escrito del banco, supervisado por el letrado Sánchez Junco,  es que dejan fuera de la denuncia a Risto Mejide. Sólo la presentan contra el cincuenta por ciento de After Share, contra su socio Marc Ros Samso.

Además de la imputación de Marc Ros, la sociedad After Share también figuraba en la denuncia de la entidad bancaria como responsable civil subsidiario de los delitos investigados y en la querella presentada por la Fiscalía ante los Tribunales de Madrid .

After Share
Encabezamiento de la denuncia presentada por el BBVA ante la Fiscalía contra la empresa de Risto, After Share, y otros proveedores del banco.

6. El operativo de la trama corrupta

El banco y la Fiscalía de Madrid explican cuál era el método para el desvio del dinero:  a través de “la facturación de servicios que eran pagados por la Entidad” y que, finalmente, no eran prestados y “la sobrefacturación de servicios de publicidad”, que nunca se realizaban.

Según el banco, el equipo corrupto del banco “constituía bolsas de fondo que quedaban a su disposición en las cuentas de estos proveedores”. Y, entre esos proveedores, el que más dinero obtuvo de los presupuestos del BBVA fue After Share, según la denuncia de la entidad bancaria.

Risto
La denuncia explica el mecanismo mediante el cual se detraían irregularmente los fondos del BBVA.

7. Los ingresos de After Share

Según las cuentas internas del banco, a las que ha tenido acceso OKDIARIO, la sociedad del televisivo Mejide llegó a ingresar directamente del Grupo BBVA, entre enero de 2007 y julio de 2012, la astronómica cifra de 16.439.078,88 euros. La entidad bancaria se convirtió en todo ese tiempo en el cliente más importante para Risto.

La auditoría de la entidad financiera, clasificada por el banco como “confidencial”, refleja en un gráfico el desglose de las partidas que durante todo ese tiempo acabaron en las cuentas de After Share: 15.999.079 de BBVA España; 260.000 de BBVA Bancomer de México; 120.000 de BBVA Compass de Estados Unidos y 60.000 de BBVA de Puerto Rico. En total, en seis años, 16.439.078,88. Es decir, una media 4.1 millones por ejercicio y a través de un sólo cliente. Todo un lujo para cualquier firma publicitaria.

Las relaciones con el BBVA eran tan boyantes que, ya en el primer año de funcionamiento de la sociedad, en el ejercicio 2007, Risto y su socio se adjudicaron un salario anual de 243.304,45 euros, como figura en la memoria económica de la sociedad.

Risto
La auditoría interna del BBVA recalca, de nuevo, que el banco realizó pagos a la empresa de Risto que "no respondían a una prestación real de servicios".

8. Al tanto de los hechos

After Share como otras agencias, según los auditores del BBVA, conocía de antemano la mecánica de defraudación de los denunciados y colaboraba de manera consciente en el desvío de los fondos: “El presente informe trata de hacer énfasis en las distintas operativas llevadas a cabo para desviar fondos de forma irregular de BBVA en connivencia con distintos proveedores del área de Publicidad”.

Risto
La denuncia explica que los pagos irregulares se realizaron con la connivencia de determinados proveedores del banco denunciados, entre ellos, After Share.

9. Los emails que prueban la corrupción

La importancia de la sociedad del presentador de Todo es Mentira en la trama corrupta queda reflejada en los emails que obran en poder de la justicia.

“En relación a estas bolsas de fondo, y tal como evidencia los correos electrónicos identificados, los pagos realizados por BBVA a After Share no respondían a una prestación real de servicios”, recalca el informe confidencial que fue entregado a la Justicia y colocaba a la sociedad del presentador de Cuatro en una situación muy comprometida.

Los correos electrónicos cruzados entre los directivos del banco y After Share delatan la complicidad de Risto Mejide y su socio Marc Ros en la trama de corrupción.

El 18 de julio de 2010, el responsable de Publicidad del BBVA contesta un correo electrónico de la nueva directora financiera de Aftershare.TV –al menos, así se presentaba ella en un email anterior– con el siguiente texto: “He revisado los dos Excel que me mandaste con las cuentas de América y he incluido rectificado varios conceptos que tenían fallos…. Te he incluido en el fichero, en ingresos, el saldo positivo de 2009 y dos facturas que hay que incluir aquí y que no tenías sumadas”.

En otro correo, con fecha 9 de enero de 2010, le piden al socio de Risto, Marc Ros, que emita dos facturas a BBVA por un importe de 38.706,90 euros, dinero que iba a “incrementar el saldo de la bolsa constituida en After Share” para ese ejercicio, según el informe en poder de la Justicia.

After Share
Correo electrónico remitido por la directora financiera de Aftershare.TV al BBVA.

After Share
El responsable de Publicidad del BBVA contesta a la directora financiera de Aftershare.TV que ha rectificado el importe de los pagos.

Risto
Emails dirigidos por el BBVA al socio de Risto Mejide, Marc Ros.

10. La Fiscalía entra en escena

La Fiscalía madrileña, presidida por Manuel Moix, abrió el 9 de septiembre de 2013 unas diligencias de investigación y, meses después, el 16 de enero de 2014, presentó una querella criminal contra Marc Ros Samso, la media naranja de Risto en After Share, y otros proveedores del banco. El escrito estaba firmado por el fiscal de la Audiencia Provincial de Madrid, Cuesta Sánchez.

El Ministerio Público deja en claro en su escrito: “Los querellados sin perjuicio de dirigir la acción penal y/o civil a otras personas que pudieran aparecer en los hechos denunciados a lo largo de la instrucción de esta causa”.

Risto
Encabezamiento de la querella criminal que la Fiscalía de Madrid presentó por estos hechos.

11. La apertura de la investigación

El Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid decidió incoar las diligencias previas 522/14, que siguen abiertas a día de hoy. Están tan activas que hace una semana declaró como testigo el director de Identidad y Control Presupuestario del BBVA.

Risto
La Fiscalía pide al juez instructor que tome medidas cautelares para esclarecer el destino de los fondos desviados del banco.

12. Las alegaciones del banco

A petición de la Fiscalía y el Juzgado, el equipo jurídico del BBVA presentó  en 2016 una serie de alegaciones para concretar aspectos de la querella. En el apartado 14 el banco mantiene que el jefe de Publicidad “disponía en el proveedor After Share de ‘bolsas’ de fondos, al menos, en los años  2009 y 2010”.

En el punto 16, los asesores de la entidad financiera señalan: “Esta circunstancia confirma el mecanismo defraudatorio antes descrito. ¿Qué razón tendría After Share para regalar estos importes…. Pues antes, se los hubiese regalado y en mayor cuantía a After Share…”.

After Share
El escrito alude al dinero que el BBVA habría "regalado" a la empresa de Risto y su socio, After Share.

Y 13. Risto y Ros se quitan de en medio

En 2013, cuando los dos socios ya estaban al tanto de las acciones que el BBVA tenía previsto emprender contra After Share, optaron por nombrar administrador único de la firma publicitaria a Before Share. No era una sociedad extraña para ellos ya que Risto figuraba como apoderado y Marc Ros como representante.

Al mismo tiempo, Risto inaugura en la Comunidad Valenciana After Share Valencia y, en 2018, After Share Madrid, con la que opera en la actualidad.

After Share
En 2013 la sociedad Before Share asumió el cargo de administrador único de la firma de publicidad de Risto, After Share.

Lo último en Investigación