La consultoría de Redondo facturó en dos años un millón de euros mientras asesoraba a dirigentes del PP

La consultoría de Redondo facturó en dos años un millón de euros mientras asesoraba a dirigentes del PP
El presidente Pedro Sánchez, el 'popular'José Antonio Monago e Iván Redondo.

La consultoría del gurú de Pedro Sánchez, Redondo y Asociados Consultores Políticos y de Comunicación SL, facturó en dos años casi un millón de euros, al mismo tiempo que Iván Redondo asesoraba políticamente a dirigentes del Partido Popular, entre ellos al extremeño José Antonio Monago. En el ejercicio de 2011 los ingresos de la sociedad alcanzaron los 551.576,10 euros y, en 2012, los 420.323,26 euros. En total, 971.899 euros.

Redondo, tras colaborar con la Dirección Nacional del PP y participar como spin doctor en las campañas autonómicas de Antonio Basagoiti en el País Vasco y municipales de Xavier García Albiol en el ayuntamiento de Badalona, decidió constituir en mayo de 2009 Redondo y Asociados Consultores Políticos y de Comunicación SL, una mercantil ubicada en un inmueble del barrio de Salamanca de Madrid.

Según el Registro de la Propiedad, la sociedad no tiene ningún inmueble a su nombre y no figura en bases de datos jurídicas como condenado en ningún tribunal de Justicia con ninguna de las denominaciones de la sociedad. Tampoco figuran filiales de esta empresa en el extranjero.

En aquel año del 2009, el jefe de los fontaneros de Presidencia del Gobierno, además de sus retribuciones del PP que alcanzaron la cifra de 207.088 euros –como ha desvelado OKDIARIO– llegó a facturar a través de Redondo y Asociados 95.182,00 euros en tan sólo siete meses de actividad.

Los ingresos registrados por Iván Redondo y su consultora desde 2009.

Tras su fructífera experiencia en Génova, el PP de Extremadura contrató los servicios del joven spin doctor de 30 años, que ya se había hecho un nombre entre los cuadros medios de los populares y entre algunos dirigentes regionales. El candidato del partido a la Presidencia de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, decidió fichar a Redondo para preparar la campaña a las autonómicas del 22 de mayo de 2011, tras obtener buenas referencias en la sede de Génova. Faltaba un año para la cita, pero Monago estaba plenamente convencido de que iba a ganar los comicios regionales, pero necesitaba ayuda de los expertos y una visión política exterior al partido.

El que luego sería consejero de Sanidad, Luis Alfonso Hernández, le comentó a Monago de la existencia de una consultoría de un joven llamado Iván Redondo y el candidato concertó con él una cita en Madrid. El acuerdo con el asesor se fraguó en mayo de 2010, motivado por las excelentes referencias que había recabado sobre el polítologo en la sede de Madrid. Como las arcas de los populares extremeños no era tan boyantes como las de Génova, acordaron un salario neto de 3.500 euros netos al mes, según ha podido recabar OKDIARIO de fuentes extremeñas. También cerraron un variable: la aportación de un plus si se ganaban las elecciones. Al principio, Redondo comenzó a trabajar desde Madrid pero, finalmente, se vio obligado a desplazarse a Mérida para realizar sus tareas de asesoramiento junto al candidato Monago.

Una empresa con suerte

Ese ejercicio de 2010, Redondo y Asociados declaró unos ingresos de 262.214,14 euros. Según delatan los datos registrales, Redondo en ese año seguía siendo el administrador único de la consultoría política. OKDIARIO no ha podido aclarar si en esa cantidad, el número dos de Sánchez también incluyó sus ingresos del PP extremeño.

Iván Redondo constituyó su consultora en mayo de 2009.

El fichaje de Redondo resultó fructífero, ya que Monago ganó las elecciones y fue investido presidente de la Junta de Extremadura en junio de 2011 con la abstención de los tres diputados de Izquierda Unida. El gurú de La Moncloa cumplió su palabra: “Desde que llegó a Mérida se lo tomó como un reto y arrimó el hombro a Monago para que fuera presidente. Y recibió su premio”, comenta a OKDIARIO un alto cargo del PP.

Redondo fue nombrado el 7 de septiembre de 2012, un año después de la victoria electoral, director de Gabinete de la Presidencia de la Junta de Extremadura con rango de consejero. Entonces pasó a percibir una nómina de unos 70.000 euros anuales. Permaneció en el cargo hasta la derrota electoral del PP en las siguientes elecciones autonómicas de 2015. Los populares extremeños no tenían fondos para mantener su contrato y decidió regresar a Madrid. El experto en asesoría política les dijo que pensaba orientar sus pasos a la consultoría para grandes empresas, pero reapareció con Sánchez en el escenario político en 2017.

José Antonio Monago nombró a Iván redondo director del Gabinete de Presidencia de la Junta de Extremadura en septiembre de 2012.

Antes de ser nombrado consejero de la Junta, Redondo renunció a su cargo de administrador único en Redondo y Asociados, en septiembre de 2012, por las incompatibilidades que conllevaba su destino en la Administración. Su esposa, Sandra Rudy Cobo, pasó a ocupar su responsabilidad societaria.

En sólo dos años de los seis de su aventura política en Extremadura, mientras fue asesor de Monago y director de Gabinete de Presidencia, la sociedad de Redondo llegó a facturar en los ejercicios de 2011 y 2012 la suculenta cifra de 971.899 euros. No obstante, en las cuentas que aparecen en los balances de la compañía se declaran unos gastos en 2011 de 520.183 euros, entre explotación y personal, y de 372.540 euros, en 2012. En total, en esos dos años, los beneficios de Redondo y Asociados ascendieron a 78.996 euros.

La cuenta de resultados de la consultora de Iván Redondo en los ejercicios 2010 y 2011.

Un año después de ser nombrada Sandra Rudy administradora única, la esposa de Redondo modificó la denominación social de la empresa, que pasó a llamarse Erre Consultoría Corporativa SL. El nombre de la mercantil “Erre” guardaba relación con la consonante de las iniciales de los primeros apellidos del matrimonio: “Erre” de Redondo y de Rudy. Compartía letra, pero Iván Redondo ya no figuraba al frente de la consultora, como queda acreditado en el registro mercantil.

Tres cambios de denominación

En los restantes años (2013, 2014 y 2015) en los que Redondo permaneció en el Gobierno extremeño, ya con su mujer como responsable de la sociedad, su empresa llegó a ingresar 313.367 euros.

La cuenta de resultados de la consultora de Iván Redondo en 2012 y 2013.

La compañía del rasputín de La Moncloa llegó a cambiar hasta tres veces de denominación social. Comenzó llamándose Redondo y Asociados Consultores Políticos y de Comunicación SL hasta agosto de 2013, que cambió a Erre Consultoría Corporativa. El 17 de febrero de 2016, con Redondo ya de vuelta en Madrid, la firma recuperó su primera denominación: Redondos y Asociados Consultores Políticos y de Comunicación. La nueva marca no duró mucho porque, tras el ingreso de Redondo en el Gobierno de Sánchez, pasó a llamarse Erre y Asociados Consultores de Comunicación, el 16 de noviembre de 2018.

Cuando Redondo recuperó la titularidad de la empresa, su mujer Sandra Rudy Cobo fue designada apoderada hasta el 17 de abril de 2017. Posteriormente, el 20 de junio de 2018, a raíz de su nombramiento como jefe de Gabinete de La Moncloa, Redondo cesó como administrador único, pasando su mujer a convertirse en la máxima responsable de la consultoría. En la actualidad, Sandra Rudy Cobo posee el 100% del accionariado por las incompatibilidades de su esposo.

La mujer de Iván Redondo, Sandra Rudy Cobo, asumió el cargo de administradora única de su sociedad en 2018.

La sociedad del matrimonio Redondo-Rudy ingresó en 2016 la cifra de 117.172 euros y en 2017, ya de Redondo como asesor de Sánchez, 192.120 euros.

Tras su paso por el PP, en el que llegó a ganar más dinero que su presidente Mariano Rajoy; sus casi seis años de asesor de Monago y sus campañas con Antonio Basagoiti y Xavier García Albiol, Redondo se introdujo en la puerta giratoria y, a mediados de 2017, se pasó al “enemigo”. El spin doctor se convirtió en la mano derecha de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE en las que se enfrentaba a Susana Díaz, en las que logró colocar a su tutelado en la Secretaría General de Ferraz.

A partir de ahí, fue escalando peldaños hasta entronar a Sánchez en el palacio de La Moncloa, tras la moción de censura contra Rajoy y consolidar después a su candidato en las elecciones de noviembre de 2019. Esos dos años, con Redondo como número dos de La Moncloa, también fueron muy productivos para Erre Asociados: en 2018 facturó 249.561 euros y, en 2019, 262.554 euros.

Una fuente del PP de Extremadura destacó a OKDIARIO que Redondo tenía experiencia en mociones de censura porque él tuvo que afrontar una del líder socialista extremeño Vara contra Monago, que no prosperó por falta de una mayoría alternativa. El número dos de Sánchez aprendió que antes de las votaciones parlamentarias había que cerrar herméticamente la suma de los escaños. Redondo demostraba que era un lumbreras para la consultoría política, pero también para los negocios.

Lo último en Investigación

Últimas noticias