La agenda de Villarejo desvela citas con Monedero y Podemos para desbloquear una cuenta en África

Villarejo Monedero
El fundador de Podemos Juan Carlos Monedero y el comisario José Manuel Villarejo.

La agenda secreta de José Villarejo demuestra que el comisario se reunió con representantes de Izquierda Unida (IU) y Podemos, entre ellos Juan Carlos Monedero, entre 2016 y 2017, para recibir un encargo especial: el desbloqueo de una cuenta de un banco africano con dinero procedente de Venezuela, según denunció el propio Villarejo ante el juez de la Audiencia Nacional.

El nombre del cofundador de Podemos aparece escrito en una de las páginas de la libreta con la fecha “20-10-16” y la anotación: “Cita Monedero”.

La agenda de Villarejo desvela citas con Monedero y Podemos para desbloquear una cuenta en África
Villarejo anotó en su agenda el 20 de octubre de 2016: «Cita Monedero».

En otra de las libretas de Villarejo, que forma parte del sumario de la causa Tándem, aparece la inscripción “Sobre cita con POD” –19 de junio de 2017– junto al nombre “MANU GONZA”. Las agendas le fueron incautadas a Villarejo por los agentes de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) durante el registro de su domicilio en plena operación Tándem, el 3 de noviembre de 2017.

Las siglas “POD” corresponden a Podemos, según ha podido verificar OKDIARIO,  y el intermediario “MANU GONZA” es Manuel González, un histórico militante del Partido Comunista de España (PCE) y de Izquierda Unida con quien el comisario mantenía una estrecha relación desde su etapa de dirigente sindical de la Policía en los años 80.  Tal era su proximidad con el militante comunista que Villarejo se dirigía a él con su “nombre de guerra” de la clandestinidad: ‘Lenin’. Así aparece en otras anotaciones reflejadas en las agendas de 2015.

La agenda de Villarejo desvela citas con Monedero y Podemos para desbloquear una cuenta en África
Villarejo anotó en su agente un encuentro con el dirigente de IU Manuel González sobre su cita con Podemos.

El principal motivo que justificaba tales encuentros con Monedero y otros representantes de Podemos, según desveló Villarejo después al juez Manuel García-Castellón, era el interés que el comisario había despertado en la formación de Pablo Iglesias. Los morados pretendían que Villarejo desbloqueara una partida de dinero depositada en una cuenta de un banco africano procedente de Venezuela, a la que no podían acceder los dirigentes podemitas.

Los fondos, supuestamente, procedían de las arcas del régimen chavista que durante años financió a los fundadores de Podemos. Al menos, así se lo trasladó a Villarejo el dirigente comunista Manuel González, cuya formación Izquierda Unida formaba parte, desde mayo de 2016, de la coalición electoral con el partido de Iglesias y Monedero, tras la firma del conocido como “pacto de los botellines”.

El dirigente comunista, que aparece en las agendas de Villarejo con tres claves diferentes –“MANU GONZA”, “MAN GON” y “Lenin”– mantenía un estrecho vínculo con la cúpula de Podemos porque había introducido a sus fundadores (Iglesias, Errejón y Monedero, entre otros) en el Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia de Hugo Chávez. Una relación que, posteriormente, les generó a todos ellos y a Podemos unos pingües beneficios.

La denuncia al juez García-Castellón

En las fechas, en las que Villarejo y ‘Lenin’ recuperaron sus contactos de manera recurrente para mantener los encuentros con los primeros espadas de Podemos, el comisario ya estaba siendo investigado por el CNI, el Sepblac (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias), la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Policía. Su nombre, además, había sido señalado en los medios de comunicación como el “comisario de las cloacas”. Se producía la gran paradoja: los dirigentes del partido que lo repudiaban públicamente como el máximo representante del inframundo del Estado, se interesaban entre bambalinas por sus servicios.

Villarejo Monedero
En ocasiones, Villarejo aludía al dirigente de IU Manuel González por su apodo de guerra: «Lenin».

Para desacreditar a la entonces ministra de Justicia, Dolores Delgado, que aparecía en una grabación con Villarejo, Pablo Iglesias llegaba a manifestar en septiembre de 2018: «Quien se reúne de manera afable con un personaje de la basura, de las cloacas de Interior en nuestro país, debe alejarse de la vida política porque hace daño a la mayoría parlamentaria que protagonizó la moción de censura y porque no es aceptable que en este país haya ministros que sean amigos de tipejos como Villarejo».

Iglesias hacía esas declaraciones un año después de que el comisario fuera detenido en su casa de Boadilla del Monte (Madrid) y cuando el comisario había mantenido contactos con dirigentes de su coalición.

‘Lenin’ se convertía en el intermediario de Podemos porque conocía a Villarejo desde la década de los 80. Tal grado de proximidad entre ambos queda reflejado en las agendas incautadas al comisario por los agentes de la UAI. En la hoja correspondiente al 16 de junio de 2017, el comisario anotaba: “MAN GON: aviso Évole”. Se refería a la entrevista que había concedido al periodista de Salvados, Jordi Évole y que se mantenía en secreto hasta su emisión en La Sexta el 25 de junio de aquel año.

En otra de las libretas se hacía patente aún más la proximidad entre Villarejo y el dirigente comunista. El comisario anotaba el 16 de diciembre de 2016: “MANGON llamó para que le quitara una multa a su hija. Mandó los datos”.

La agenda de Villarejo desvela citas con Monedero y Podemos para desbloquear una cuenta en África
El dirigente de IU Manuel González telefoneó a Villarejo para que le quitara una multa a su hija, según anotó el comisario el 16 de diciembre de 2016.

Las anotaciones de Villarejo sobre Podemos tienen una importancia judicial porque sirven para contrastar el contenido del escrito que presentó, tras su detención, en el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. En esa misiva dirigida a su titular, al magistrado Manuel García-Castellón, el comisario afirmaba que había conocido “una serie de informaciones” sobre Podemos que, según él, quedaban acreditadas en la causa: “Podría citarse al abogado Manuel González, que al estar documentada la relación que mantenía conmigo, entiendo que podía aportar detalles de cómo introdujo a Monedero y a otros de Podemos en la cúpula bolivariana, así como los acuerdos que había”.

Villarejo se mostraba aún más contundente cuando se refería a la cuenta africana de Podemos: “Supe de una importante suma existente en un país africano que el propio González me informó, pidiéndome ayuda para poder traerla a España. Aunque le seguí la corriente alguien le debió advertir porque cortó súbitamente la información sobre ella”.

El protagonismo de Angola

El comisario encarcelado desde noviembre de 2017 nunca aportó el nombre del país, pero en sus agendas sí destaca las relaciones de MAN-GON (Manuel González) con Angola. El 13 de octubre de 2016, en un mes donde aparecen varias anotaciones relacionadas con González, Villarejo escribía junto a la clave “JOY” (Adrián de la Joya, amigo y socio del comisario): “Hoy va a MAN GON para varios temas (Fundación Do Santos). Isabela Do Santos y la compra de otro banco en Angola a La Caixa”.

Isabel Dos Santos es la hija del ex presidente de Angola, José Eduardo Dos Santos, el líder del movimiento revolucionario MPLA de corte comunista, que dirigió el país entre 1979 y 2017. Se convirtió en uno de los dirigentes más corruptos del continente africano, llegando a acumular un patrimonio ingente.

Villarejo Monedero
Villarejo anotó que el empresario Adrián de la Joya tenía un encuentro con el dirigente de IU Manuel González para hablar de la «compra de otro banco en Angola».

Isabel Dos Santos es la primera mujer multimillonaria del continente africano, según la revista Forbes, que calcula su fortuna en más de 3.000 millones de dólares. Está siendo investigada por corrupción.

Entre las numerosas conversaciones con la gente de su entorno que fueron grabadas subrepticiamente por Villarejo destacan varias con Angola y Adrián de la Joya como protagonistas. La más interesante corresponde a finales de enero de 2017, en la que Villarejo y su socio De la Joya comen con otras personas, entre ellas el abogado Javier Iglesias, en la que hablan de manera extendida sobre el país africano. El almuerzo también quedó reflejado en la agenda del comisario.

Jamás ningún enjuiciado se ha presentado ante un tribunal con una vida tan trasparente como la de Villarejo. Como señala uno de sus amigos en las Fuerzas de Seguridad del Estado, el comisario encarcelado –entre cintas, pendrives, archivos, testimonios, notas informativas y agendas– se ha convertido en el personaje más cristalino de la historia reciente de España: “Nunca me había enfrentado a una cloaca tan traslúcida y purificada y con tanta publicidad”, manifestó a OKDIARIO.

Lo último en Investigación

Últimas noticias