La ‘feminista’ Delgado le dijo a Villarejo que vio a «tíos del Supremo y la Fiscalía con menores»

El comisario José Manuel Villarejo.
El comisario José Manuel Villarejo.

Dolores Delgado será la nueva fiscal general del Estado a propuesta de Pedro Sánchez. Su nombramiento no está exento de polémica, no sólo porque pase de ser ministra de Justicia a fiscal general del Estado, sino porque tras acceder al ministerio se enfrentó al escándalo de las grabaciones del ex comisario Villarejo.

La ex ministra se vio salpicada en la causa de Villarejo que se investiga en el Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional sólo tres meses después de acceder al cargo. En ese momento fueron publicados diversos audios en los que su imparcialidad y profesionalidad quedaban muy cuestionadas.

Los audios fueron grabados en una comida que compartió la ex ministra en 2009 con el ex comisario, el entonces magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón y otros mandos policiales.

Los primeros audios revelaban su relación de confianza con el ex comisario José Villarejo y en otros publicados después hacía una alusión homófoba sobre un magistrado que se sentaba con ella en el Consejo de Ministros. Hablaba concretamente del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que llamaba «maricón».

En esas conversaciones, Delgado reconoce también que tiene preferencia por los «tribunales de hombres» porque son, dice, «más transparentes». Y añade: «Mira, yo te voy a decir una cosa. A mí que me den un tribunal de tíos. Y no me llevo mal con las tías. Pero de tíos, que justamente sé por dónde van. En cada gesto, en cada cosa. Sé por dónde van».

Otro audio relataba en la comida con el ex comisario José Villarejo y otros mandos policiales que en un viaje de trabajo a Cartagena de Indias (Colombia) vio a «un grupo de tíos del Supremo y la Fiscalía con menores de edad». Delgado quien da los detalles más comprometedores:

Delgado: «De chicas iba la magistrada esa y yo. Luego íbamos con una serie de gente del Supremo, de no sé qué y de tal… de la Fiscalía General, catedráticos, pitos y flautas. (…) Y estos tíos, missing en combate. Y vamos nosotras dos y me decía ésta ‘vámonos a comprar esmeraldas y bueno, si tu quieres, vamos y tal y cual’. Intentamos quedar con ellos y nos decían que no. Nos vamos a cenar, ella y yo solas, palabra de honor, y nos vamos a tomar mojitos allí a un sitio que nos dicen que vayamos. Y nos vamos allí las dos. Estamos sentadicas las dos solas y cuál es nuestra sorpresa cuando vemos al grupo de tíos del Supremo, de la Fiscalía General…».

Villarejo: «Con 17 años, eh…»

Delgado: «¡Menores de edad! Se levantaron a toda pastilla cuando nos vieron, empezaron con el agobio de que nos habían visto».

Tras el escándalo, Delgado no supo dar explicaciones y comenzó a entrar en contradicciones: no supo explicar cuál era su verdadera relación con Villarejo. Nada más salir a la luz los audios, Delgado dijo que «nunca ha tenido relación de ningún tipo» con el excomisario y tres horas después rectificaba para decir que «no he tenido ninguna relación profesional». Al día siguiente, reconocía que había coincidido con el comisario jubilado «en algún evento», junto a otras personas. Una semana después, ya reconocía haber coincidido con él en «tres ocasiones».

Después, en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados defendió que es una «víctima por partida doble» con la filtración de los audios que grabó el comisario jubilado para «desetabilizar el Gobierno» y lograr su impunidad en el caso ‘Tándem’.

Todas estas declaraciones de Delgado hicieron que la oposición en bloque pidieran su dimisión. Ella misma se lo planteó a Sánchez, pero el presidente del Gobierno se lo prohibió porque ya había tenido demasiadas dimisiones. Ahora la nombra fiscal general del Estado.

Lo último en España

Últimas noticias